diciembre 28, 2022

Anuario 2022: los hits de un año encendido

De los récords de Coldplay, Duki y Bizarrap, a la gira infernal de La Renga, el impactante show de C. Tangana y un temazo de Marilina Bertoldi, un repaso a lo mejor de la temporada.

Por  ROLLING STONE

Duki, Marilina Bertoldi y C. Tangana, tres artistas destacados de 2022

ARTISTA NACIONAL DEL AÑO: Duki

“Empezamos tocando pa’ 30 personas y ahora te llenamo’ el estadio”, canta Duki en la BZRP Music Sessions #50, una autobiografía épica de autosuperación en clave de trap, en un año en que giró por Europa y México y saltó a la dimensión de estadios. El camino de Duki lo llevó, en tan solo nueve años, de batallar en competencias de plazas a llenar cuatro veces el estadio de Vélez Sarsfield. Y los conciertos funcionaron como una suerte de exaltación de ese proceso y todas sus etapas. Las más de cuarenta canciones y todos los invitados que pasaron sobre el escenario (Rei, CRO, Obie Wanshot, Lucho SSJ, Rusher King, FMK, Lit Killah, Emilia, Rels B, Bizarrap, Nicki Nicole, y el reencuentro de Modo Diablo con Ysy A y Neo-Pistea) estuvieron al servicio de un recorrido desde sus primeros singles de trap más duro hasta la última temporada de reggaetón, haciendo dialogar al Duki germinal con el actual.

(Foto: Gentileza Dale Play Records)

SHOW DEL AÑO: C. Tangana

Ambicioso, desmesurado, superlativo. Así es el impactante show que Antón Álvarez Alfaro (alias Pucho, o C. Tangana) trajo a Buenos Aires en el marco de Sin cantar ni afinar, el memorable tour transoceánico con el que ha llevado al vivo las canciones de El Madrileño (2021). Con 30 músicos en escena, el cantante es el anfitrión de un night club al estilo del Rick’s Café, de Casablanca (Michael Curtiz, 1942). La referencia no es casual, porque el espectáculo tiene una concepción cinematográfica. Aunque, de algún modo, es un Elige tu propia aventura. Se puede seguir en las pantallas, como si fuera un película filmada en vivo, o a través de lo que ocurre en el escenario, como si fuera una opereta. Un verdadero tour de force escénico donde el sincretismo es esencial. La conexión emotiva con las raíces españolas del cantante que estudió Filosofía y se formó musicalmente en batallas de freestyle marca la directriz de un ejercicio de regionalismo crítico donde la cultura flamenca tiene un papel preponderante. Y también los ritmos latinos, de la bossa nova a la balada.

(Foto: Gentileza Sony Music)

CANCIÓN DEL AÑO: Marilina Bertoldi – «La cena»

El groove espeso que recorre los diez tracks de Mojigata, el quinto álbum de estudio en la carrera solista de Marilina Bertoldi, alcanza su punto máximo en la poderosa “La cena”, una canción en la que la santafesina dispara riffs de guitarra como látigos, galopa sobre una batería seductora, juega al spanglish (“You used to be so bold/ I’ll meet you donde quieras” o “No te invité al birthday/ no festejé el birthday”) y desafía a los haters: “Te falta mucho para hablar de mí como hablás”. Como si fuera poco, para acompañar el lanzamiento la ex Connor Questa se calzó una boina, bombacha de campo y faja, y protagonizó el videoclip del tema junto a la actriz porno, activista y​ trabajadora sexual María Riot. Una peli de vaqueras, pero emplazada en la llanura pampeana con facones, armas de fuego de antaño, besos en el río, sexo en la mesa de desayuno y una trinchera improvisada en medio de una capilla. Para el final, el solo rabioso de Telecaster y un corte abrupto. Es solo rock and roll, ¡pero cómo nos gusta!

(Foto: Nora Lezano)

ESTRIBILLO DEL AÑO: Quevedo & Bizarrap – “Quédate”

“¡Quédate! Que las noches sin ti duelen…”, canta Quevedo en la BZRP Music Sesions #52. La colaboración entre el ascendente rapero español y el productor argentino estuvo tres semanas seguidas en el top de escuchas globales de Spotify, y entre esa plataforma y YouTube, acumula más de mil millones de reproducciones. Compusieron el tema en Buenos Aires, y luego se encontraron en Madrid para terminar de redondear la sesión. En ese segundo encuentro, el cantante llegó convencido de sacar esa parte de la canción (“Me parecía muy futbolero, no era el tipo de tema que quería hacer”), y fue Bizarrap —convencido de que tenía oro en sus manos— el que lo hizo cambiar de idea. Para promocionar el lanzamiento, en el Burger King de la Carretera Vicálvaro a la Estación de O’Donnell, 11, Madrid, ofrecían un menú de edición limitada que incluía un muñeco de plástico con la silueta de Biza, que emitía una canción donde se distinguía la voz de Quevedo y que sirvió como anuncio y preámbulo del feat.

(Foto: Instagram @bizarrap)

FENÓMENO DEL AÑO: Coldplay

Dicen que para agotar las localidades de un gran estadio con un concierto de rock se necesita atraer a una cantidad de gente que no suele asistir a ese tipo de eventos. ¿Qué se precisará entonces para llenar diez canchas de River? Quizás lo primero que deba hacerse es justamente despojarse cuanto antes del viejo concepto de “recital”. Y pensar todo de nuevo. Los shows de Coldplay son distintos a cualquier otra cosa que hayamos visto. Y, efectivamente, en las diez noches porteñas de noviembre pasado, consiguieron atraer, entre más de medio millón de personas, a una monumental cantidad de curiosos. Pero, así como sus protagonistas dejaron atrás hace tiempo el formato de “banda de rock”, las presentaciones de Coldplay se volcaron progresivamente a un nuevo tipo de puesta en escena: una especie de remix entre algunas tradiciones rockeras con otras más propias de shows como el Cirque du Soleil o hasta de las aperturas o los entretiempos de eventos deportivos internacionales, para contar de manera no lineal la epopeya de cuatro amigos de la universidad que, un día, la pegaron. Y cómo.

(Foto: Agustín Dusserre)

GIRA DEL AÑO: La Renga – Alejado de la red

El 26 de febrero pasado, en Santa María de Punilla, Córdoba, La Renga dio el puntapié inicial de una gira única no solo por el despliegue de producción (cuatro fechas en cuatro fines de semana consecutivos en distintos puntos del país: Punilla, Salta, Potrero de los Funes, San Luis, y Cipolletti, Río Negro), sino porque los músicos realizaron todo ese periplo de más de 3.000 kilómetros en sus motocicletas. Para Chizzo, Tete y Tanque, la salida de la pandemia tenía que ser con todo y así fue. Un puñado de banquetes de rock and roll con una tremenda puesta apoyada en una psicodélica escenografía hecha con la técnica del mapping. Tras la faena federal, La Renga llevó la presentación del álbum Alejado de la Red a La Plata, con tres conciertos para más de 40.000 personas en el Estadio Único-Diego Armando Maradona. Luego llegarían paradas en Baradero, Montevideo y Rosario. Para quienes todavía no disfrutaron de la gira más impactante de 2022, el 14 de este mes La Renga volverá a montar su circo rockero en la localidad bonaerense de Mercedes.

(Foto: Leo Italiano/La Renga)

CRUCE DEL AÑO: Trueno & Gorillaz

Alcanzaron apenas cuatro notas de la melódica en boca de Damon Albarn para desatar el último gran rugido del público local en el segundo show de Gorillaz en Argentina. Sucedió con el clásico “Clint Eastwood”, el cierre de un implacable set de veintiún canciones. Pero algunos compases adentro ocurrió la verdadera revelación: Trueno, que había tocado en el mismo escenario del Quilmes Rock un rato antes, se subió para un freestyle de varias estrofas que le valió la bendición de Albarn (su hija seguía al argentino en Instagram). “Este es tu público que te saluda, Damon”, dijo Trueno mientras soltaba rimas frente a 60.000 personas. Con semejante micromomento, el trapero de Catalinas Sur encontró un nuevo punto de consagración que suma una especial estrella en su corolario, en el año en que, entre otros logros, también estrenó un Tiny Desk (Home) Concert, para la cadena NPR.

(Foto: Nacho Arnedo)

ARTISTA EMERGENTE DEL AÑO: Feli Colina

Palabra clave: identidad. Para componer las doce canciones que integran su tercer álbum, El valle encantado, Feli Colina decidió investigar los folclores de la Argentina, del altiplano y del mundo. La artista salteña se conectó con la tradición de las copleras y la diablada carnavalera, pero también con la electrónica. Una mirada personal, respetuosa de la tradición pero a la vez rupturista. “No soy experta en folclore, ni en ningún género, así que hacer cualquier género de manera pura requeriría de un esfuerzo que prefiero hacer en otras cosas, en pensar bien lo que quiero decir, por ejemplo”, confiesa Colina, que en 2018 ganó el concurso Camino a Abbey Road y grabó en los míticos estudios londinenses su segundo LP. Sin embargo, fue en la conexión con las músicas de raíz, y su fusión con la música cósmica, que pegó un salto. El año pasado, llenó Niceto y compartió cartel en la apertura del Primavera Sound con Julieta Venegas y Björk. Nada menos.

(Foto: Malena Caro)

Textos de Juan Facundo Díaz, Daniel Flores, Humphrey Inzillo, Federico Martínez Penna, Sebastián Ramos y Martín Sanzano.

Trending