Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Yasuaki Yamashita, el sobreviviente de la bomba atómica que vive en México

“Lo importante de ver esta película es que la gente entienda lo que pasó”, dice acerca de Oppenheimer.

Por  PATRICIA GUERRERO

julio 24, 2023

El Universal

Este fin de semana se estrenó la esperada película dirigida por Christopher Nolan, Oppenheimer. La cinta narra la vida de J. Robert Oppenheimer, el físico teórico que fue una figura fundamental en el desarrollo de las primeras armas nucleares en el Proyecto Manhattan. Universal Pictures México descubrió que un sobreviviente de la bomba atómica de Nagasaki vive en México, por lo que lo invitaron a ver la película y compartir su experiencia.

Yasuaki Yamashita recuerda que el 9 de agosto de 1945 un vecino advertía que había visto a un avión sobrevolar la ciudad. Por precaución, su madre decidió que debían resguardarse en un refugio bajo su casa. “Ella tomó mi mano y en el momento en el que entramos a la casa vino una explosión terrible. Ya pueden tener una idea de esa explosión por la película. Era una luz tremenda. Como si fueran mil relámpagos al mismo tiempo. Empezamos a sentir que cosas volaban sobre nosotros, pero de repente un silencio total”, explica Yamashita. 

Yasuaki Yamashita quiere que los jóvenes vean Oppenheimer

No fue fácil para Yamashita ver la película, “Al ver la película estaba temblando realmente por la tristeza, la memoria y el sufrimiento. En la escena de la prueba atómica, empecé a sufrir, no podía ver la película”, confesó “Tuve que taparme los ojos y empecé a llorar”. A pesar de los sentimientos que le provocó la proyección, Yamashita considera que la película de Nolan es importante. 

“Lo importante de ver esta película es que la gente entienda lo que pasó y que jamás pueda suceder nuevamente esta tragedia. Si se olvida, esto puede repetirse. Por eso creo que es importante que sobre todo los jóvenes la vean. Esto no se puede repetir jamás, pero jamás. Nadie puede sufrir como sufrimos nosotros”, declaró con firmeza.

Te podría interesar: Crítica: Oppenheimer

Una segunda vida

Las consecuencias de la bomba atómica afectaron a Yamashita por muchos años, así como a la gran mayoría de los sobrevivientes. La radioactividad le causó hemorragias, anemia y desmayos. Recuerda que en Japón muchos tenían miedo de asociarse con sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki, por temor a “contagiarse de radiación”. La discriminación social provocó que Yamashita quisiera buscar un hogar en otro país.

Comenzó a estudiar español y en 1968 formó parte de la prensa japonesa durante los Juegos Olímpicos de Ciudad de México. “México me recibió de brazos abiertos y me dio cariño. México me dio la segunda vida. Por eso el cariño y amor de los mexicanos me dio una lección para quedarme en México para siempre”, recuerda con gratitud. En México, descubrió su objetivo de generar conciencia acerca de los riesgos de las bombas atómicas. 

Te podría interesar: Christopher Nolan advierte que la IA está pasando por su “momento Oppenheimer”