El día en el que Hollywood se detuvo

Con los gremios de actores y guionistas en huelga por sus derechos laborales, el futuro de la industria del cine y la televisión en Estados Unidos es incierto

Por  MELISA PARADA BORDA

julio 14, 2023

Robyn Beck/AFP

Es oficial: el Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA) se unió a la huelga del Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA). En un hecho histórico para la industria del entretenimiento de EE.UU. que no se veía desde 1960, ambos gremios detuvieron sus actividades por completo como una forma de protestar ante las condiciones injustas a las que los han sometido los grandes estudios de cine y televisión.

Te puede interesar: Luces, cámara y nada de acción: La huelga de guionistas que paraliza el cine y la televisión en Estados Unidos

En la media noche de este jueves, se cumplió el plazo máximo que el SAG-AFTRA le había dado a la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) para llegar a un acuerdo. Las negociaciones no dieron frutos y tal como lo habían advertido semanas antes, a las 12:00 a.m. del 14 de julio los actores y actrices entraron en huelga. Momentos antes, la presidenta del SAG-AFTRA, la actriz Fran Drescher –conocida por su papel en The Nanny–, ofreció un discurso contundente sobre las razones detrás de la decisión.

“Es triste que hayamos tenido que llegar a estos extremos, pero no tenemos otra opción”, dijo. “Nosotros somos las víctimas. Estamos siendo violentados por una entidad llena de avaricia. Estoy impactada por el trato que nos han dado las personas con las que compartimos el negocio. Francamente, no puedo creer lo mucho que nos diferencia. Cómo apelan a la pobreza y a la pérdida de dinero a diestra y siniestra cuando al mismo tiempo le están dando cientos de millones de dólares a sus directores ejecutivos. Es desagradable. Una vergüenza. Están del lado equivocado de la historia”.

Drescher expresó la indignación colectiva de su gremio ante “el irrespeto y la marginalización” que han sufrido desde el cambio del modelo de negocio en la industria, donde el streaming y la Inteligencia Artificial amenazan con precarizar aún más sus trabajos. “Si no nos mantenemos firmes ahora, vamos a estar en problemas. Vamos a estar en riesgo de ser reemplazados por máquinas y grandes empresas a las que Wall Street les importan más que tu familia y tú”, continuó. “Somos trabajadores, nos mantenemos firmes y exigimos respeto y ser retribuidos por nuestra labor. Ustedes obtienen la riqueza porque no pueden existir sin nosotros”.

Antes del discurso de Drescher, el CEO de Disney, Bob Iger, declaró en el programa matutino Squawk Box que las peticiones de los actores y guionistas de Hollywood no eran realistas. El ejecutivo declaró que la situación le parece “perturbadora” y que la industria apenas está recuperándose de los efectos de la pandemia, de modo que no era el mejor momento para “alteraciones”.

Iger añadió que en las negociaciones con ambos sindicatos intentaron ofrecer “buenas” soluciones, pero que las expectativas de su contraparte solo estaban agrandando los problemas que ya hay dentro del medio. “Respeto el derecho de estas organizaciones de pedir lo más que puedan para compensar a su gente, pero deben ser realistas con el estado del negocio y lo que este puede darles”, comentó.

Su respuesta ha sido calificada de descarada, especialmente teniendo en cuenta que en 2022 (según Statista), Hollywood se recuperó considerablemente sus ganancias, pasando de recaudar 4.48 mil millones de dólares en 2021 a 7.37 mil millones tan solo en taquilla. Su declaración también resulta ofensiva pues mientras los estudios proponían un pago único de 200 dólares por escanear y usar el rostro de actores a través de IA, sin límite y sin más pagos por su uso, el sueldo de Iger ronda los 27 millones de dólares al año.

“Esta mañana el CEO de Disney salió a decir en televisión que lo que pedimos los actores y guionistas no es realista porque no tienen dinero para pagarnos. Pero lo dijo mientras estaba en un retiro de multimillonarios al que llegó en su jet privado y en donde compartía con Mark Zuckerberg y David Zaslav”, afirmó el comediante y actor Adam Conover. “Aquí hay una dosis de realidad para ti, Bob: los escritores no pueden pagar sus hipotecas y los actores no pueden pagar una vida en Los Ángeles. Hasta que aceptes esa realidad, vamos a estar aquí en las calles, en huelga, para que no puedas hacer ni un solo dólar más a cuesta nuestra”. El actor aseguró que Iger se ha negado a seguir en conversaciones.

¿Qué piden los actores y guionistas de Estados Unidos?

La Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) representa a las grandes corporaciones que manejan la industria del entretenimiento en EE.UU. como Disney, Netflix, Paramount y Warner Bros. Discovery, entre otras. Esta asociación es la encargada de negociar y definir los contratos con los demás gremios que pertenecen al medio, como el Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA) y el Sindicato de Actores de Cine-Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA).

En palabras sencillas, cada tres años estas organizaciones se reúnen para definir las condiciones y porcentajes de pagos recibirán las personas que hagan parte de esta industria creativa de ese país, dependiendo de la forma en la que vaya evolucionando. 2022 era el año para volver a sentarse en la mesa, no obstante, el WGA fue el primero en entrar en huelga el pasado dos de mayo luego de que la AMPTP ignorara sus principales peticiones en un documento de 40 hojas.

Ahora, a mediados de mayo, más de 300 miembros del SAG-AFTRA –incluyendo Meryl Streep, Jennifer Lawrence y Rami Malek– firmaron una carta advirtiendo que estaban listos para declararse en huelga de ser necesario. Como las productoras no quisieron llegar a un acuerdo razonable, las predicciones se cumplieron y este sindicato se unió a las protestas.

Los actores y los guionistas prácticamente van detrás de los mismos objetivos: recibir pagos justos durante la producción de productos de cine y TV,  asegurar el pago de regalías provenientes de su reproducción en la era del streaming, la regulación de la IA y mejores aportes a la seguridad social. El problema, según los grandes estudios, es que no hay dinero suficiente para cumplir con las peticiones de ambos gremios.

Actividades que están prohibidas durante la huelga de actores

Durante la huelga del SAG-AFTRA, sus miembros tendrán prohibido realizar una serie de actividades relacionadas con su oficio, con el propósito de que su ausencia se sienta con mayor vigor. Estas son algunas:

• Trabajo en cámara como: actuar, cantar, bailar y hacer escenas de riesgo.

• Trabajo fuera de cámara como: hacer doblaje, tráilers, narraciones, ensayos, audiciones y pruebas de vestuario/maquillaje.

• Promoción de productos de cine y TV: giras, entrevistas, convenciones, festivales, paneles, premieres y podcasts.

Producciones y eventos que se podrían ver afectadas por la huelga

Te puede interesar: “Es la peor era en la historia de Hollywood”: Quentin Tarantino sobre el cine actual

La premier de Oppenheimer en Nueva York iba a realizarse el jueves en la noche, pero al acercarse las 12:00 a.m., Christopher Nolan anunció que el cast de su próxima película abandonó el evento para unirse a la protesta. La alfombra roja se movió una hora antes para que Cillian Murphy, Matt Damon y Emily Blunt pudieran caminar sobre ella antes de marcharse.

Pero además de las giras promocionales de filmes como Oppenheimer, Barbie y Misión imposible 7, las huelgas podrían ocasionar retrasos en filmes como Los Cazafantasmas 4, Avatar 3 y 4, Beetlejuice 2 y Gladiador 2. En cuanto a las series televisivas, House of the Dragon, The Sandman, Euphoria, Stranger Things, The Last of Us y Yellowjackets también detendrían sus rodajes.

La preocupación se ha extendido hasta los Premios Emmy, que esta semana anunciaron las nominaciones a su entrega número 75, y cuya ceremonia está programada para septiembre. Pero si la crisis se extiende un par de meses más, dicha fecha tendría que posponerse indefinidamente.

¿Cuál sería la solución de la AMPTP?

Con la fuerza de trabajo detenida, ninguna de las partes involucradas recibirá mayores ganancias en las próximas semanas –o meses. Esto significa un sacrificio enorme para los trabajadores en huelga que no desean seguir llenando los bolsillos de las cabezas de la industria, cuando estas pasan por encima de sus derechos. Pero según Deadline, las productoras saben que el sustento de actores y guionistas está en juego, por lo que estarían considerando no volver a negociar y esperar hasta que la situación sea insostenible a nivel económico.

De acuerdo con las fuentes que cita el medio, los estudios creerían que los huelguistas se quedarían sin dinero en octubre. “El último recurso es dejar que el tiempo pase hasta que los miembros de los sindicatos comiencen a perder sus hogares”, le habría informado un ejecutivo a Deadline. La Alianza desmintió tales acusaciones y ratificó sus deseos de poder encontrar un punto medio para reactivar la industria, aunque al mismo tiempo se ha negado a volverse a sentar junto al WGA.

CONTENIDO RELACIONADO