Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Danny Ocean busca su propósito en su nuevo álbum, REFLEXA

Lejos de definirse, el venezolano abraza la experimentación y la individualidad en su nuevo trabajo.

Por  VALENTINA VILLAMIL

Warner Music.

Danny Ocean

REFLEXA

Hace unos años, Danny Ocean se presentaba al mundo con su tema ‘Me Rehúso’, tomando a la industria por sorpresa, con un lanzamiento que, sin saber, se colaría en las listas de éxitos del momento. Desde entonces, su carrera despegó, y no tardaría mucho para dar otras pruebas de su talento con álbumes como 54+1 y @dannocean. Ahora, el intérprete originario de Caracas, Venezuela, está de regreso con REFLEXA, un trabajo con el que repasa su trayectoria al mismo tiempo que celebra las experiencias de su vida.

El álbum abre con ‘La noche’, un tema con el que nos expone su inclinación hacia la electrónica que, aunque ha estado presente en varios éxitos de su repertorio, en esta entrega parece destacar mucho más. Adelantado por sencillos como ‘AMOR’, ‘Medio friends’ y ‘No te enamores de él’, REFLEXA parece recopilar todas las influencias con las que Ocean ha experimentado a lo largo de su carrera.

REFLEXA es el pop del futuro. El espejo es el único que nos puede medir , el único que nos juzga, el único que nos puede decir las cosas como son. Es el reflejo de uno mismo en el espejo, por eso viene REFLEXA”, comentó en un comunicado.

Musicalmente, el álbum se despoja de encajar en un solo género, y toma diferentes elementos para dar vida a esta nueva etapa del intérprete. Temas como ‘Cero condiciones’ se aleja de esa melodía “caribeña” a menudo asociada con Ocean, y experimenta con sonidos del oriente para fusionarlos con una base de reggaetón.

A pesar de que el eje central del álbum se trate de “encontrar luz en la oscuridad”, ‘Cero condiciones’, en específico, muestra un lado menos dócil dentro del concepto de la entrega. Mostrando su inconformidad frente a las injusticias, el tema sigue exaltando la singularidad y la fortaleza del intérprete. 

“Esta canción es más para mí que cualquier otra cosa… Para acordarme en no conformarme con lo injusto, de que solo el universo es el que nos puede juzgar y que NADIE puede quitarnos lo que nos merecemos”, explica.

Hace poco menos de una década, Ocean trabajaba en una pizzería y, de un momento a otro, se encontraba viajando por el mundo para poder sentar las bases de una prolífica carrera musical. En su tercer álbum de estudio, el cantante se presenta en una faceta vulnerable y al mismo tiempo madura, tanto a nivel sonoro como lírico. Como lo dice su nombre, la entrega es una reflexión sobre todos los acontecimientos que le han traído hasta aquí y lo que esos cambios han significado en su proceso de autodescubrimiento. 

“Cuando hice este álbum, estaba como cuestionando muchas cosas ¿Cuál es mi propósito? ¿Por qué estoy haciendo esto?”, señala, pero REFLEXA no es la respuesta en concreto para estas preguntas. Entre versos, Ocean parece agradecer a la vida a través del relato de sus experiencias, transitando por temas como el amor, el desamor, la autoestima, la pérdida, entre otras cosas. Y aunque se trata de emociones universales, el intérprete logra hacer de la entrega un trabajo completamente íntimo, personal, sin caer en los clichés y en el optimismo inalcanzable.

Con doce pistas, REFLEXA parece recopilar versiones recreadas de sus más grandes éxitos, pero, al mismo tiempo, supone una bocanada de aire fresco para la discografía del venezolano. El álbum nos sitúa en un escenario mucho más relajado, sin tapujos o imposiciones, y nos aleja del ambiente de fiesta nocturno que quizá escuchamos con su entrega de 2022, @dannocean. Por en cambio, este nuevo corte nos transporta a alguna playa del caribe, encapsulando la esencia de un nostálgico atardecer al ritmo de un house con el sello latino.

Sin una sola colaboración, Danny Ocean ha abrazado su individualidad en REFLEXA, dejando en claro que él tiene un sonido propio, pero no definitivo. Con este álbum, el intérprete desafía la popularidad que ha recaído sobre la movida latina en los últimos años y se lanza hacia otras maneras de crear en una declaración de amor al “pop del futuro”.

Te puede interesar: La sensibilidad de Danny Ocean

CONTENIDO RELACIONADO