Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

¿La inclusión en Hollywood es performativa?

Nuevos informes revelan en cifras cómo las mujeres siguen siendo una minoría a la hora de ser elegidas en cargos importantes dentro de producciones.

Por  VALENTINA VILLAMIL

enero 5, 2024

Greta Gerwig junto a Ryan Gosling y Margot Robbie en el set de Barbie.

Jaap Buitendijk/Warner Bros. Pictures.

Durante los últimos años hemos logrado ser testigos de un cambio significativo en la cultura pop, en donde la inclusión figura como uno de los pilares principales dentro de todo tipo de industria. Si nos centramos específicamente en Hollywood, hemos visto cómo en este último tiempo, nombres de grandes mujeres como Greta Gerwig, Elizabeth Banks o Sofia Coppola han logrado grandes triunfos y reconocimientos dentro de su campo. Sin embargo, un reciente estudio (obtenido por Variety) de la Iniciativa para la Inclusión de USC Annenberg pone al descubierto el superficial compromiso de Hollywood con la diversidad y la inclusión. 

El estudio, que profundiza en las prácticas de contratación de los grandes estudios, desvela una realidad descorazonadora: las promesas hechas tras el asesinato de George Floyd en 202’ son meros “actos performativos”, que no logran producir un cambio significativo en la industria.

Te puede interesar: Directoras que han revolucionado el cine

“Este informe contrasta con quienes podrían celebrar el inicio del cambio en Hollywood tras un año en el que Barbie encabezó la taquilla”, se lee en el estudio. “Una película o un director simplemente no bastan para crear el cambio radical que sigue siendo necesario detrás de la cámara. Hasta que los estudios, los ejecutivos y los productores no modifiquen su forma de tomar decisiones sobre quién está cualificado y disponible para trabajar como director en las películas más taquilleras, hay pocas razones para creer que el optimismo esté justificado”.

El informe de la USC revela que, aunque se ha producido una mejora marginal, solo el 12,1% de los directores vinculados a las 100 películas más taquilleras de Estados Unidos en 2023 eran mujeres. Este ligero aumento con respecto al 9% de 2022 sugiere que el progreso en la representación femenina detrás de la cámara ha sido decepcionantemente lento. Los datos también destacan que el porcentaje de mujeres cineastas en las principales películas se ha mantenido relativamente estancado desde 2018, cuando solo el 4,5% de los directores eran mujeres.

El estudio arroja luz sobre la grave infrarrepresentación de las mujeres de color en la silla de director, ya que solo el 3,4% de las 100 películas más taquilleras de 2023 estuvieron dirigidas por mujeres de orígenes étnicos diversos. Entre ellas, Adele Lim, Celine Song, Fawn Veerasunthorn y Nia DaCosta consiguieron romper dichas barreras. Sin embargo, la falta de avances significativos en el porcentaje de directoras de diferentes razas y etnias de 2022 a 2023 es alarmante.

Nia DaCosta en el set de The Marvels.
Laura Radford/Disney/Marvel Studios vía AP.

Universal Pictures emerge como líder relativo entre los grandes estudios, al haber contratado a cuatro directoras mujeres, marcando un máximo entre las distribuidoras. Le siguen Disney y Lionsgate, quienes han contratado dos y tres directoras, respectivamente. En los últimos 17 años, Universal Pictures ha contratado alrededor de 27 mujeres (9,2%) para dirigir grandes estrenos en salas, superando a otras casas productoras como Warner Bros., Sony Pictures Entertainment y Walt Disney Studios. Paramount Pictures, con una escasa tasa de contratación del 1,6%, demuestra una clara necesidad de mejora.

Si bien el estudio encontró que el 22,4% de las 100 películas más taquilleras en 2023 tenían directores de minorías de grupos raciales y étnicos, este número se mantuvo esencialmente sin cambios desde 2022. El desglose muestra que el 53,8% eran asiáticos, el 30,8% eran afro, el 7,7% eran hispanos/latinos y otro 7,7% eran multirraciales. Entre las principales distribuidoras, Walt Disney Studios y Warner Bros. destacaron como las productoras de mayor rendimiento en 2023, con cuatro y cinco películas de directores infrarrepresentados, respectivamente.

A lo largo del estudio, los autores reconocen las limitaciones de medir la inclusión basándose únicamente en los ingresos de taquilla. No recoge las contribuciones de las mujeres y las personas no blancas en las películas independientes de menor recaudación o las empleadas por servicios de streaming como Netflix. Sin embargo, el informe señala que Netflix, al menos en 2021, demostró un encomiable porcentaje de contratación de directoras del 26,9%, superando a las grandes distribuidoras tradicionales.

No obstante, la Iniciativa para la Inclusión de USC Annenberg no ha sido la única institución que ha desentrañado la realidad de Hollywood. El Centro para el Estudio de la Mujer en la Televisión y el Cine de la Universidad Estatal de San Diego también ha hecho énfasis en la afirmación de que los estudios siguen dando prioridad a los cineastas masculinos para sus proyectos más significativos.

Este informe señala que las mujeres apenas representan el 16% de los directores de las 250 películas más taquilleras en 2023, lo que supone un decrecimiento con respecto al 18% registrado en 2022. Coincidiendo con la USC, se observan ligeras mejoras a medida que se asciende en la lista de las películas más taquilleras, con un 14% de directoras en las 100 películas más taquilleras, frente al 11% de 2022. Aun así, la tendencia general es preocupante. 

Las conclusiones del estudio se extienden más allá de la silla del director, destacando los retos a los que se enfrentan las mujeres en los puestos clave entre bastidores. En general, las mujeres representan sólo el 22% de los directores, guionistas, productores, productores ejecutivos, montadores y directores de fotografía que trabajan en las 250 películas más taquilleras. Esto representa una disminución con respecto al 24% registrado en 2022. Además, un asombroso 75% de las películas más taquilleras empleaban a 10 o más hombres en puestos cruciales tras bambalinas, mientras que el 4% tenía 10 o más mujeres en funciones similares.

Warner Bros.

En orden descendente, las mujeres representan el 26% de los productores, el 24% de los productores ejecutivos, el 21% de los montadores, el 17% de los guionistas, el 14% de los compositores y sólo el 7% de los directores de fotografía. Mientras que el porcentaje de mujeres compositoras aumentó un 6%, se produjo una reducción en el número de mujeres empleadas como productoras, productoras ejecutivas y guionistas. La representación de las mujeres encargadas del montaje y directoras de fotografía se mantuvo prácticamente igual en comparación con el año anterior.

“Es la última ilusión. El merecido triunfo de Greta Gerwig oculta la desigualdad que impregna la industria cinematográfica dominante”, comentó la Dra. Martha Lauzen, autora del informe y fundadora y directora ejecutiva del Centro.

Los datos recogidos por ambos estudios sirven de crudo recordatorio de que las promesas de Hollywood en materia de inclusión y diversidad aún no se han materializado en cambios sustanciales. Aunque los éxitos individuales como el caso  de Barbie en 2023 pueden ser una señal de progreso, la omnipresente falta de oportunidades para las mujeres cineastas y las personas de color pone de relieve los problemas profundamente arraigados de la industria.