Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Las dimensiones de DJ Guapis

Havi Sánchez habla sobre su trayectoria como DJ, abrir espacios para las personas trans en la industria musical en México y su trabajo con Danna.

Por  MELISA PARADA BORDA

marzo 27, 2024

Havi Sánchez, Dj Guapis.

Fotografías por José Lupercio. Maquillaje por Adrián González. Cabello por Erich Clemenz. Uñas por Zai Vega. Estilismo de moda por Rodrigo Alvarez.

Cuando DJ Guapis tocó por primera vez en un festival, lo que inició como una presentación frente a su círculo cercano terminó siendo una congregación de personas LGBTIQ+ que vieron en su show un espacio seguro para ser ellas mismas. Para el momento de terminar, unas tres decenas de espectadores ya estaban bailando sobre la misma tarima en la que ella se encontraba. “Fue muy bonito que esta barrera para elles se rompió en el momento y dijeron, ‘Wey, pues ese también es mi escenario’. Y la realidad es que sí”, le cuenta a ROLLING STONE en Español.

Te puede interesar: Muestrario: 25 grandes álbumes iberoamericanos con esencia queer

“Muchas veces como artistas pensamos que no tenemos una responsabilidad colectiva o que no formamos parte de comunidades o poblaciones, y que solo hablamos por nosotres mismes, pero la realidad es que la gente muchas veces siente nuestros logros como suyos”, continúa. “Y tienen razón porque nuestras existencias se nutren mutuamente y forman vínculos super bonitos que hacen que esto cambie para todes”.

Fuera de los tornamesa, DJ Guapis es Havi Sánchez, una artista nacida en Ciudad de México que en el 2017 emergió del underground justo cuando los movimientos queer y feministas buscaban reapropiarse del reggaetón. Por aquella época, mientras terminaba su carrera de Artes Visuales y Plásticas, comenzó a poner música en fiestas de sus amistades, quienes elogiaban su selección de las canciones y las vibras que traía.

A medida que continuaba encargándose de la música en diferentes reuniones, alguien notó que ya tenía una biblioteca construida con un estilo muy definido pero, sobre todo, distinto a lo que hasta ese momento se conocía en la escena urbana. “¿No crees que estaría chido hacerlo?”, le dijo a Havi refiriéndose a formalizar su carrera como disc jockey. “Yo hasta ese momento no había visto a una mujer trans siendo DJ aquí en CDMX, y menos en relación con géneros urbanos y electrónicos más duros como el hard techno, el gabber y cosas así. Ahí estaba la semillita”, cuenta la mexicana.

Desde entonces, su reconocimiento ha ido creciendo exponencialmente y ha llevado sus mezclas a espacios en los que antes las personas LGBTIQ+ no solían ser invitadas como artistas. “Soy parte de un momento histórico en la ciudad”, afirma. “Creo que ver a una mujer trans en esa posición en ese momento sí fue muy impactante para muchas personas”.

En sus sets, DJ Guapis incluye canciones y beats de reggaetón, pop latino, guaracha y más géneros que deconstruye y reinterpreta para darles un nuevo significado, apartándoles de la imagen masculina heterocis que habían proyectado en el último par de décadas. En ese sentido, el haber sido una de las pioneras en darle un giro a la movida urbana y techno en México, también se tradujo en mayores oportunidades para las personas trans y no binarias.

“De alguna forma sí creo que ha cambiado y se ha abierto un poco el panorama, pero todavía falta mucho trabajo, mucho de parte de promotores y personas en la industria de la música que tengan la sensibilidad para solamente usar su oreja y no usar sus ojos”, comenta Havi respecto a la falta de representación de mujeres trans que aún existe en grandes festivales de música pese a los avances que ha habido en materia de paridad e igualdad.

Te puede interesar: La industria musical es un “club de hombres” donde la misoginia es “endémica”: reporte

Dicha sensibilidad de individuos influyentes de la industria para “usar sus orejas y no sus ojos” es lo que, en parte, considera ha permitido que su proyecto de DJ Guapis haya podido alcanzar lugares que antes parecían imposibles de ocupar a raíz de los estereotipos y la discriminación. “Creo que una de las cualidades de mi trabajo es que le llegué a las personas por los oídos y, en ese sentido, cuando ya no están viéndote como una mujer trans (con todos los estigmas y lo que la sociedad carga sobre tu cuerpo e imagen) y entras por otro lado como es lo auditivo, se rompe esa barrera y se genera una relación desde otro lugar”, reflexiona.

Fotografías por José Lupercio. Maquillaje por Adrián González. Cabello por Erich Clemenz. Uñas por Zai Vega. Estilismo de moda por Rodrigo Alvarez.

Cansada de la escasez de oportunidades laborales que había –y sigue habiendo– para las personas trans, y de “ser el token de inclusión”, hace unos años creó Trnsx, una fiesta en donde lxs artistas y el staff eran personas trans. Por dificultades económicas y de logística, el proyecto terminó luego de unas cuantas ediciones, pero sentó un precedente de que sí es posible crear y fomentar espacios seguros en los que se reconozca el trabajo de las personas queer en México.

Cuando esta iniciativa llegó a su fin, llegó otro de los hitos más grandes en su carrera: trabajar con Danna, una relación que partió con la fiesta de lanzamiento del video musical de ‘XT4S1S’ en 2022. Para ese momento, DJ Guapis ya tenía bastante definida su línea artística, así que preparó un set en el que reunía los recuerdos de sus inicios, los géneros musicales que forjaron su estilo y producciones musicales de artistas trans de Latinoamérica. La mezcla no contenía los hits ni los artistas más mainstream, por lo que llegó a pensar que no la volverían a llamar, sin embargo, más adelante fue la encargada de crear el mixtape que se reproducía a modo de warm-up durante la gira más reciente de la intérprete de ‘1Trago’.

Además del impulso que significó el haber trabajado junto a Danna, Havi recuerda con mucho aprecio los videos que se viralizaron en redes sociales de trabajadoras y trabajadores de los conciertos gozando de su selección musical. “[Esto] para mí es un signo de que lo hice increíble porque elles no pagaron por estar ahí, están trabajando, y trabajar bajo estándares capitalistas es una tarea bastante alienante y complicada, más si estás trabajando en lugares donde hay tanta gente”, destaca.

A Havi no le molesta que cuando se refieran a DJ Guapis, se haga énfasis en que es una mujer trans pues para ella serlo es motivo de orgullo y no siente que sea una etiqueta que la reduzca: “En lo personal, no es algo que me ponga en una caja, sino es algo que debería ser una entrada a que las personas pudieran comprender la magnitud de lo que significa una palabra que puede parecer simple de comprender, pero la verdad es que carga toda una historia de la cual soy heredera. Estoy orgullosa de que se me identifique de esa forma”. No obstante, deja claro que es también una modelo, una artista visual y una figura pública, por eso su proyecto va mucho más allá de tocar música.

A pesar de que muchas veces el ejercicio del disc jockey no es visto como una expresión artística, Havi se reconoce a sí misma como una artista pues considera que el trabajo que desempeñó en las artes visuales –que la llevaron a presentar exposiciones en el Palais de Tokyo en París y la Galería Kurimanzutto en CDMX– se ve reflejado en lo que hace actualmente. Para ella, ser DJ es una forma de hacer collage con canciones y técnicas que son moldeadas en mezclas a las que dota de “narrativas emocionales”.

Además de su trabajo con Danna y sus presentaciones en festivales importantes de música en su país, Havi Sánchez recientemente hizo su debut en la pantalla grande con la cinta Lluvia de Rodrigo García Sáiz. Y mientras se prepara para trabajar en una producción musical completamente de su autoría, por lo pronto continuará estableciendo su propio nombre y abriendo caminos para que cada vez más artistas trans puedan triunfar en las industrias culturales.