Pascu y Rodri traen Destripando la historia a Buenos Aires: “Nos emociona tocar en la tierra de Les Luthiers”

Con más de 5 millones de seguidores en sus plataformas, Alvaro Pascual y Rodrigo Septién le dieron proyección global a sus canciones inspiradas en los mitos griegos. Este viernes tocan en C Art Media

Por  Humphrey Inzillo

julio 18, 2023

Pascu y Rodri saltaron de YouTube a los estadios.

De todos los “furores de YouTube”, el de Destripando la historia es uno de los más peculiares. Con sus canciones inspiradas en los mitos griegos, pero montados en clave de rock, pop o hip-hop, los madrileños Alvaro Pascual y Rodrigo Septién, popularmente conocidos como, Pascu y Rodri, se convirtieron en un fenómeno global en el mundo de habla hispana, con más de cinco millones de seguidores en YouTube. Y este viernes 21, en C Complejo Art Media (Av. Corrientes 2671, Chacarita), se presentarán por primera vez en Buenos Aires.

Para ellos, llegar a la Argentina es emocionante por muchas cuestiones. Una de ellas, acaso la principal, es que se trata de la ciudad natal de Les Luthiers, el conjunto de instrumentos informales fundado en 1967, del cuál Pascu y Rodri son fanáticos desde la infancia. “Los conocemos desde que éramos muy pequeños, y han estado muy presentes en nuestra vida. Así que cuando caímos en la cuenta de que vamos a estar allí, de donde eran ellos, se nos está haciendo súper emocionante”, dice Rodri, en una charla transoceánica, vía Zoom, con Rolling Stone

En muchas de las canciones de Les Luthiers, como “La epopeya de Edipo de Tebas”, “La Cantante del Adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras”, “El Teorema de Tales” o “El beso de Ariadna”, hay referencias puntuales a hechos históricos. ¿Piensan que eso es una influencia directa para Destripando la historia?

Pascu: Una vez al año, en el colegio, interpretábamos en un acto dos o tres canciones de Les Luthiers, pero creo que no llegamos a cantar ninguna de esas históricas. Pero aunque no las hayamos cantado delante de la gente, sí lo hacíamos entre nosotros. Yo creo que tiene que haber quedado algo en nuestro subconsciente. Muchas veces, cuando estamos haciendo una canción, por ejemplo, pensamos mucho en cómo la contarían ellos.


De hecho, en el primer video que subieron como Pascu y Rodri, “El orígen de San Valentín”, en 2018, la influencia es bastante notoria…
Rodri: Sí, esto efectivamente en los primeros videos, en los que narrábamos mucho más, e interpretábamos personajes, esa influencia, y esa forma de contar las cosas, estaba mucho más marcada. Luego nos hemos desviado un poquito. Pero a mí siempre me gusta pensar que en algún momento seguro que nos apetece hacer algo más cercano a lo que hace Les Luthiers. Yo creo que eso lo tenemos ahí muy presente desde que éramos muy pequeños, entonces va a estar con nosotros siempre.

¿Llegaron a ver a Les Luthiers en vivo? ¿Tuvieron algún tipo de feedback de ellos?
Pascu: Hemos tenido la suerte de verles, de haber ido a sus shows cuando se han presentado en Madrid. Desgraciadamente, varios miembros han fallecido o se han retirado. Carlos López Puccio y Jorge Maronna son los únicos originales. Pero, vamos, para mí sería un gustazo poder oír hablar, que aunque sea alguno de ellos dos conozca lo que hacemos, ya sería un orgullo. Antes de empezar a estudiar dibujo, yo empecé a estudiar ingeniería. Y lo que me consolaba era saber que algún miembro de Les Luthiers había estudiado ingeniería. Por eso, sería espectacular tener algún contacto, aunque sea mínimo, con ellos. 

¿Cómo construyen el relato de Pascu y Rodri? Me refiero cómo dimensionan a todo lo que les ha pasado desde que subieron aquel primer video hasta transformarse en un fenómeno global… 

Pascu: Es algo que va poco a poco. Cuando descubrimos que  Destripando la historia tenía bastante aceptación y encima era  bastante sencillo de hacer en un principio, decidimos repetir el esquema.  Hicimos varios, y nos fuimos dando cuenta de que el canal hanbía empezado a crecer, porque ya tenía casi 100.000 suscriptores sólo a base de hacer sketches musicales de Disney y otras cosas. A medida que fuimos consolidando el formato empezamos a ver cuáles eran los hits. De repente, “Thor” fue un hit bastante grande. “Thanos”, también. Y a partir de ahí, ya vimos que teníamos cierta responsabilidad. Incluso hicimos hasta un par de libros. Después de abordar a Loki y a Zeus nos metimos de cabeza en todo el tema de la mitología. Ahí es cuando Zeus se convirtió en un meme en Argentina. De repente, Destripando la historia era un meme internacional. Y todo arrancó muchísimo con los seis hijos de Cronos, los seis olímpicos fueron un éxito brutal, de los mayores que hemos tenido en el canal. Y de repente, entonces,  ya nos empezamos a consolidar no solo como marca, como Destripando la historia, sino que nosotros entendimos que nos habíamos consolidado personalmente, que teníamos entre manos un producto que rueda solo. 

¿En qué momento empezaron a vivir de Destripando la historia?

Rodri: Cuando empezamos, no era nada rentable. Salía un dinero pequeño que nos podíamos repartir, pero yo en ese momento había dejado varios trabajos para dedicarme 100% a esto y hacer una última apuesta para ver si podíamos salir adelante. Así que en un momento lo hacíamos como para tener un ingreso extra de vez en cuando, para ver si realmente sale adelante y poco a poco. Con “Zeus”, en 2019, fue el cambio, que hizo que  pudiéramos contratar gente y poder ir un poquito más allá.

Pascu, vos te dedicás a la parte visual, y Rodri, vos te encargás de la música. ¿Es verdad, Rodri, que no te gusta la Historia?

Rodri: Bueno, no soy particularmente fan. No es que no me guste, es que bueno, cuando estudiábamos en el colegio, a mí no me llamaba mucho la atención, hay cosas muy divertidas en la historia y evidentemente eso creo que a todo el mundo le puede gustar, ¿no? A mí lo que no me gustaba era tener que estudiar, tener que aprenderme de memoria todo ese tocho, leérmelo y estresarme por ello. Pero, bueno, al final hemos acabado haciendo esto. Y son hisotrias muy divertidas, que yo también disfruto.

¿Y cuáles son tus influencia musicales, además de Les Luthiers? 

Rodri: Desde muy pequeño empecé a estudiar piano clásico en una escuela pequeñita, por mi barrio. Luego pasé a otra escuela donde empecé a estudiar música moderna, porque a mí lo que me llamaba la atención era tocar las canciones que a mí me gustaba escuchar en la radio, de Elton John a Alejandro Sanz. Yo en ese momento escuchaba todo el pop y todas las cosas que pudieran sonar en la radio. Y bueno, la realidad es que gracias a Destripando la historia hemos podido tocar muchos géneros que yo tampoco había escuchado de forma habitual. Al final, muchas veces Pascu tenía mucho más conocimiento, por ejemplo, sobre heavy metal que que yo. En muchas ocasiones nos hemos podido rodear de las las personas adecuadas para poder producir cada canción.

Para la industria de la música, estamos en la era de los feats, y ustedes no han incursionado en esa dinámica hasta ahora. ¿Tienen previsto hacer colaboraciones, tanto en el aspecto musical como en la animación en algún momento? 

Rodri: Alguna vez lo hemos hablado. Por las características de nuestro formato es un poco más complicado. No sacamos álbumes, ni hacemos tantas canciones en las que pueda encajar demasiado hacer una colaboración de este tipo. Es casi como una serie de animación lo que vamos haciendo. De todos modos, me encantaría presentarlo como una cosa extra y, de repente, un día sacar la canción de Thor con Pablo Alborán. Un mix que sea llamativo, como Justin Bieber haciendo la del Día de muertos.

¿Cómo fue darle una nueva dimensión a las canciones sobre el escenario? ¿Con qué nos vamos a encontrar en el show en C Art Media?

Pascu: Yo tengo muchísimas ganas de tocar en Buenos Aires porque es un sitio donde nunca hemos estado y la sensación de ir a tocar en un sitio donde jamás te han escuchado en vivo es como revivir esa primera vez que tocamos en la Joy Eslava de Madrid. Ese fue nuestro primer concierto. Es lo mismo que pasó en Guadalajara, en Monterrey, en Ciudad de México… Hace tiempo que no tocamos en un sitio nuevo. Y en esta gira vamos a ir por primera vez a Colombia, Perú y Chile. Son sitios que llevan esperando mucho tiempo, desde antes de la pandemia. Es como abrir una caja que lleva deseando explotar desde hace cinco años.

¿Como describirían el show?

Rodri: La gente va a poder disfrutar de todas las canciones que más les gustan, ¿no? Es un show con muy buena música en directo, con mucha gente en el escenario, con unas visuales bastante potentes. Yo creo que nos hemos esforzado mucho por hacer un un buen show, e intentar que la gente disfrute al máximo cuando viene a verlo.

Destripando la historia tiene un foco aparentemente infantil. Sin embargo, el porcentaje de gente que más los escucha tiene entre 18 y 25 años, ¿Cómo es eso?

Rodri: Desde el primer momento, nosotros nos enfocamos en hacer videos para gente joven, como nosotros. Estábamos contando las cosas a nuestro modo, sin pararnos a pensar demasiado en dirigirnos a un público infantil o a un público adulto. Lo contábamos tal y como somos nosotros, y como nos gusta contar las cosas. También teníamos en cuenta que nos podían ver muchos niños, por eso siempre hemos sido muy responsables con el contenido que hacemos y hemos cuidado el modo en la que decíamos ciertas cosas. El desafío era hacer algo algo divertido, para adultos, pero que los niños también pudieran disfrutar los videos a su manera.