diciembre 14, 2022

¿Qué significa la multa a Ticketmaster en México?

La empresa vendió los boletos de los conciertos de Bad Bunny en los que más de 1000 personas con entradas legítimas se quedaron fuera

Por  ROLLING STONE

AP/EDUARDO VERDUGO

Tras el incidente en los conciertos de Bad Bunny de la Ciudad de México en los que más de 1000 personas que habían comprado boletos legítimos se quedaron sin poder entrar, Ticketmaster ha sido multado por la Procuraduría Federal del Consumidor de México (PROFECO). ¿Qué significa esta sanción al gigante de los boletos?

En el programa de televisión Alebrijes, Águila o Sol, el líder de la PROFECO, Ricardo Sheffield, acusó a Ticketmaster de haber sobrevendido el evento e informó que la empresa sería multada con un máximo del 10% de sus ventas del 2021. Además, esta debería regresarles a todos los afectados el 100% del valor de su boleto más un 20% adicional como indemnización.

A su vez, Ticketmaster respondió este lunes con un comunicado en el que se comprometía a dar dicha compensación a sus clientes, pero negaba haber vendido boletos de más para el concierto, y atribuía la situación a la venta de boletos falsos y la reventa de entradas, la cual condenó.

El día del concierto, los asistentes al evento subían videos a redes sociales de lo que vivían a las afueras del recinto: gente protestando por no poder pasar y algunos incluso intentando entrar a la fuerza. Y es que, con el caos que se estaba generando y la logística de los boletos cada vez más entorpecida, se decidió cerrar las puertas del complejo y evitar que más personas entraran.

Por su parte, la cuenta oficial del Estadio Azteca publicó un comunicado en el que explicaban su decisión de cerrar las puertas. PROFECO también atribuyó la responsabilidad de lo sucedido a Ticketmaster y no al recinto.

Mientras tanto, las personas que alcanzaron a entrar temprano vieron un concierto muy distinto al que esperaban. Además de haber empezado tarde, lo hizo con una audiencia mucho más chica de la que prometía el sold-out. Las fotos y los videos publicados en redes sociales evidenciaron lo vacío que estaba el Estadio Azteca al inicio del espectáculo.

Este caso es solo un episodio más en el conflicto entre las dependencias mexicanas y la empresa de boletos. En una investigación que terminó en 2018, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) concluyó que podría multar a Ticketmaster con el 8% de sus ganancias si esta no tomaba acciones para terminar con sus prácticas monopólicas.

Sin embargo, la actual titular de la COFECE, Brenda Hernández Ramírez, piensa que es difícil que la comisión que dirige actúe en la situación del fin de semana pasado. “Únicamente se podría revisar si las conductas desplegadas constituyen un monopolio … y no vemos esos elementos presentes”, comentó Hernández Ramírez en una entrevista para El País.

Y si bien las declaraciones y la postura de la PROFECO han sido más firmes, los consumidores aún no tienen un panorama completamente claro. Como lo retrata otro artículo del medio español, los clientes de Ticketmaster que han vivido situaciones parecidas en otros conciertos y que son acreedores de reembolsos no reciben su dinero o batallan mucho para hacerlo.

En el contexto internacional, Ticketmaster se ha enfrentado al escrutinio en Estados Unidos tras los problemas que existieron en su sitio web al intentar comprar boletos para los conciertos de Taylor Swift. Un subcomité del Senado de dicho país analizará las prácticas monopólicas que existen en la industria.

“Los tasas altas, las disrupciones en el sitio web y las cancelaciones a las que se enfrentaron los consumidores demuestran que la posición dominante de mercado que tiene Ticketmaster causa que la empresa no tenga presión alguna para mejorar o innovar”, comentó la senadora Amy Klobuchar, jefa del organismo que supervisa el caso, en un comunicado citado en el New York Times.

Respecto a la situación con Bad Bunny, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso invitar al cantante a hacer un concierto gratuito en el Zócalo de la Ciudad de México para compensar a sus seguidores afectados.

Los conciertos en el Estadio Azteca fueron los últimos en el World’s Hottest Tour de Bad Bunny, quien se tomará el 2023 para descansar. Sus seguidores, por otro lado, seguirán esperando alguna solución a un problema en el que se enfrentan a un gigante.

Trending