Red

La película animada sobre una niña que se convierte en un peludo y oloroso panda rojo, es un nuevo clásico instantáneo producido por los estudios Pixar

Domee Shi

Con las voces de Rosalie Chang, Sandra Oh, Ava Morse, Hyein Park

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cortesía de Disney+

Es toda una fortuna que las nuevas generaciones hayan crecido con las películas animadas de los estudios Pixar. Pero es todo un infortunio que Red, el nuevo clásico de los estudios que nos entregaron a Toy Story, Buscando a Nemo, Los increíbles, Wall-E, Up e Intensamente, no se haya estrenado en una sala de cine para apreciarla en todo su esplendor (Red es la tercera película de Pixar, luego de las fantásticas Soul y Luca, en presentarse en exclusiva por la plataforma de streaming de Disney+).

La directora de origen chino Domee Shi, quien obtuvo el Premio Óscar al mejor cortometraje animado con el excéntrico y entrañable Bao, asume su primer largometraje con gracia y maestría (esta es la segunda cinta de Pixar dirigida por una mujer, luego de la hermosa Valiente).   

Red cuenta la historia de Meilin (con la voz de Rosalie Chiang y las gafas de Mirabel, la protagonista de Encanto). Mei es una niña de trece años de edad de origen chino y que vive en la ciudad de Toronto (al igual que la directora). Su madre es Ming (Sandra Oh), una mujer dominante, exigente y en extremo sobreprotectora, y su padre es Jin (Orion Lee), un hombre comprensivo, calmado y amante de la cocina. 

Mei obtiene las mejores notas en su escuela y tiene tres amigas inseparables: Miriam (Ava Morse), una chica con frenillos y de espíritu rebelde, que la madre de Mei considera “rara”; Abby (Hyein Park), una chica regordeta y bajita, con un entusiasmo desmedido que a menudo se convierte en desespero; y Priya (Maitreyi Ramakrishnan), una chica de apariencia flemática, pero que comparte los mismos anhelos del cuarteto. 

Dos de estos intereses consisten en espiar a un atractivo chico mayor que ellas, el cual atiende un negocio del barrio. El otro es la posibilidad de asistir al concierto de 4*Town, un quinteto juvenil de música Pop, el cual ellas adoran. Como la cinta se desarrolla en el 2002, bien puede pensarse en 4*Town como una combinación entre los Backstreet Boys, *NSYNC y O-Town, las agrupaciones más populares de la época. Pero 4*Town también puede compararse con agrupaciones juveniles más recientes como One Direction, Five Seconds Of Summer o BTS (si los “éxitos” de 4*Town suenan auténticos, es porque detrás de ellos se encuentran Billie Eilish y Finneas O’Connell). 

La vida de Mei transcurre de una manera más o menos normal, hasta que un día se despierta y lo único que ve es algo rojo y extraño. Su madre cree que su hija ha tenido su primera menstruación (estamos ante la primera película animada de Disney que habla directamente sobre el tema), pero lo cierto es que la chica se ha convertido en un peludo y oloroso oso panda escarlata (una metáfora maravillosa para lo que es la pubertad). 

Lo demás no puede revelarse porque uno de los mayores placeres de ver una película de Pixar, consiste en las sorpresas que nos ofrece. Basta con decir que estamos ante una de las mejores películas de los estudios y una de las mejores películas animadas de la historia. Muchos la verán una y otra vez y será parte de una herencia transgeneracional como la que se nos explica en la misma película y que, a su vez, hace parte de la tradición de Disney.  

Red es la película definitiva sobre las confusiones, deseos, vergüenzas, rebeldías, temores y alegrías, que hacen parte de ese estallido hormonal y emocional conocido como la adolescencia femenina. El público preadolescente la encontrará extremadamente cercana a sus propias vivencias y el público adulto se preguntará ¿por qué no tuve una película así cuando era niña?