Un viaje en el tiempo con Wham!

Hablamos con Andrew Ridgeley, el compañero inseparable de George Michael sobre los 40 años de carrera de la banda y su propulsión hacia la fama con la curiosa historia de 'Wake Me Up Before You Go-Go'.

Por  MARTÍN TORO

julio 27, 2023

Michael Putland/Getty

Toda una generación fue tocada por la magia desenfrenada de los años 80, y en el corazón de esa era vibrante se encontraba Wham!, una banda icónica que dejó una huella imborrable en la historia de la música pop.

Compuesta por el carismático dúo Andrew Ridgeley y el fallecido y legendario George Michael, se convirtió en sinónimo de juventud, energía y diversión. Ahora, cuarenta años después del inicio de su aventura musical, tenemos el privilegio de sentarnos con uno de los protagonistas de esta inolvidable odisea.

Te puede interesar: 10 canciones esenciales de Sinéad O’Connor

En una entrevista exclusiva con Rolling Stone en Español, Andrew Ridgeley, el compañero inseparable de George Michael en Wham!, nos sumerge en un viaje en el tiempo para revivir los momentos que forjaron la historia de la banda.

Además, como un regalo para sus seguidores, Wham! se prepara para lanzar un disco de grandes éxitos titulado «The Singles: Echoes from the Edge of Heaven». Un recopilatorio que celebra los momentos más brillantes de su trayectoria musical, recordándonos por qué Wham! sigue siendo relevante y querido en la actualidad.

40 años de carrera musical con WHAM! es una trayectoria increíble. ¿Qué sentimientos te genera mirar hacia atrás y ver todo lo que han logrado como dúo?

Bueno, fue un capítulo dorado en nuestras vidas y fue un capítulo breve, pero fue un capítulo glorioso y, obviamente, lo he estado recordando bastante más durante los últimos tres o cuatro años durante el proceso de creación de The Singles: Echoes from the Edge of Heaven y el documental. Así que he estado mirando hacia atrás más de lo que lo haría normalmente, sobre todo con tanto detalle.

¿Has redescubierto memorias olvidadas durante este proceso?

Olvidadas no, tengo memorias muy claras y vívidas sobre esos días, pero sí hemos descubierto material especialmente para el documental que no estábamos seguros de que existiera o que pensamos que podría haberse perdido. Ha sido una experiencia muy agradable en gran medida. Ha sido gratificante y ha sido satisfactorio y sabes que es cuando Wham! es una historia que te hace sentir bien, sabes que tiene un principio, un medio y un final.

Me ha sorprendido lo mucho que he disfrutado el proceso.

WHAM! fue uno de los actos pop más exitosos en la década de 1980, vendiendo millones de discos en todo el mundo. ¿Cuál crees que fue el ingrediente clave que hizo que su música fuera tan querida y popular durante esos años?

Es la calidad de la música, la exuberancia y la energía que transmiten las canciones y sabes que son discos muy bien hechos.

Hay algunas canciones geniales allí y es halagador que hayan superado la prueba del tiempo y que todavía atraigan a la gente, pero creo que toda la buena música tiene eso. Hace poco escuché algunas pistas del álbum Help! de The Beatles porque me pidieron que juntara algunas pistas para un programa de radio. Y no he escuchado Help! tal vez en 30 años, y al escuchar, esas pistas todavía tienen energía y vitalidad y creo que es lo mismo que sucede con las canciones de Wham!, creo que la gente realmente siente la energía y la vitalidad, toda la exuberancia que se utilizó para hacer esos discos y que las propias canciones contienen de forma innata, así que creo que toda la buena música tiene eso, pero tuvimos suerte. Tuvimos a uno de los mejores compositores y cantantes del mundo, así que es increíble.

¿Qué recuerdas del proceso creativo durante esas épocas?

Bueno, en cierto era variado. Quiero decir, una vez que George asumió la tarea de escribir canciones, casi siempre lo hacía en el estudio, y creo que necesitaba ese entorno para que su creatividad realmente apareciera.

Sabes, hubo momentos en que un ejemplo sería en 1984 cuando estábamos tratando de grabar una pista que sería esencialmente nuestra canción de regreso o al menos era el primer lanzamiento después de la disputa que tuvimos con Innovision, por lo que no lo habíamos lanzado nada desde el verano del 83 sino hasta la primavera del 84 y eso fue porque estábamos en la disputa y estábamos en el estudio trabajando en una pista llamada ‘Whamshape’, y simplemente no era lo suficientemente buena, no estaba haciendo lo que se suponía que debía hacer.

En ese momento, George vio la famosa nota que yo le había escrito a mi madre que decía “Wake me up before you gogo”. Cometí un error de ortografía y todos los errores gramaticales, pero a partir de ahí, ¡Boom! George escribió ‘Wake Me Up Before You Go-Go’ y al compararla con ‘Whamshape’ era todo lo que debería ser y cuando escuché por primera vez el coro instantáneamente sabía que era un éxito.

Como consecuencia de estar bajo presión en el estudio, George tenía la habilidad de hacer eso.

En WHAM! siempre se destacó la amistad entre tú y George Michael. ¿Cómo lograron mantener esa amistad sólida durante todos estos años y cómo influyó en su música y presentaciones?

Todo fue una representación y manifestación de nuestra amistad juvenil y, por lo tanto, las canciones fueron escritas para Wham! pero también fueron escritas, en su mayoría, por George, él era un hombre muy joven.

Acabábamos de salir de nuestra adolescencia y estábamos en la cúspide de convertirnos en adultos jóvenes.  Durante el curso de esos cuatro años, así que sabes que Wham! fue el vehículo perfecto, se trataba de ti. Se trataba de la vitalidad y así se presentó. Sabes, creo que era la oportunidad para George de escribir canciones sobre la experiencia de la juventud y el crecimiento.

WHAM! fue el primer grupo occidental en tocar en China en 1985, un hito histórico en la industria musical. ¿Cómo describirías esa experiencia y qué significó para ustedes como artistas?

Fuimos el primer acto de pop contemporáneo que tocó allí y fue un proyecto que se concibió para elevar nuestro perfil y popularidad en los Estados Unidos con el fin de consolidar el éxito de Make It Big, que había sido un álbum número uno.

Normalmente sabes que los artistas saldrían de gira durante 90 días por todo Estados Unidos y promocionar el disco, pero simplemente George no estaba preparado para hacerlo.

 Nuestro manager Simon Napier Bell, entendió la situación y muy bien concibió la idea de ir a China. Yo era muy escéptico pero, sin embargo, logró su propósito, que era elevar nuestro perfil.

China todavía era distinta. Era una China comunista que no había abrazado y la forma de capitalismo como lo ha hecho durante los últimos 30 años más o menos, y nuestra experiencia fue bastante limitada. Tenía parámetros bastante estrechos, porque teníamos chaperones, nuestras experiencias y los lugares a los que íbamos siempre estaban monitoreados, así que sí, fue una experiencia única. Sin embargo, disfruté la comida.