Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Las imágenes falsas de Taylor Swift reavivan la discusión sobre la regulación de la IA

“Como sociedad, tenemos el poder de controlar estas tecnologías, pero debemos actuar ahora, antes de que sea demasiado tarde”, manifestó el SAG-AFTRA en un comunicado.

Por  ROLLING STONE

enero 30, 2024

La difusión de imágenes pornográficas falsas de Taylor Swift reavivó la discusión sobre la regulación de la Inteligencia Artificial.

TAYLOR HILL/TAS23

Todo apunta a que el uso peligroso y antiético de la Inteligencia Artificial continuará siendo un tema de discusión en 2024. Esta vez, el Sindicato de Actores de Cine y de la Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA) volvió a hacer presión para promover un proyecto de ley en EE.UU. que proteja la voz y la imagen de los artistas.

La organización emitió un comunicado al respecto luego de que se difundieran imágenes pornográficas de Taylor Swift generadas artificialmente –llamadas deepfakes– en Telegram y en X, la red social antes conocida como Twitter. De acuerdo con NBC News, a pesar de que la cuenta que las difundió ya fue suspendida, dichas publicaciones alcanzaron 27 millones de vistas en menos de un día.

Te puede interesar: 5 preguntas para pensar en la inteligencia artificial desde Latinoamérica

“Estas imágenes son indignantes, dañinas y profundamente preocupantes”, se lee en el documento. “El desarrollo y difusión de imágenes falsas (especialmente aquellas de naturaleza lasciva) sin consentimiento debe ser ilegal. Como sociedad, tenemos el poder de controlar estas tecnologías, pero debemos actuar ahora, antes de que sea demasiado tarde”.

Por su notoriedad, el caso de Taylor Swift fue tomado como ejemplo para impulsar una vez más los proyectos de ley en Estados Unidos que buscan penalizar la creación y difusión de deepfakes en línea. Uno de ellos fue presentado en mayo de 2023 por el representante a la Cámara de Representantes Joe Morelle, aunque no ha tenido muchos avances.

Recientemente, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, afirmó que el gobierno de Joe Biden apoya la creación de una ley que prohíba las imágenes pornográficas generadas por IA. “Es alarmante. (…) El abuso sexual, ya sea físico o digital, no debe ser permitido bajo ninguna circunstancia y mucho menos con la excusa de la ‘expresión personal’. Jamás debe ser tolerado”, aseveró.

En su comunicado, el SAG-AFTRA también se refirió al caso del difunto comediante estadounidense George Carlin, cuya voz fue utilizada para crear un episodio de una hora para el podcast Dudesy en YouTube. Poco después de ser publicado, la hija del también actor, Kelly Carlin, tildó el acto de “robo y violación” al arte de su padre y anunció que su familia tomaría acciones legales en contra del canal.

“Las compañías o individuos que están intentando replicar el trabajo creativo de una persona con fines económicos, publicitarios o atención están incurriendo en una infracción a los derechos de propiedad intelectual y devaluando la esencia del arte humano”, señaló el sindicato que en 2023 entró en huelga, en parte, por la falta de compromiso de los estudios de cine y televisión para controlar la Inteligencia Artificial en Hollywood. “Debemos recordar que todo lo que sea generado por medio de I.A. proviene de una fuente creativa de origen humano, y la creatividad humana debe ser protegida”.