Britney Spears afirma que no hacer música fue su forma de decir ‘¡váyanse a la mierda!’

La estrella del pop habló sobre su decisión de tomarse un descanso de crear música y sus limitaciones creativas durante su tiempo como interdicta

Por  JON BLISTEIN

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
“Después de lo que he pasado le tengo miedo a la gente y a esta industria”, aseguró la cantante.

AP

Britney Spears habló sobre cómo su proceso creativo fue controlado durante su tutela, y dijo sin rodeos que su decisión de no hacer nueva música en este momento era “mi manera de decir: vete a la mierda”. 

Aunque Spears publicó varios álbumes y actuó con regularidad durante su tutela, ahora terminada, ha sido muy crítica con el riguroso horario que se vio obligada a mantener y los límites impuestos a su control creativo. En su última misiva de Instagram, Spears habló de cómo a menudo afrontaba las innumerables frustraciones causadas por su tutela adoptando un enfoque de “todo está totalmente bien” y haciendo todo lo posible por no causar conflictos. Pero por dentro, admitió Spears, estaba “absolutamente gritando”.

“¡Quería ser amable pero lo que le hicieron a mi corazón fue imperdonable!” escribió Spears, “pedí 13 años para interpretar nuevas canciones y remezclas de mis antiguas canciones. … Tuve dos meses de descanso entre cada configuración de espectáculo durante cuatro años en Las Vegas. … y cada vez que lo pedía, me decían que no. Era una trampa para hacerme fracasar, pero yo sabía exactamente lo que quería que vieran mis fans”.

Spears añadió que mientras ella se quedaba cantando el mismo set en directo, los programas de televisión de la cadena mostraban su música y las remezclas que estaba deseando interpretar. También llamó la atención a su hermana, Jamie Lynn Spears, diciendo: “Incluso le dieron remezclas a mi hermana, pero ¿Por qué siempre me dijeron que no?”. (Esto parece ser una referencia a la actuación de Jamie en los Radio Disney Music Awards 2017, donde interpretó un popurrí de canciones de su hermana mayor; tampoco es la primera vez que Britney critica esta actuación).

La cantante también exclamó: “tanto tiempo perdido para sólo avergonzarme y humillarme y supongo que ahora le parece extraño a la mayoría por qué ya ni siquiera hago mi música, eso son sólo los problemas superficiales. La gente no tiene ni idea de las cosas horribles que me hicieron personalmente… y después de lo que he pasado, ¡Me da miedo la gente y el negocio! Me han hecho mucho daño. Dejar de hacer mi música es mi forma de decir ‘Que se jodan’, en cierto sentido, cuando en realidad sólo beneficia a mi familia al ignorar mi verdadero trabajo”.

En otro post de Instagram a principios de este mes, Spears habló de otro aspecto de su carrera musical, que parecía feliz de dejar en el pasado: las giras. “Se que ya no voy a tocar en grandes estadios con mi ruidosa banda, pero voy a ser honesta y decir que la vida en la carretera es dura. Mis primeros tres años en el negocio y en la carretera fueron geniales, pero voy a ser completamente honesta y decir que después de esas tres giras y el ritmo que llevaba… ¡No creo que quiera volver a hacerlo! Lo odié”.