Nueva Zelanda usa ‘You’re Beautiful’ de James Blunt y música de Frozen para dispersar protestas antivacunas

Canciones de Barry Manilow y 'Macarena' también han sido usadas como último recurso por el Gobierno neozelandés para ahuyentar a los y las manifestantes, quienes respondieron reproduciendo ‘We're Not Gonna Take It'

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
James Blunt en el video de ‘You’re Beautiful’. Elsa cantando ‘Let It Go’ en Frozen.

Youtube; Disney

Sí, es real. La Policía neozelandesa ha estado usando métodos poco ortodoxos (algo que no se acostumbra en esta parte del mundo) para dispersar las manifestaciones en contra de las medidas que ha tomado el Gobierno de Jacinda Ardern para contener el COVID-19, incluyendo la vacunación.

Desde hace casi una semana, e inspirándose en las recientes protestas ocurridas en Canadá por el mismo motivo, miles de manifestantes se han congregado y han acampado a las afueras del Parlamento de ese país. Inicialmente, la Policía optó por activar los aspersores para espantarles, pero estos respondieron cavando canales para desviar el agua.

Al notar que la medida fue un fracaso, al portavoz del Parlamento, Trevor Mallard, se le ocurrió reproducir a todo volumen y en bucle canciones del cantante estadounidense Barry Manilow como ‘Mandy’ y ‘Could It Be Magic’, al igual que la ‘Macarena’ de Los del Río y una serie de mensajes pro-vacunas.

Como represalia, los y las manifestantes utilizaron sus propios parlantes para reproducir el hit de Twisted Sister de 1984, ‘We’re Not Gonna Take It’. Y pese a que el líder y vocalista de la agrupación, Dee Snider, ha promovido la vacunación contra la COVID-19, al enterarse de la forma en la que los antivacunas han usado su creación, sostuvo que no podía controlar quién ni de qué forma se usa.

“Compuse ‘We’re Not Gonna Take It’ con el fin de que fuera una canción para que cada individuo la usara en sus propias protestas o formas de resistencia”, escribió el músico en su cuenta de Twitter. “Aunque puede que no esté de acuerdo con algunas de las luchas para las que se ha usado, no puedo elegir las que quiero. De vez en cuando diré algo para distanciarme, pero…”.

Con el paso de los días el repertorio del Parlamento ha ido aumentando con otros temas amados por unos y odiados por otros como ‘My Heart Will Go On’ de Celine Dion, ‘Let It Go’ de la banda sonora de Frozen y la infame ronda infantil ‘Baby Shark’. No obstante, varios medios locales informaron que las personas congregadas allí comenzaron a cantarlas.

Al ver lo que sucedía en dicho país, James Blunt ofreció su música en caso de que ninguno de los anteriores esfuerzos diera frutos. Un par de horas después, Mallard le contestó: “Aceptamos tu amable oferta. Mi única preocupación es si es justo con nuestros oficiales de policía pero creo que podrán superarlo”.

Esta no es la primera vez en la que el músico británico usa su música como forma de intimidación, pues hace un par de semanas se unió a la protesta de Neil Young contra Spotify y Joe Rogan, pero a su propia manera. Blunt amenazó con publicar material nuevo dentro de la plataforma de streaming si la compañía no removía el polémico podcast del presentador.

Nueva Zelanda es uno de los países que mejor manejo le ha dado a la pandemia, resultando en un poco más de 20 mil contagios y 53 fallecidos desde el inicio de la pandemia.