Las víctimas de Astroworld murieron por asfixia por compresión

Médicos forenses del condado de Harris determinaron que las diez muertes fueron accidentales

Por  JON BLISTEIN

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Robert Bumsted/AP Photo

Astroworld el festival organizado por Travis Scott, el pasado 5 de noviembre en Houston, causó la muerte de diez personas y alrededor de 300 personas resultaron heridas. El 16 de diciembre, médicos forenses determinaron que la muerte de esas personas fue un accidente, la causa fue asfixia por compresión. Esto sucede cuando hay una presión externa que expulsa todo el aire de los pulmones lo que genera un desmayo tan fuerte que de no conseguir auxilio en menos de un minuto, el corazón y cerebro presentan fallas vitales que causan la muerte.

Las víctimas se encuentran entre los 9 y los 27 años. El mayor, Mirza Danish Baig, un hombre de 27 años, tenía en su organismo una mezcla tóxica de “cocaína, metanfetamina y etanol” antes de morir. Y el menor es Ezra Blount, un niño de 9 años que fue arrastrado por la multitud. Cientos de personas resultaron heridas luego de que Scott comenzara su presentación. 

En una declaración para Rolling Stone Tony Buzbee, el abogado que representa a la familia de Axel Acosta -uno de los fallecidos-, afirma que: “El reporte indica que Axel murió porque fue empujado y aplastado por la multitud. Eso es algo que la familia ya sabía. Es necesario resaltar que el reporte muestra que no había rastros de ninguna sustancia sospechosa en la sangre de Axel. Ahora que tenemos un reporte oficial quiero decirle al jefe de policía que debería darle vergüenza haber dado pie a rumores como el que decía que las personas habían sido inyectadas durante el concierto con algo que les hiciera perder el control. Haber hecho eso causó más dolor y confusión a los familiares de las víctimas. La familia de Axel quiere llevar el caso a la corte, frente a un jurado, para que los responsables de organizar el evento reciban un castigo legal y se aseguren de que no vuelva a ocurrir una situación como esta”.

Desde la tragedia de Astroworld, el condado de Harris ha recibido alrededor de 300 demandas. La mayoría de estas demandas señalan a Travis Scott, ScoreMore (el promotor del evento), NRG Park (el lugar del evento) y varias compañías logísticas y de seguridad como los culpables de la tragedia. Tanto Scott como los otros acusados rechazan los cargos. No obstante, Scott solicitó que remuevan su nombre de varias de las demandas.

La semana pasada, Scott tuvo su primera aparición en público desde el evento y fue en una entrevista con Charlamagne Tha God. Scott afirma que se enteró de la muerte de esas personas luego de que terminara su presentación. El rapero también afirmó que no escuchó a los fans gritar que pararan el concierto, y que le dijeron que el concierto solo podía terminar luego que se presentaran los artistas invitados (en este caso Drake). Es por eso que el show duró cuarenta minutos más de lo debido. 

En cuanto a su propia responsabilidad, Scott dijo: “Yo soy la cara del festival, soy el artista, es por eso que los medios me culpan a mí. Al final del día, creo que hay que entender cuál fue el problema y creo que podría tomar esa responsabilidad. Podría buscar cuál fue el problema para así buscar una solución y asegurarme de que nada parecido vuelva a suceder”.

Varios familiares de las víctimas no están de acuerdo con esas afirmaciones y le exigen al rapero que se haga responsable de sus acciones. Jennifer Peña, la hermana mayor de Rudy Peña -una de las víctimas-  le cuenta a Rolling Stone que: “Travis Scott debía detener el concierto apenas le dieron el primer aviso. Era su deber investigar qué estaba pasando y así pudo haber evitado que esto pasara. Él pudo haber parado el concierto”.