Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Future of Music: Guitarricadelafuente

Álvaro Lafuente abraza su pasado para crear música del futuro.

Por  PABLO MONROY

mayo 8, 2024

Daniela Castañeda @Individuaph

“En las cuevas de Cañart la vida es tan bonita que parece de verdad”, canta Guitarricadelafuente en ‘Guantanamera’, una canción que entregó al mundo en 2018, y fue una de las primeras en llegar a los oídos del público. En esa localidad de Aragón, en el norte de España, creció Álvaro Lafuente, y esos espacios que lo vieron crecer son ahora en gran parte la inspiración de sus temas cargados de nostalgia y sentimiento. 

Acompañado por su guitarra, y mezclando sonidos de distintas épocas y lugares, Guitarricadelafuente ha emprendido un viaje que le ha llevado a convertirse en uno de los exponentes más interesantes y auténticos de la música en español actualmente.

Las canciones que crea reflejan una forma de relevo generacional, un puente que une el pasado y el futuro, un acercamiento a la creatividad que contrasta el manejo de lo digital con la maestría de lo análogo. Con guitarras acústicas y beats electrónicos, le presenta sus raíces a nuevas generaciones que cada vez están menos expuestas a ellas. Su obra recuerda a los más brillantes cantautores de la historia, pero con elementos de los grandes productores del presente.    

Por las venas de Lafuente ya corría talento musical. Su bisabuelo, quien murió solo una semana antes de que él naciera, era profesor de guitarra y un gran conocedor de la jota, género tradicional de la música española. Su conocimiento fue transmitido de generación en generación. “Fue a mi abuela a la que le enseñó todo, a tocar la bandurria, y esta parte musical. Ha sido más lo que he vivido de mi bisabuelo por lo que me cuenta la gente del pueblo, gente de la edad de mis padres, a la que mi bisabuelo le enseñaba guitarra y música”, dice.

A los 14 años, al ver que sus amigos del pueblo comenzaron a hacer música, pidió su primera guitarra a su padre, y la recibió sin imaginar qué tanto cambiaría su vida. El hecho de ser un músico famoso, pararse en escenarios de todo el mundo y representar la música de su país no estaba ni remotamente en su imaginación. Incluso hacer música era para él una actividad muy íntima, pues ni siquiera sus padres conocían la voz que ahora corean tantos jóvenes alrededor del mundo. “No fue hasta que salieron mis primeras canciones, cuando saqué ‘Guantanamera’, que mis padres me escucharon, porque no les enseñaba cómo cantaba”. El nombre, Guitarricadelafuente, nació como un intento de mantener ese anonimato. “Era para esconderme de alguna forma”, confiesa. “Después de eso, siempre me he sentido orgulloso del nombre. Al haber nacido de un sitio tan inocente es que se ha preservado y que se puede ir convirtiendo en cosas diferentes a lo largo del camino”.

Reflexionando sobre las razones de que exista esta conexión con el pasado en su música, el artista da crédito al acceso que nos ha dado la tecnología para acceder al gran archivo musical que existe al alcance de una búsqueda de Youtube o Spotify. “En los últimos 10 años hemos tenido mucho más acceso a estos archivos de música antigua, o que una persona de mi edad pueda escuchar tantos tipos de música distinta a la vez”. Para él, esto ha abierto la puerta a que nuevos artistas hayan empezado a incursionar en nuevos géneros y recopilar inspiración de cientos de estilos. “Antes creo que era más común que la gente se atribuyera un género en concreto, ¿no? Y que no saliese de ese género. Yo escucho esto y me gustan estos tres grupos, y ya está. Creo que ahora, el tener esta posibilidad y este alcance de poder descubrir cosas nuevas y poder investigar, hace que tengamos mucha más conciencia de qué es lo que tenemos, y permite que seamos más conscientes del pasado y de las músicas que quizás podrían haberse perdido a lo largo de los años”, asegura Álvaro.

El músico asegura que la mezcla de influencias y referencias le otorga la oportunidad, que no muchos artistas poseen, de incursionar en muchos estilos, espacios, o corrientes diferentes. “En mi Spotify te puedes encontrar desde Bon Iver hasta Lucio Battisti, Blood Orange, Devendra Banhart, Beyoncé… es lo que te decía, no te fijas a algo en concreto, y yo tampoco pienso inspirarme en la música tradicional toda mi vida, porque no sé qué es lo que me va a nacer dentro de 10 años, o qué es lo que me va a interesar o me va a mover”. 

CONTENIDO RELACIONADO