Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Grandes revelaciones de los documentos de Jeffrey Epstein

Desde las presuntas preferencias de Bill Clinton hasta Epstein incitando a una adolescente a vivir con él, esto fue lo que aprendimos de los documentos liberados recientemente.

Por  JULIA REINSTEIN

enero 4, 2024

Bill Clinton, Jeffrey Epstein y el Príncipe Andrés están entre las personas nombradas en la primera tanda de documentos.

MICHAEL KOVAC/GETTY IMAGES; RICK FRIEDMAN/CORBIS/GETTY IMAGES; DANNY LAWSON/GETTY IMAGES

Cientos de páginas de archivos relacionados con Jeffrey Epstein fueron publicados este miércoles. En ellos se revelan detalles, que hasta ahora eran desconocidos, sobre el acusado de tráfico sexual quien llamó “amigos” a algunos de los hombres más influyentes y millonarios del mundo, desde Bill Clinton hasta el Príncipe Andrés.

Te puede interesar: Los documentos de Jeffrey Epstein se harán públicos este miércoles

Esta publicación corresponde a una orden de la jueza Loretta Preska en la que determinó que estos archivos, que habían sido modificados para proteger las identidades de las personas nombradas, no debían permanecer ocultos o censurados. En total son más de 200 documentos, pero en la primera tanda únicamente se conocieron 40. Anteriormente, estos habían sido parte de la demanda que Virginia Giuffre (víctima de Epstein) presentó en 2015 contra Ghislaine Maxwell. Esta última fue hallada culpable de tráfico sexual en 2022 y condenada a 20 años en prisión, aunque actualmente está en busca de apelación. Por su parte, el entonces empresario se enfrentaba a una condena de 45 años tras las rejas por sus crímenes, pero en agosto de 2019 fue encontrado sin vida en su celda. Su muerte fue clasificada como un suicidio.

Luego del anuncio de diciembre, hubo bastantes especulaciones sobre lo que se encontraría en el material desclasificado. Sin embargo, lo que se obtuvo fueron algunos nombres conocidos y ciertas declaraciones nuevas e inquietantes. A continuación nombramos los hallazgos más importantes:

Epstein le pidió a una adolescente que fuera a vivir con él

Uno de los documentos liberados el miércoles fue una declaración de una víctima anónima, quien dijo que Epstein abusó sexualmente de ella cuando tenía entre 15 y 17 años. En un punto, cuando ella seguía siendo menor de edad, el acusado de crímenes sexuales le pidió que se fuera a vivir con él. “Quería que me emancipara”, aseveró.

El abuso –que muchas otras víctimas han señalado de ser algo usual– comenzó con la excusa de un masaje. La sobreviviente dijo que Epstein le quitó la ropa sin su consentimiento cuando se conocieron. “Yo sólo estaba ahí y de la nada algo horrible comenzó a pasarme”, añadió.

Los abogados de Maxwell acusaron a una periodista de manipular a Giuffre

En sus argumentos para negar las acusaciones en contra de Epstein y ella, Maxwell ha arremetido contra Giuffre al llamarla “una mentirosa descarada” y “una persona exagerada, fantasiosa y absolutamente terrible”.

En el material conocido esta semana, los abogados de la convicta presionaron para llamar a interrogatorio a la periodista Sharon Churcher, quien había escrito sobre la historia de Giuffre en el diario Daily Mail. La defensa de Maxwell acusó a la escritora de ayudar a la demandante a inventar detalles sobre sus acusaciones de abuso para fomentar las ventas de una autobiografía en la que estaba trabajando. “No solo Churcher está al tanto de que las acusaciones son falsas, sino también ayudó a la demandante a elaborar las historias”, escribieron los abogados.

Según Giuffre, Clinton “amenazó” a Vanity Fair por el cubrimiento del caso Epstein

Para nadie es un secreto que Bill Clinton fue amigo de Epstein durante años y que era una de las figuras de renombre que más se esperaba encontrar en los documentos.

En un correo electrónico dirigido a Churcher, incluido en los archivos judiciales, Giuffre escribió que el expresidente una vez se acercó a las oficinas de Vanity Fair y “les amenazó para no escribir artículos sobre el tráfico sexual de su querido amigo J.E.”.

El email no brinda más detalles sobre el presunto incidente y no existe evidencia de que esto haya ocurrido en realidad. No está claro si la afirmación se hizo para ser tomada en serio o si, por el contrario, se trataba de un chiste interno.

Rolling Stone compartió la historia de Vicky Ward, una periodista que ha asegurado que el editor de Vanity Fair, Graydon Carter, archivó su historia de 2003 sobre los crímenes de Epstein luego de ser presionado por este mismo. El editor ha negado las acusaciones con fervor.

Al preguntarle por las afirmaciones de Clinton, ella respondió que “jamás” escuchó sobre eso. Carter también ha negado que el episodio haya existido y le comentó a The Telegraph que eso “nunca ocurrió”. Ningún vocero de Clinton ha respondido a la solicitud de comentario.

Jeffrey Epstein habría dicho que a Bill Clinton “le gustan jóvenes”

En los archivos también hay otras afirmaciones turbias sobre el ex presidente de Estados Unidos. En la transcripción de una declaración hecha por Johanna Sjoberg (otra víctima del magnate), la mujer sostuvo que el fallecido empresario alguna vez le dijo que al expresidente “le gustaban jóvenes, refiriéndose a las chicas”.

No obstante, Clinton no es acusado de algún delito. En un comunicado emitido después del arresto de Epstein en 2019, el exmandatario de Estados Unidos aseguró que no habían tenido contacto “en más de una década” y “no tenía idea de los terribles crímenes” de los que se acusaba a su viejo amigo. Y aunque sí reconoció haber volado en el avión privado de Epstein en cuatro ocasiones, negó haber visitado su isla privada.

Te puede interesar: Bill Clinton y Donald Trump entre los pasajeros de los jets privados de Jeffrey Epstein

La marioneta del Príncipe Andrés

En febrero de 2022, el Príncipe Andrés llegó a un acuerdo extrajudicial con Giuffre luego de que ella lo acusara de haber sido abusada sexualmente por él en repetidas ocasiones cuando aún era menor de edad. Él negó las acusaciones, pero perdió sus títulos nobiliarios y militares en medio de la batalla legal en su contra.

Los documentos conocidos esta semana contienen detalles sobre el presunto abuso. En su testimonio, Sjoberg recordó que tanto ella como Giuffre conocieron a Andrés en la casa de Epstein, y que Maxwell llevó una marioneta que lucía como el príncipe. “Había una pequeña marquilla en la marioneta que decía ‘Príncipe Andrés’, y así fue como supe de quién se trataba”, dijo.

Y entonces, llevaron la cámara. “Pusieron el títere sobre el regazo de Virginia y yo me senté en las piernas de Andrés. Luego, pusieron la mano del títere en los pechos de Virginia y Andrés hizo lo mismo con los míos. Allí tomaron una fotografía”, añadió. Ningún representante del Príncipe Andrés ha respondido a la solicitud de comentario.

Aparentemente, Alan Dershowitz era un cliente frecuente

Alan Dershowitz, el ex abogado de Epstein que lo ayudó a llegar al “dulce acuerdo” en 2008 que lo libró de una serie de cargos por crímenes sexuales contra menores, también juega un papel muy importante en los documentos.

Según el testimonio de una persona que trabajó en una de las propiedades del convicto, Dershowitz visitaba su casa de Florida “con frecuencia”, al parecer, por cuenta propia y con el propósito de pasar el rato “en la presencia de chicas jóvenes”. La persona también afirmó que el hombre recibía masajes, una táctica que Epstein solía emplear para iniciar los abusos.

En un correo enviado a Rolling Stone, el abogado sostuvo que su esposa y él recibieron “un solo masaje en los 90 con una masajista profesional”, y que “jamás” vio “a una jovencita en presencia de Epstein”. En una transmisión en vivo que realizó este jueves, lamentó que “la gente pueda hacer acusaciones falsas [en documentos judiciales] sin temor a ser demandada”.

Te puede interesar: Ghislaine Maxwell es declarada culpable de casi todos los cargos

De los pasaportes robados y los “juegos de besar”

El abuso descrito en estos archivos enseña lo lejos que Epstein y Maxwell, presuntamente, llegaron para controlar a las mujeres y adolescentes que caían en sus redes. Rinaldo Rizzo –un extrabajador de la casa de los amigos millonarios de Epstein, Glenn y Eva Dubin– testificó que Maxwell amenazó a una “aterrorizada” niña de 15 años y “confiscó su pasaporte para chantajearla con tener sexo con Epstein” en su isla privada.

Rizzo también afirmó que la convicta impulsó a un grupo de 11 niñas de 14 años a “jugar un ‘juego de besar’ con y para” Epstein.