septiembre 15, 2022

Moonage Daydream: una obra de arte sobre un verdadero artista

Brett Morgen y Paul Massey nos hablan sobre su odisea cinematográfica que contextualiza las enormes capacidades artísticas que tenía David Bowie

Por  PABLO MONROY

Cortesía Universal Pictures

«Fue muy difícil averiguar cómo armar esta película. Pero Bowie es el artista más inspirador que existe», dice el director Brett Morgen a Rolling Stone en Español sobre la creación Moonage Daydream, a quien los herederos de David Bowie le tuvieron la confianza para entregarle más de 5 millones de archivos multimedia, que contenían presentaciones, entrevistas, fotos, pinturas, entre muchas otras cosas. El reto fue tan grande como el resultado. La cinta contextualiza el punto de vista ante la vida de Bowie como un verdadero artista.

Morgen tardó cinco años en materializar el proyecto. Dos años se fueron solamente en el proceso de revisar el material que se tenía disponible. El realizador tenía algo claro, quería crear una cinta más emocional que biográfica. «Sin información, sin hechos, sin biografía, es como un paseo en un parque temático sobre David Bowie», dijo en una entrevista a Spin

Cortesía Universal Pictures

En 2005 se acercó a David Bowie para crear algo similar, sin embargo, el director relata que el momento no era el correcto. «Él me comentó que acaba de retirarse en 2005, entonces no estaba dispuesto a trabajar en una producción que requiriera un esfuerzo físico tan fuerte, como la idea que me interesaba a mí», explica. «Cuando pienso en ese encuentro, recuerdo la habilidad de David de siempre estar presente, en cualquier momento. En ese encuentro él estaba muy concentrado y muy presente. Nunca estuvo distraído ni viendo hacia los lados. Siempre tenía sus ojos fijos en mí y me veía de manera muy atenta y directa», recuerda Morgen.

La creación de Moonage Daydream fue similar a resolver un rompecabezas de millones de piezas. Durante el tedioso proceso, Morgen encontró inspiración en el mismo Bowie. «No es solo que ame su música, que sí lo hago, sino que sus palabras son muy inspiradoras; su manera de acercarse a las cosas es muy inspiradora. Esta idea de experimentar algo con lo que no te sientes cómodo también, y es algo que cambió mi vida, tanto en lo artístico como en lo personal», dijo el director. «David es único, porque me inspiró igual cuando tenía 12 años que cuando tenía 47». La cinta no puede evitar dejarte ese mismo sentimiento de inspiración que impregnan las palabras de Bowie.

Cortesía Universal Pictures


«Creo que es su mensaje de celebrar tu individualidad, lo que te hace único; la idea de que no hay nada que sea incorrecto; de que no hay errores, sino accidentes felices».


Para Brett Morgen, «David Bowie es una guía para vivir mejor» y así será para nuevas generaciones que podrán encontrar la misma inspiración en él, aunque en sus propias formas y para sus distintas necesidades. «Ahora mismo estamos entrando en una cultura maravillosa. Los jóvenes están entrando a un mundo en el que quizá no necesiten a David Bowie de la misma manera en la que lo necesitábamos nosotros cuando éramos jóvenes. Tienen muchas otras fuentes para eso. Antes del Internet no las había. Si eras bisexual o gay, no podías identificarte con muchas personas de los medios masivos», reflexiona. «Pero incluso a pesar de eso, parece seguir ofreciendo a muchas generaciones una especie de rito de paso, de introducción a la cultura o incluso de despertar. Y creo que las personas se quedan con eso por el resto de sus vidas».

Paul Massey, ganador del Óscar por su trabajo en la mezcla de sonido de Bohemian Rhapsody, cinta biográfica de Queen, también habló con Rolling Stone en Español sobre el reto que significó crear la banda sonora de Moonage Daydream. «Mi trabajo principal fue encargarme de la música y los diálogos, y Dave Gianmarco trabajó en la mezcla de los efectos especiales. Separamos esas categorías y las trabajamos individualmente antes de juntarnos con Brett y armar la banda sonora», dice Massey.

A través de Morgen, el equipo tuvo acceso a todas las grabaciones originales de clásicos de Bowie. La cinta da un paseo por la carrera musical del músico británico y repasa algunas de sus más grandes canciones. «Todo el enfoque estuvo en la música desde el principio», agrega Massey. «Tuvimos acceso a los multitracks de las grabaciones originales y pudimos volver a mezclar las canciones para llevarlas, esperamos, a una versión en la que la gente las aprecie y reconozca como las piezas icónicas que son. Pero también queríamos traerlas a los formatos de cine: dos formatos para IMAX y tres para las salas tradicionales, y cada formato necesitaba una mezcla diferente».

Cortesía Universal Pictures

«Brett siempre quiso que el sonido fuera muy inmersivo, por lo que tuvimos la libertad de mover las cosas un poco… moverlas mucho, para ser honestos y como seguramente te diste cuenta», concluye.

Moonage Daydream es imperdible, no solo para quienes han admirado a David Bowie desde hace décadas, sino para todos aquellos que pretenden salir inspirados de una sala de cine.

Trending

CONTENIDO RELACIONADO