El hijo adoptivo de Die Antwoord acusa a la pareja de abuso y explotación 

Señala que el dúo sudafricano lo sometió a abusos físicos, sexuales, explotación y esclavitud

Por  VALENTINA VILLAMIL

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Ollie Millington/Redferns

*El texto a continuación contiene información sobre agresiones sexuales.  

Gabriel du Preez, más conocido como ‘Tokkie’, fue adoptado junto a su hermana Meisie por el dúo sudafricano de electro-rap, Die Antwoord, formado por Yolandi Visser ( Anri du Toit) y Ninja (Watkin Jones), en 2010. La pareja dio la bienvenida al menor, quien padece una enfermedad degenerativa que adelanta el envejecimiento del organismo, cuando él tenía nueve años. En la actualidad, Tokkie tiene 20 años y no vive con el dúo, a diferencia de su hermana quien aún sigue en custodia de los artistas a pesar de vivir con otra familia en Johannesburgo. 

Con un historial de tráfico sexual y homofobia, la pareja da nuevamente da de qué hablar tras las acusaciones que salieron a la luz la semana pasada, cuando du Preez habló con Ben Jay Crossman, el ex director de la agrupación, en una entrevista muy detallada de lo que fue su vida en estos últimos diez años. “Me hicieron sentir como si fuera un esclavo. Me adoptaron para ser un esclavo, me hicieron sentir que no me querían realmente”, declaró du Preez al medio sudafricano News24.

Entre las acusaciones, el joven relata las repetitivas ocasiones en las que la pareja obligaba a los hermanos du Preez a desnudarse frente a ellos e incluso ser expuestos ante sustancias psicoactivas, pornografía y juguetes sexuales desde muy corta edad. 

“Yolandi me llamó a la habitación, estaba desnuda y vomitando por todas partes. Estaba tumbada con las piernas abiertas como la muñeca [sexual] que tenía en mi habitación.” Y añadió: “Lo peor fue ver a mi supuesta madre o madre adoptiva desnuda en una habitación, borracha […] experimentar a mi madre borracha, desnuda y queriendo que pasara tiempo con ella en la habitación mientras estaba desnuda. Lo encontré muy perturbador”.

En adición a esto, Tokkie recuerda la vez en la que Yolandi y Ninja lo felicitaron por apuñalar a su hermano mayor tres veces dejándolo gravemente herido y con necesidad de tratamiento hospitalario. “Dijeron: ‘Oye, buen trabajo, hombre. En realidad no sabía que ibas a ser un hombre. En realidad, no esperaba que apuñalaras a tu hermano, eso es increíble’”.

Du Preez resalta la preocupación que siente por su hermana al seguir bajo la custodia de la pareja. Reveló que Meisie le ha comentado que no quiere visitar a Jones y du Toit en Ciudad del Cabo, donde actualmente residen, dado que siguen sometiendo a la menor a actos incómodos que arremeten contra su integridad. “En diciembre pasado, Ninja y ellos aparentemente llevaron a mi hermana a un sauna y todos estaban desnudos en el sauna y querían que mi hermana también se desnudara”, dijo. “¿Por qué Ninja quiere ver a mi hermana desnuda? Ella es tan pequeña”, señaló además de alegar que Jones tiene una fijación de deseo bizarro hacia la menor.

En años anteriores, la banda ha recibido acusaciones por parte de otros artistas como Zheani, una rapera australiana que fue contactada por Visser para pasar unos cuantos días en Sudáfrica junto a la agrupación. Como reveló en un diss-track titulado The Question, la artista acusó a Ninja de violación, tortura y actos satánicos. 

Aunque la pareja personalmente no se ha pronunciado, el agente del dúo, Scumeck Sabottka, aseguró que “Die Antwoord no está de acuerdo con las declaraciones de Tokkie”.