Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Lizzo responde a ‘escandalosas’ acusaciones de sus bailarinas

“No hay nada que tome con mayor seriedad que el respeto que merecemos como mujeres en el mundo”, dijo la cantante sobre la demanda en su contra de acoso sexual y ambiente de trabajo hostil.

Por  DANIEL KREPS

agosto 3, 2023

GETTY IMAGES

Lizzo negó las acusaciones en su contra sobre acoso sexual y generar un ambiente de trabajo hostil a través de un comunicado este jueves tras la demanda presentada por tres de sus ex bailarinas. 

“Estos días han sido increíblemente difíciles y muy decepcionantes”, escribió Lizzo en Instagram.

“Mi ética laboral, moral y respeto han sido cuestionados. Mi carácter ha sido criticado. Usualmente elijo no responder a las alegaciones falsas, pero estas son tan increíbles como suenan y demasiado escandalosas para no ser abordadas”. 

Te podría interesar: Lizzo se enfrenta a una demanda por presunto acoso sexual

A principios de esta semana, tres de las ex bailarinas de Lizzo — Crystal Williams, Arianna Davis y Noelle Rodriguez, quienes aparecieron en un show de reality para competir por la oportunidad de unirse a la gira de Lizzo — presentaron una demanda contra la cantante derivada de incidentes que supuestamente ocurrieron a partir del 2021 y hasta el 2023. 

En la demanda obtenida por Rolling Stone, las bailarinas afirman que Lizzo, quien ha enfatizado en la positividad corporal a lo largo de su carrera, trajo a tema el aumento de peso de una de las bailarinas. La bailarina declara que fue reprendida y despedida después de grabar una reunión debido a una condición de salud, según la demanda. 

Otras acusaciones en la demanda incluyen acoso religioso y racial, encarcelamiento ilegal e interferencia con una posible ventaja económica, entre otros reclamos.

“Estas historias sensacionalistas provienen de ex empleadas que han admitido públicamente que se les dijo que su comportamiento en la gira fue inapropiado y poco profesional”, escribió Lizzo en su comunicado.

Tras la noticia de la demanda, la cineasta Sophia Nahli Allison hizo pública su experiencia trabajando en un documental sobre Lizzo, quien “trató [a Allison] con tal falta de respeto” que Allison abandonó el proyecto después de solo dos semanas.

“Atestigué lo arrogante, egocéntrica y cruel que [Lizzo] es”, escribió Allison. “No estaba protegida y me arrojaron a una situación de mierda con poco apoyo. Mi espíritu me dijo que corriera lo más rápido que pudiera y estoy muy agradecida de haber confiado en mi instinto”.

Lizzo rompe su silencio

“No estoy aquí para ser mirada como una víctima, pero también sé que no soy la villana que la gente y los medios han retratado estos últimos días”, continuó Lizzo.

“No hay nada que tome con mayor seriedad que el respeto que merecemos como mujeres en el mundo. Sé lo que se siente ser criticada por tu cuerpo constantemente y nunca criticaría ni despediría a una empleada por su peso”.

El comunicado de Lizzo concluyó, “Me siento lastimada, pero no permitiré que todo el buen trabajo que he hecho en el mundo sea opacado por esto. Quiero agradecer a todos los que se han acercado para apoyarme durante este tiempo difícil”.

El abogado de las bailarinas, Rob Zambrano, dijo a Rolling Stone sobre la respuesta de Lizzo: “Lizzo le ha fallado a su propia marca y ha defraudado a sus fans. Su negación de este comportamiento reprobable sólo añade a la angustia emocional de nuestras clientas. Sus comentarios despectivos y su total falta de empatía revelan bastante sobre su carácter y solo sirven para minimizar el trauma que ha causado a las demandantes y a otros empleados que ahora han alzado la voz para compartir sus propias experiencias negativas. Si bien Lizzo señala que nunca fue su intención “hacer que alguien se sintiera incómodo”, eso es exactamente lo que hizo hasta el punto de desmoralizar a sus bailarinas y violar la ley de manera flagrante”.