Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Un simulacro de entrevista setentera con Riley Keough y Sam Claflin de Daisy Jones & The Six

“Yo llegué después de que ocurrió el incidente, pero Josh me miró y dijo “acabo de ser electrocutado por mi amplificador”.

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

junio 15, 2023

Riley Keough y Sam Claflin.

Cortesía de Prime Video

Daisy Jones & The Six es una novela de ficción escrita por Taylor Jenkins Reid y publicada en 2019, que utiliza la estructura de una entrevista retrospectiva para contar la trayectoria de una banda de rock de los años 70, que nunca existió, pero que claramente está inspirada en Fleetwood Mac.  

En ella, Daisy Jones, una joven y talentosa cantante, comienza su carrera musical en solitario, pero su estilo y carisma capturan la atención de Billy Dunne, el líder de una exitosa banda de rock llamada The Six. Juntos, deciden unir fuerzas y formar a Daisy Jones & The Six. La química entre ellos es evidente y su música se convierte rápidamente en un fenómeno. Daisy y Billy representan dos enfoques diferentes hacia la música y el estilo de vida rockero. Daisy es una joven despreocupada y libre, mientras que Billy es un joven más serio e introspectivo. 

La historia de Daisy Jones & The Six es cautivadora y al leerla nos olvidamos que no es una verdadera crónica musical. La miniserie de Prime Video, logra capturar la esencia de la novela, así como la música y la cultura musical de los años setenta, con todo y sexo, drogas y Rock & Roll. Riley Keough, la nieta de Elvis Presley en la vida real, interpreta a la salvaje Daisy y Sam Claflin, conocido por su papel del galante Finnick Odair en la saga de películas de Los juegos del hambre, encarna al atormentado Billy. Ambos estuvieron conversando sobre la experiencia de convertirse en dos músicos famosos en la ficción, pero inspirados en músicos reales. Vale la pena mencionar que en la miniserie, ellos son entrevistados por un periodista de la revista Rolling Stone producto de la ficción y que ahora la entrevista es real. 

ROLLING STONE: Primero que todo, ¿pueden hablarme sobre los orígenes de esta alocada miniserie sobre los años setenta?

SAM CLAFLIN: Bien. Todo comenzó con un libro. Un libro increíble. Todo un best seller. Y luego, bueno, tú sabes, se adaptó como una miniserie y aquí estamos. Sí (risas).   

Tengo entendido que Fleetwood Mac fue la inspiración principal para Daisy Jones & The Six. ¿Qué otras bandas o artistas entraron en la mezcla?

RILEY KEOUGH: Mientras filmábamos vi a una gran cantidad de artistas. Más o menos el proceso fue el de sentarme en mi computador y sacar cualquier cosa que pudiera encontrar de los años setenta. Observé a Joni Mitchell, Cher, Stevie Nicks, Emmylou Harris, Jimi Hendrix y a The Eagles. También estaba muy interesada en la manera como se comportaban en las entrevistas y la forma como hablaban. Su dialecto. Como sonaban en esa época. Tan solo su voz al conversar. Y como se diferenciaba de mi acento moderno de California. Y sí, no hay una sola persona a quien no haya utilizado como modelo, pero creo que fue una acumulación de muchas personas… 

SAM CLAFLIN: La mayoría músicos. Ellos fueron un poco más profesionales en el escenario que Daisy y Billy, y creo que su relación en la serie los envuelve uno al otro. Como yo lo entiendo, siento que Lindsey Buckingham y Stevie Nicks eran mejores al esconderse en el escenario y al hablar sobre sus pensamientos. Creo que nosotros nos permitimos un poco de licencia artística para poner nuestra propia versión de las cosas. Pero Bruce Springsteen fue definitivamente una influencia para mí, en parte porque no había visto mucho material en vivo de bandas de aquella era. Conozco mucho sobre la música y he escuchado mucha, pero observar a las bandas en acción, tú sabes, ese momento en el que tocan en el escenario de una manera que nos conmueve, es muy diferente a como las bandas se mueven en el escenario hoy, especialmente las bandas de rock. Es así que fuimos bendecidos con un entrenador de movimientos que acudió en nuestra ayuda y con el que trabajamos mucho.

¿Sabes? Las estrellas del Pop o los músicos actuales son capaces de manipular su coreografía o coreografiar momentos específicos de la historia. Nosotros comenzábamos a improvisar juntos, porque nuestra danza no es mecánica o de headbaging. Esto nos recordaba constantemente que estábamos en los años setenta y no en el contexto de la industria musical actual.         

¿Cuál es es la conexión entre tú y Elton John? 

SAM CLAFLIN: Creo que todos teníamos mucha curiosidad en esa audición. Ellos me pidieron preparar una canción de los años setenta. Yo acudí a Apple Music y encontré un listado de temas de Rock de los años setenta. Recuerdo que lo recorrí pensando “No. Esta es muy alta”. “Nunca me aprenderé la letra en dos días”. Y luego aterricé en Your Song de Elton John. No es mi culpa que esa canción haya estado en un listado de Rock & Roll, pero estaba el hecho de que yo conocía a medias la canción. Me dije “¡Oh, sí! Este tema está dentro de mi rango vocal y se siente cómoda de cantar”. Es así que me dediqué a ella y muy rápidamente luego de cantarla, ellos fueron como “Genial. Vamos a continuar”. Pero en ese momento me atreví a cantar Come Together de los Beatles, aunque esa es una canción de los sesenta.

¿Sabes? En ese momento yo pensaba que Come Together era de Michael Jackson, pero me enteré muy rápido que era original de los Beatles. Sí, me falta mucho para completar mi conocimiento sobre el rock de los setenta, pero aquí estoy (risas). Ahora he escuchado mucho de muchos artistas, y ahora ¡los Beatles! (risas)        

Existe una maravillosa versión de Come Together de Aerosmith grabada en los años setenta… 

SAM CLAFLIN: ¿Es verdad eso?

Sí.

SAM CLAFLIN: No lo sabía. No la he escuchado, pese a que amo a Aerosmith.

RILEY KEOUGH: Voy a buscarla ya mismo. ¡Gracias por la recomendación! Mi canción para la audición fue de Lynyrd Skynyrd. Fue realmente algo muy diferente (risas).

SAM CLAFLIN: ¿En serio? ¡No sabía eso! 

Daisy Jones & The Six (Cortesía de Prime Video)

Riley, tú eres la nieta del Rey. ¿Utilizaste alguna experiencia extraída de la vida real para incluir en la historia de Daisy Jones?

RILEY KEOUGH: Bueno, he tenido mucha experiencia en el mundo de la música y este es un mundo en el que me siento familiarizada y cómoda. Pasé mucho tiempo de mi vida alrededor de músicos. Toda mi familia estaba conformada por músicos. Es así que era algo que pasaba mucho a mi alrededor. Pero como Sam estaba diciendo, esta fue en cierto modo una experiencia totalmente nueva para mí, porque no tenía experiencia cantando y ese fue el principal foco de atención.  

Creo que Daisy Jones & The Six es una serie muy cercana a Almost Famous, la película basada en las experiencias reales del periodista musical Cameron Crowe, pero también la encuentro muy similar en algunos aspectos a ese maravilloso documental falso This Is Spinal Tap 

RILEY KEOUGH: (Risas) Creo que estás en lo cierto. Definitivamente hay unos momentos muy “Spinal Tap”, especialmente con Warren y Eddie. ¿Sabes? Ellos le dieron a la serie mucho de Spinal Tap. Y déjame decirte, Almost Famous es una cinta icónica y es un honor que la referencies. 

SAM CLAFLIN: Sí. Soy un gran fanático de ambas películas y honestamente, es todo un cumplido.

Quisiera mencionar sobre el diseño de vestuario. Es impresionante.

RILEY KEOUGH: Precisamente estábamos hablando sobre eso, porque yo tuve que usar todos esos vestidos increíbles y Sam solo usó denim (risas). 

SAM CLAFLIN: Mucho. Fue mucho denim. Creo que el traje de mi personaje tardó 15 años para pasar del denim azul al denim negro. Creo que eso es Rock & Roll. Esa es la historia de Billy Dunn. 

RILEY KEOUGH: Pero esa fue tu elección…

SAM CLAFLIN: ¡Fue mi decisión! Ellos eran algo así como “tal vez si le ponemos una chaqueta de cuero…” Pero yo les respondía “OK, pero no. No es lo que quiero”. Sentía que era importante para Billy no olvidar de dónde venía. Él no iba a irse demasiado lejos como lo hicieron los demás con respecto a la moda. Tenía envidia de lo bien que se veían. De verdad estaba celoso. ¿Sabes? Eran esas camisas de denim que eran muy pequeñas para mí y muchos jeans de bota campana. 

Sam Claflin y Riley Keough (Cortesía de Prime Video)

¿Alguna anécdota curiosa que quieran compartir con nuestros lectores?

RILEY KEOUGH: Mmm…

SAM CLAFLIN: Mmm… Bueno, la escena en al que estábamos fotografiando la portada del álbum. Creo que fue en el episodio seis. Estábamos filmando en el desierto de California. Era el día más frío. Creo que en el libro y en el guion, se suponía que la escena se desarrollaba en el calor del verano o algo así. Se suponía que debíamos estar bajo un calor intenso y ellos lograron hacer que luciera así, pero nos estábamos congelando, con abrigos y tiritando. Ahí tienes tu anécdota divertida a lo BTS (risas). 

RILEY KEOUGH: Otra anécdota divertida tiene que ver con Josh (Whitehouse), que casi muere electrocutado en el escenario debido a su amplificador. Fue algo muy loco. Yo llegué después de que ocurrió el incidente, pero él me miró y dijo “acabo de ser electrocutado por mi amplificador”. Sí…

¡OOOK!

RILEY KEOUGH Y SAM CLAFLIN: (Risas)

RILEY KEOUGH: Ahora que lo pienso, no sé si fue algo divertido. 

SAM CLAFLIN: Definitivamente fue algo inseguro…

RILEY KEOUGH: Pero fue algo real. 

CONTENIDO RELACIONADO