diciembre 9, 2022

Silvana Estrada en el Metropólitan: memorable y para olvidar

Catarsis, lágrimas, baile y una voz privilegiada. Así fue el regreso de la cantautora a la Ciudad de México

Por  PABLO MONROY

OCESA / César Vicuña

La velada inició con la música de un cuarteto de cuerdas, dirigido por Roberto Verástegui, que funcionó como una adecuada introducción para la presentación melancólica, catártica y emocionante que se avecinaba. Silvana salió al escenario entre los gritos y aplausos del Teatro Metropólitan y dijo “Hace mucho no estaba tan nerviosa”. Una relación reciproca de enorme cariño entre ella y el público se sintió durante toda la noche.

Esta fue la primera presentación de Silvana en el Metropólitan y marcó su regreso a la Ciudad de México desde que lanzó Marchita, uno de nuestros 22 grandes discos en español de 2022. También fue el final de una gira que vio a la mexicana llevar su increíble voz a escenarios internacionales. Fue una noche para cerrar ciclos.

OCESA / César Vicuña

Al frente de once virtuosos músicos, inició el concierto con ‘Mas o menos antes’, y ‘La Corriente’, temas que abren su más reciente álbum. Continuó con una canción muy especial para ella, pues fue “la que lo empezó todo”, ‘Te Guardo’, seguida de ‘Un día cualquiera’. En el público no cesaban los gritos de “‘¡Te amo!”, y Silvana se encargó de contestar cada una de las múltiples muestras de cariño de su audiencia. 

“Olvidar es una virtud, y es sanar”, dijo antes de interpretar ‘Sabré Olvidar’ y ‘Marchita’. “¡Que se vaya la tristeza!”, gritó momentos antes de que sonara ‘Tristeza’ y las lágrimas invadieran los ojos de más de un asistente. Silvana continuó dedicando una ‘Carta’ a su público. La cantante siempre se encontró acompañada de visuales creados por Niños Héroes.

“Esta es una canción muy importante, los últimos años he estado mucho fuera de casa, y la verdad es extraño mucho Coatepec, a mi familia, a mis papás y mi hermano. Esta es una canción que significa para mí en cada show volver a casa de alguna manera, y también ir comprendiendo el valor de los padres. En esta canción yo digo que el amor de los papás es como la luz de una estrella, que pueden estar o no estar, pero su luz llega hasta donde estás para guiarte”, con ese emotivo discurso Silvana introdujo ‘Casa’, que dedicó a sus padres, presentes en el Metropólitan.

El set continuó con ‘Ser de Ti’, canción que habla sobre rendirse. “Siempre nos dicen ‘Nunca te rindas’, pero creo que rendirse en realidad está bien, de vez en cuando está perfecto”. Después tocó ‘La enfermedad’, antes de salir del escenario por unos momentos.

Después de unos minutos retornó con un atuendo rojo, sentada en el piano interpretando ‘Quizá’, una canción que en su coro repite: “sabré con certeza que amar no fue causa perdida”. Esta fue la primera vez que la veracruzana interpretó el tema en vivo. “Para mí es como una plegaria que he estado cantando mucho este año porque ha sido un año tan duro que a veces solo me siento y pienso ‘quiero algo que me sostenga, que me diga que vale la pena’”, mencionó.

OCESA / César Vicuña

Más tarde brindó con su público interpretando ‘Brindo’, tema perteneciente a su más reciente EP, Abrazo. El tema que siguió fue uno de los más conocidos de Silvana y de los más coreados de la noche, ‘Al Norte’.

Una de las grandes sorpresas fue la llegada de ‘Lila Alelí’, una nueva canción que escribió durante la cuarentena como un homenaje a su tierra, Veracruz. “Aún no la grabamos, y esta es la prueba de fuego, porque si a ustedes les gusta, la llevaremos al estudio”. El concierto continuó con la versión de Estrada de ‘Clandestino’, de Manu Chao, ‘Clandestina’.

Después llegaría el momento más poderoso de la noche. “Esta canción intenta poner luz sobre esa herida tan profunda, tan mexicana, que es el vivir y el crecer sabiendo que diez o más mujeres son asesinadas al día”. Silvana lanzó ‘Si me matan’ en 2021 y la interpretó mirando a los ojos a 12 mujeres distintas. “Entendí que a todas nos duele en el mismo lugar, que aunque la lucha va a ser distinta para cada una, todas sufrimos el mismo mal, la misma pérdida, pero lo más bonito es que me di cuenta de que todas luchamos”. Así como en el video, Silvana invitó a una mujer al escenario para cantarle el tema mirándola a los ojos. En el público surgieron gritos de “¡Ni una más¡”. La fuerza del momento se sintió más allá de las paredes del Metropólitan.

“Esta es la última canción de la noche”, dijo antes de tocar ‘Se me ocurre’ y despedirse del escenario por unos momentos para pronto obedecer el llamado del público por su retorno. La ganadora a Mejor Artista Nueva en los Latin Grammys cerró su presentación con ‘Cada día’, ‘Amor Eterno’, y ‘Tenías que ser tú’. “La noche no podía terminar sin una cumbia”, afirmó. El público se sacudió las lágrimas bailando.

Con Marchita, que surge del duelo de una ruptura, Silvana busca reivindicar sus heridas y replantear su tristeza. Con su presentación en vivo, la artista logra los mismos objetivos, pero con su público. Escuchar la combinación de sus letras y su voz es muy cercano a una sesión de terapia. 

Así fue Silvana en el Metropólitan: una noche memorable que nos ayudó a olvidar la tristeza, al menos por unas horas.

OCESA / César Vicuña

Trending