Los 10 temas de Taylor Swift que llegaron al número uno

Con "Cruel Summer" la cantante llegó por décima vez a lo más alto de los charts y así alcanzó a Stevie Wonder y a Janet Jackson en esa carrera

Por  ROLLING STONE

octubre 26, 2023

GETTY IMAGES

Taylor Swift alcanzó su décimo número uno en el chart de Billboard Hot 100 con su tema “Cruel Summer” y así alcanzó a Stevie Wonder y Janet Jackson, ubicándose en el noveno puesto de artistas con más canciones en lo más alto del ránking que lideran The Beatles, con veinte singles número uno.

En julio, Swift rompió el récord de la mayor cantidad de álbumes número uno de una artista femenina con Speak Now (Taylor’s Version), destronando a Barbra Streisand y también se convirtió en la primera artista viva en tener cuatro discos en el top 10 al mismo tiempo desde 1966 -gracias a Folk, Lover, Midnights y Speak Now (Taylor’s Version)-.

Para calmar la ansiedad de sus fans locales, aquí un repaso de los diez temas de Taylor que llegaron a la cima del chart, en palabras del editor sénior de Rolling Stone Rob Sheffield, quien para la edición norteamericana de la revista, realizó un exhaustivo trabajo comentando cada una de las canciones escritas por Swift.

1. “We Are Never Ever Getting Back Together” (2012)

Como siempre. Su canción de ruptura más divertida, porque es la que más se burla de sí misma. Ella podría haber convertido al chico de esta canción en un canalla turbio: un tramposo, un mentiroso, un ladrón de bufandas, etc. Pero no, él es sólo un pequeño y necesitado caso perdido, exactamente como ella, haciendo las mismas quejas sobre ella ante sus propios amigos aburridos, aunque sus quejas no pueden ser tan pegadizas como este coro. Y el vídeo es una joya, especialmente cuando lleva las gafas de “Tay está seriamente loca ahora”. ¿Dónde está ese bar de indie-rock que todavía tiene un teléfono público?

Mejor verso: “And I’m like, I mean, this is exhausting, OK?” (Y yo digo, quiero decir, esto es agotador, ¿de acuerdo?)

2. “Shake It Off” (2014)

Un ingenioso single de transición: grandes versos, estribillos llamativos, letras concisas con un reconocimiento a su obvia inspiración, “Dancing on My Own”, de Robyn. Como single principal, “Shake It Off” podría haber parecido magro después de que salió 1989: ¿Estaba reteniendo “Blank Space” y “Style” y (Dios, ten piedad) “New Romantics” para esto? Pero “Shake It Off” hizo el trabajo y sirvió como adelanto para anunciar su atrevido cambio de imagen del synth-pop de los ochenta.

Mejor verso: “It’s like I got this music in my mind, saying it’s gonna be all right” (Es como si tuviera esta música en mi mente y dijera que todo va a estar bien).

3. “Blank Space“ (2014)

Una celebración de la monogamia en serie para los amantes de Starbucks en todas partes, mientras Tay recorre todo el ciclo: la emoción, el dolor, los jugadores, el juego, la magia, la locura, el cielo, el pecado. Cada segundo de “Blank Space” es perfecto, desde los clics del bolígrafo hasta el “nasss-taaaay-scarrr” al final. La emoción podría no valer la pena el dolor, pero esta canción sí lo hace.

Mejor frase: “Darling, I’m a nightmare dressed like a daydream” (Cariño, soy una pesadilla vestida como un sueño diurno).

4. “Bad Blood“ (2014)

Melódicamente árido, líricamente incompleto, rítmicamente torpe: esta fue una elección muy extraña para un single de un álbum tan cargado como 1989. Hay un millón de cosas que Taylor tiene en común con Paul McCartney; una de ellas es que las quejas de las celebridades suelen sonar como una pérdida de tiempo sin importancia, incluso cuando son totalmente comprensibles (a menos que seas fan de ‘Dear Boy’ de Macca, donde John Lennon es su Katy Perry). El remix del single mejora con Kendrick Lamar, pero el rapero no dio lo mejor de sí en esta canción.

Mejor verso: “Band-Aids don’t fix bullet holes” (Las curitas no arreglan agujeros de bala).

5. “Look What You Made Me Do“ (2017)

La razón por la cual los fans alguna vez se preocuparon por los beefs en el rap: inspiraron grandes canciones, ya sea Queens vs. el Bronx (“The Bridge“ vs. “The Bridge Is Over“ vs. “Have a Nice Day“) o LL Cool J vs. Kool Moe Dee (“How Ya Like Me Now“ vs. “Jack the Ripper“ vs. “Let’s Go“ vs. “To Da Break of Dawn“). Pero esto suena como una pérdida de tiempo trivial según sus estándares; las disputas de celebridades de Swift no son realmente una de las cien cosas más interesantes de ella. La atracción principal es la vibra retro de Panic! at the Disco. “Look What You Made Me Do“ resultó ser el track más flojo en Reputation, pero fue un señuelo impresionantemente perverso: un primer single que terminó sin tener nada que ver con el álbum, ni musical ni conceptualmente, asegurándose de que sus nuevas canciones sobre relaciones serían una sorpresa. Para encontrar una estratagema comparable, podrías tener que retroceder hasta 1982, cuando Michael Jackson engañó al mundo haciéndole creer que Thriller iba a ser todo un álbum de “The Girl Is Mine“.

Mejor verso: “It’s much better to face these kinds of things with a sense of poise and rationality” (Es mucho mejor enfrentar este tipo de cosas con serenidad y racionalidad)… aunque en realidad eso es de Panic! at the Disco.

6. “Cardigan“ (2020)

El suéter dejado debajo de la cama de alguien, como la bufanda perdida en “All Too Well“ o el guante olvidado en “It’s Nice To Have a Friend“ (¿O el vestido de la ex esposa dejado en el armario en “Ladies“ de Fiona Apple?). Swift rebusca entre los recuerdos que acompañan al respirar el aroma de un amante recordado, sobre un piano sombrío. “Te conocía, te fuiste como un padre, corriendo como el agua“, resalta en la canción, tan impactante como la “hija cuidadosa de un hombre descuidado“ en “Mine“. El día que escribió esta canción con Aaron Dessner, de The National, publicó una foto con la leyenda: “No está pasando mucho en este momento“. ¿Por qué creemos alguna vez una palabra de lo que dice?

Mejor verso: “Chase two girls, lose the one / When you are young they assume you know nothing” (Persigue a dos chicas, pierde a una/ Cuando eres joven, asumen que no sabes nada).

7. “Willow“ (2020)

“Toma mi mano, arruina mis planes, ese es mi hombre“ es un excelente gancho de la compositora que convierte la ruina de planes en una forma de arte. “Willow“ es la canción perfecta para presentar Evermore, llena de guitarra rústica y romance misterioso, en lo profundo del bosque. Taylor realmente se comprometió con el concepto en los Grammy, cantando “Willow“ en el techo de una cabaña cubierta de musgo. En el video, se contempla en una piscina como Narciso, y como cantó una vez, los narcisistas la aman. El desamor: la tendencia de los años noventa que siempre vuelve con fuerza.

Mejor verso: “Show me the places where the others gave you scars” (Muéstrame los lugares donde los demás te dejaron cicatrices).

8. “All Too Well“ (2012-2021)

Tan casualmente cruel en pos de ser asombrosa. Esta balada imponente representa el cenit de Swift, construyéndose cima tras cima. En “All Too Well“, Taylor se une a su sensei de la composición, Liz Rose, para tejer un cuento trágico de amor condenado, bufandas y hojas de otoño. Y su mejor canción acaba de volverse aún mejor en la versión definitiva de 10 minutos, con Taylor desenterrando sus versos perdidos, llevándola a un nivel completamente nuevo. ¿Qué tipo de artista toma su propia obra maestra y la despedaza por completo? Este. Solo ella. Resultado: una obra maestra aún más audaz.

Cada versión de “All Too Well“ cuenta una historia diferente. Está la versión de “Sad Girl Autumn“ de Long Pond Studio, con Aaron Dessner en el piano. La versión en solitario de guitarra acústica del trailer de su cortometraje. Pero cada versión se siente como si fuera toda ella, porque en realidad no es una canción sobre un chico, nunca lo fue. Se trata de una chica, su piano, su memoria y su negativa a rendirse a sus secretos más dolorosos, incluso cuando es tan tentador olvidar.

Está llena de momentos impactantes: la forma en que canta “refrigerator“, la forma en que escupe las consonantes de “crumpled-up piece of paper“, la forma en que pronuncia tres “all“ seguidos. Ninguna otra canción muestra tan bien su habilidad para convertir un detalle trivial en una angustia legendaria. Esa bufanda debería estar en el Salón de la Fama del Rock & Roll, aunque de alguna manera ya lo está. Podés regodearte sobre la celebridad de la que supuestamente canta, pero en el mejor día de tu vida nunca inspirarás una canción tan grandiosa como “All Too Well“. Ni escribirás una.

Mejor verso: “Maybe we got lost in translation/Maybe I asked for too much/Maybe this thing was a masterpiece till you tore it all up/Running scared, I was there, I remember it all too well” (Tal vez nos perdimos en la traducción / Tal vez pedí demasiado / Tal vez esto era una obra maestra hasta que la despedazaste por completo / Corriendo asustado, yo estaba allí, lo recuerdo demasiado bien).

9. “Anti-hero“ (2022)

Taylor debería comenzar más canciones con la línea tengo esta cosa en la que…“, ¿verdad? Ella tiene “muchas” de estas cosas. “Anti-Hero” aborda su persona pública, siguiendo la tradición de los singles principales de Taylor, en contraposición a su vida privada o creativa, con comentarios autodepreciativos en cada verso y el estribillo pegajoso: “¡Soy yo! ¡Hola! ¡Yo soy el problema, soy yo!“.

Mejor verso: “Sometimes I feel like everybody is a sexy baby/And I’m the monster on the hill” (A veces siento que todo el mundo es sexy/Y yo soy el monstruo en la colina).

10. “Cruel Summer“ (2019)

Durante los primeros 98 segundos, “Cruel Summer“ es simplemente una canción perfecta de Taylor Swift. Podría escribirse toda una tesis sobre lo erótico de las ventanas abiertas dentro de las canciones de Taylor; ningún poeta desde Keats ha estado tan obsesionado con el tipo de deseo que no se atreve a usar. “Cruel Summer“ trata sobre andar en puntas de pie y sentirse avergonzada por sus secretos, pero también sentirse orgullosa de cuánto se avergüenza, hasta que finalmente grita su secreto más sucio en voz alta: “Te amo, ¿no es eso lo peor que has escuchado alguna vez?” Pero que no quepa duda, ella ama sus secretos más de lo que amará jamás a este amante.

Mejor verso: “I snuck in through the garden gate / Every night that summer just to seal my fate” (Entré sigilosamente por la puerta del jardín / Cada noche de ese verano solo para sellar mi destino).

CONTENIDO RELACIONADO