octubre 19, 2022

Los 25 mejores álbumes de pop punk

Saca tus zapatos a cuadros y revive momentos con los más grandes álbumes de este género que tomó por completo a los 2000

Por  MARTÍN TORO, MELISA PARADA, PABLO MONROY Y VALENTINA VILLAMIL

Ilustración por Santiago Sanabria. Basado en las fotografías de Getty Images

25. Ocean Avenue 

Yellowcard – 2003

Para 2003, llegó el disco que añadiría un plus más a la transformación del pop-punk, cuando el violinista de Yellowcard, Sean Mackin, añadió dramatismo cinematográfico adoptando el instrumento de cuerdas en temas como ‘Only One’ y ‘Twentythree’. Sin embargo, el sencillo que se robó la atención y que ubicó al grupo en el mapa fue su canción homónima al álbum, una a la que su intérprete, Ryan Key, no le tenía mucha fe pues no terminó de escribir el estribillo. A pesar de esto, y siendo también acompañados por Neal Avron en la producción, el cuarto álbum de estudio de la banda originaria de Jacksonville, Florida, recibió muy buenas críticas, además de lograr escalar hasta la posición número 23 en el listado de Billboard 200.

24. Through Being Cool

Saves the Day 1999

Podría decirse que la mayoría de las bandas del punk-rock que despegaban a finales de la década de los 90 y comienzos de los 2000 tomaban de base la melancolía siendo contrastada por ritmos fuertes y vivaces. Sin embargo, cada propuesta dibujaba un nuevo camino para el género y que los diferenciaba entre una de las épocas más prolíficas para el surgimiento de una banda tras otra. Con su segundo álbum y con el corazón en el suelo, como cantaban en ‘Rocks Tonic Juice Magic’, el cantante y compositor de Saves the Day, Chris Conley, y el resto de esta banda de Princeton, Nueva Jersey, dejaron atrás el hardcore melódico para perfeccionar su enfoque hacia el pop-punk en un álbum grabado en tan solo 11 días. Esta segunda entrega significó para la banda un contrato con Vagrant Records, para luego ser nombrado como uno de los 10 álbumes más influyentes de 1999 por Alternative Press.

23. New Found Glory

New Found Glory2000

La banda originaria de Florida cerró el siglo pasado con un debut que sólo sería un abrebocas para su álbum homónimo con el que oficializaron que había algo nuevo por escuchar. Inaugurando la década de los 2000, New Found Glory se sentó junto a Neal Aaron, quien más adelante también se vio involucrado en la creación de material para grandes bandas como Linkin Park, Yellowcard y Fall Out Boy, y dar a luz a un híbrido entre lo “heavy” con salpicadas de pop en medio del ascenso de la icónica Britney Spears. Better Off Dead’ y Dressed to Kill, los dos temas que abren el disco, saltaron a ser himnos inconfundibles. 

22. Take This to your Grave

Fall Out Boy2003

La década de los 2000 fue, quizá, una era dorada para el punk en todas sus variaciones, cuando bandas como Green Day y Blink-182 sonaban desde la radio hasta cada banda sonora de las películas adolescentes del momento. Para mayo del 2003, llegaba el primer álbum de Fall Out Boy, una banda que llevaría al género por un nuevo camino con riffs pesados que presentaron en los sencillos ‘Grand Theft Autumn/Where Is Your Boy’ y ‘Saturday’. Esta primera entrega discográfica pavimentó la pista de despegue para la banda norteamericana que, en 2007, ya recibía su certificación de oro con el álbum debut tras vender más de 500 mil copias.

21. Still Not Getting Any

Simple Plan2004

El segundo álbum de estudio de la agrupación canadiense Simple Plan se podría describir como la furia de un adolescente en su habitación. A pesar de que la banda tuvo casi tres meses para escribir el álbum en medio de su gira con Avril Lavigne, el sonido es bastante claro y cohesivo a lo largo de toda la obra. Un sonido impactante, enérgico y honesto. Simple Plan colaboró con el legendario productor Bob Rock y conquistó las listas con sencillos como ‘Welcome to My Life’, ‘Shut Up’, ‘Crazy’.

20. Bleed American

Jimmy Eat World2001

En 1999, Capitol Records terminó su relación laboral con Jimmy Eat World meses después de la salida de Clarity pues, pese a que el disco fue bien recibido por la crítica, para el sello fue un completo fracaso comercial. Aquella hubiera sido una razón de peso para terminar un proyecto musical tan pequeño como lo era en ese entonces, pero la banda no se echó a la pena y encontró la forma de financiar su próximo álbum desde cero. Poco antes del lanzamiento de Bleed American, la agrupación firmó con DreamWorks Records, la disquera creada por David Geffen con Steven Spielberg y Jeffrey Katzenberg. Tras la publicación del sencillo que le da el nombre al LP, la banda emprendió una gira por América del Norte y a partir de allí su reconocimiento comenzó a crecer como espuma. El atentado del 9/11 les obligó a reestructurar su estrategia, cambiando el título por Jimmy Eat World y promocionando ‘The Middle’, pero a pesar de los cambios de último momento y las decisiones apresuradas, la suerte se mantuvo de su lado. 

19. The Black Parade

My Chemical Romance 2006

El sucesor de Three Cheers for Sweet Revenge llegó en 2006 producido por Rob Cavallo, frecuente colaborador de Green Day. Es un álbum conceptual que cuenta la historia de un paciente de cáncer que se enfrenta con la realización de que su vida está por terminar. Las diferentes etapas de su muerte son representadas por un desfile. Tiene algunos de los mayores éxitos de la banda, como ‘Welcome to the Black Parade’ y ‘Teenagers’. 

18. Milo Goes to College

Descendents1982

Milo Goes to College es como la venganza de los nerds del pop-punk. La formación clásica de Descendents se creó a finales de los años 70, cuando el guitarrista Frank Navetta y el baterista Bill Stevenson, que se unieron como compañeros de pesca adolescentes en Hermosa Beach, se encontraron con el genio del bajo local de treinta y tantos Tony Lombardo. Milo Aukerman, un fan con anteojos convertido en líder, le dio a la banda no solo su brillantez melódica característica, sino también su imagen adorablemente tonta. “Pasé mis primeros años de escuela secundaria tratando de no ser diferente y no ser golpeado, y luego, en algún momento, se encendió un interruptor y dije: ‘A la mierda, no me importa. Simplemente voy a ser el tipo más nerd y geek que pueda ser’”, recordó Aukerman en 2016. Esa mentalidad pronto encontró su camino en los primeros éxitos de Descendents como ‘Hope’, ‘Catalina’ y ‘I’m Not a Loser’. Este podría considerarse como el primer álbum de pop punk de la historia. 

17. A Fever You Can’t Sweat Out

Panic! At the Disco2005

A mediados de 2005, la agrupación de Las Vegas Panic! At the Disco publicaba su álbum debut de estudio, después de haberle llamado la atención al bajista de Fall Out Boy, Pete Wentz a través de Internet. El bajista los firmó con su sello Decaydance sin que la banda siquiera hubiera tocado en vivo por primera vez. Los integrantes se habían graduado de la secundaria un mes antes y grabaron el disco en Maryland durante unas 5 semanas. Con un estilo barroco y adornado, la agrupación dio su propia versión de la esencia del pop punk con éxitos como ‘I Write Sins Not Tragedies’, ‘But It’s Better if You do’, y ‘Lying Is the Most Fun a Girl Can Have Without Taking Her Clothes Off’. 

16. The Chronicles of Life and Death

Good Charlotte2004

Tras la publicación de su segundo álbum de estudio The Young and The Hopeless, la banda decidió trabajar con el productor Eric Valentine para su tercer disco, ya que se sentían un poco fuera de lugar dentro de la escena emo y pop punk de aquel entonces. A finales de 2004, Good Charlotte publicó The Chronicles of Life and Death, un álbbum conceptual con infulas de pop punk, indie rock y hard rock. 

15. Goldfinger

Goldfinger1996

El álbum debut de Goldfinger funciona como un perfecto puente en entre lo que puede considerarse skate punk y ska punk, una mezcla de letras y melodías inocentes con toda la fuerza y agresividad que puede llegar a tener el punk y el ska. Las trompetas en el álbum son proporcionadas por miembros de otras bandas de ska y ska punk del sur de California, incluido el trombonista Dan Regan y el trompetista Scott Klopfenstein de Reel Big Fish y el saxofonista Efren Santana de Hepcat. Sus sencillos rápidamente entraron a las listas y Goldfinger comenzó a aparecer más frecuentemente en los carteles de conciertos y festivales. 

14. Blue album

Weezer1994

El debut homónimo de Weezer, también conocido como el Álbum azul, es uno de los artefactos más perdurables de la era del rock alternativo y se ganó los corazones de los adolescentes generación tras generación. Lanzado en 1994, es el hermano pequeño nerd e igualmente angustiado de Ten de Pearl Jam y Nevermind de Nirvana, de alguna manera más sincero e irónico que sus predecesores, y de alguna manera más audaz en su desprecio por las viejas reglas del rock.

13. Pennybridge Pioneers

Millencolin2000

El cuarto álbum de estudio de la banda sueca Millencollin es una de esas joyas escondidas que tiene el pop punk. Para esta entrega, la agrupación se alejó de su sonido ska de sus primeros álbumes como Life on a Plate, y se muda a una versión mucho más cruda del pop punk donde ahondan en su creatividad lírica y musical. Es un disco equilibrado y maduro, con momentos de mucha intensidad como en ‘No Cigar’, ‘Duckpond’ y ‘Devil Me’, mientras que también muestran su lado más emocional en cortes como ‘Material Boy’ y ‘The Ballad’. 

Algunos de sus sencillos terminaron formando parte del soundtrack original de videojuegos como Tony Hawk’s Pro Skater 2. 

12. Punk in Drublic

NOFX1994

En su quinto álbum de estudio, NOFX canta sobre la falta de un hogar, hacer lo que les plazca, antinazismo y el abandono del gobierno, entre otras cosas. No obstante, a diferencia de los muchos álbumes de punk con filosofía DIY cuya temática antisistema atraviesa su producción, este disco está tan bien hecho que es un deleite para los oídos de principio a fin. “No creo que sea nuestro mejor álbum y mucha gente opina que sí”, dijo Fat Mike en 2014, aunque para Hefe sí es su mejor trabajo: “Fue donde alcanzamos nuestro máximo potencial”. En efecto, Punk in Drublic quedó registrado en los anales del punk rock y el pop punk como uno de los LPs más influyentes, inspirando otros grandes discos que llegarían años más tarde como All Killer No Filler de Sum 41.

11. From Under The Cork Tree

Fall Out Boy 2005

Casi 70,000 copias de este álbum se vendieron solo en su primera semana, además de que ocupó la posición 9 del Billboard 200. El álbum trata la «ansiedad y depresión que viene de reflexionar sobre tu propia vida». Este material los posicionó como una de las bandas más exitosas de la época. 

10. No Pads, No Helmets… Just Balls

Simple Plan 2002

«Soy solo un niño y la vida es una pesadilla», frase de ‘I’m Just a Kid’, resume a Simple Plan y lo que lograron con toda una generación.  Este álbum es el debut de los canadienses y el más exitoso. En él colaboran Mark Hoppus de blink-182 y Joel Madden de Good Charlotte, dándole el sello de aprobación para los amantes del pop-punk. 

9. All Killer No Filler

Sum 412001

Sum 41 tuvo un debut exitoso en 2001 con All Killer No Filler y con él se unió a la ola de skate punk de los 2000, pero no como una más banda de garaje, sino como una agrupación a la que valía la pena seguirle la pista. El disco contó con nada más ni nada menos que con Jerry Finn en la producción, productor e ingeniero que había trabajado con otros actos de la escena como Green Day, Pennywise, Rancid, Blink-182 y más. El álbum gritaba ambición desde el título, y su contenido rebelde y desenfadado fue el complemento perfecto para su mezcla de hip-hop y punk. Como dato curioso, su producción involucró algo de psicodelia cuando la banda consumió hongos en la casa de Finn, pero no resultó como esperaban.

8. Let Go

Avril Lavigne2002

Let Go fue un álbum que desde el primer momento acaparó la atención de todos en la industria y entre la fanaticada del punk en todas sus presentaciones. Sin mencionar que Avril Lavigne era una de las contadas figuras femeninas dentro del género, la voz y la apuesta de la cantante canadiense marcó a toda una generación que hasta el sol de hoy, atesoran con nostalgia. El siete veces platino en Estados Unidos es un álbum que converge el rock alternativo con el punk y algunas pinceladas de post-grunge y pop. ‘Complicated’ y ‘Sk8er Boi’ dejaron una huella como dos de los primeros temas que recordamos de la época dorada del pop-punk.

7. blink 182

blink 1822003

Para finales de 2003, la banda de los carismáticos jóvenes californianos ya era un fenómeno mundial. Agotaron la boletería de todos los rincones del mundo y bajo su manga ya tenían un gran número de éxitos y discografía. El álbum homónimo de blink-182 marcó un cambio en su sonido. Esto no quiere decir que se aleje de la esencia original del trío, sino que presenta una forma refinada y grandiosamente producida del pop punk. La banda trabajó nuevamente de la mano con el ingeniero y productor Jerry Finn y sacó a la luz éxitos como ‘I Miss You’, ‘Feeling This’, ‘Down’ y ‘Always’. Musical y líricamente se le ve a la banda en un punto mucho más maduro, tocando temas más profundos y acompañándolos de estructuras musicales oscuras. El álbum también cuenta con la colaboración del líder de The Cure, Robert Smith, quien prestó su voz en ‘All of This’. 

6. Conspiracy of One

The Offspring2000

The Offspring acababa de presentar su exitoso Americana (1998), que llegó a ser el segundo más vendido de su catálogo con más de 10 millones de copias alrededor del mundo. La banda ya estaba consolidada pero en tiempos en los que el internet apenas comenzaba a democratizarse, había que recurrir a estrategias publicitarias un tanto singulares. Para promocionar Conspiracy of One, la agrupación de punk rock organizó un concurso cuyo premio sería un millón de dólares por descargar el sencillo ‘Original Prankster’ en un MP3. Una adolescente de 14 años llamada Ashley Hitchcock fue la ganadora, aunque de acuerdo con Noodles, The Offspring ni siquiera era su banda favorita; era Slipknot. La campaña funcionó y pese a que no tuvo la popularidad de Smash (1995), al disco le fue bien comercialmente y con la crítica, incluso es considerado por muchos como el último gran álbum de The Offspring.

5. Three Cheers for Sweet Revenge

My Chemical Romance 2004

El segundo álbum de la banda liderada por Gerard Way muestra un sonido más limpio que su debut. Canciones del álbum, como ‘I’m Not Okay (I Promise)’, ‘Helena’, ‘The Ghost of You’, se volvieron himnos para toda una generación que mostraba su dolor con maquillaje y pelo largo que cubría los ojos. Way se ha referido a ‘I’m Not Okay (I Promise)’ como una canción pop de autoayuda y ha dicho que ‘Helena’ le dio forma al concepto del álbum, convirtiéndolo en una «pseudo-conceptual historia de terror» que cuenta la historia de un hombre y una mujer que son separados por la muerte. Él va al infierno para darse cuenta de que ella aún está viva. El diablo le dice que aún puede volver a estar con ella si le brinda las almas de mil hombres malos. «Esa era la idea detrás del concepto, el disco terminó siendo mucho más sobre la pérdida y la vida real que cualquier otra cosa», dijo Gerard Way. 

4. Dookie

Green Day1994

Dookie se convirtió en un éxito mundial. El tercer álbum de Green Day llegó en 1994 con canciones como ‘Welcome to Paradise’, ‘Basket Case’, ‘She’ y ‘When I Come Around’. Es el álbum más exitoso de la banda liderada por Billie Joe Armstrong y ganó el Premio Grammy a Mejor Álbum de Música Alternativa en 1995. La portada presenta personajes del lugar donde creció el trío y guiños a sus héroes musicales, como Black Sabbath o AC/DC y ‘Basket Case’ hace alusión a la bisexualidad de Armstrong. El éxito de Dookie causó una crisis de identidad en la banda, tuvieron que soportar las críticas de las personas que los consideraban «vendidos» por su popularidad. Es uno de los discos más influyentes de los noventa e inspiró a varias bandas a crear un nuevo movimiento juvenil cuando el grunge estaba en declive. 

3. Riot!

Paramore2007

Once a whore, you’re nothing more/I’m sorry, that’ll never change”, fue el verso que hizo que Hayley Williams tomara la decisión de sacar ‘Misery Business’ del setlist de Paramore en 2018. Pasaron cuatro años para que la banda volviera a interpretarla en vivo pues independientemente de si su mensaje es sexista o no –“eran otros tiempos”, dirían por ahí–, fue el sencillo principal del disco que los catapultaría al éxito. En un género mayoritariamente interpretado por hombres, Paramore llegó para romper el molde con una frontwoman a la cabeza. Con Riot!, la agrupación exploró la rabia sin necesidad de contenerse y fue increíble como una emoción tan satanizada les hizo merecedores de una nominación a Mejor artista nuevo en 2008. “La rabia femenina ha sido un catalizador para cosas hermosas y no tiene que ser representada como algo monstruoso”, le dijo la cantante a NME en 2020.

2. American Idiot

Green Day 2004

El séptimo álbum de Green Day llegó en 2004. Antes del lanzamiento, la banda pasaba por una época difícil. Su anterior álbum, Warning, no había tenido el éxito esperado. Además, les robaron 20 demos de temas que habían grabado para otro disco. En lugar de reescribir el material, decidieron empezar desde cero y experimentar con nuevos conceptos. Fue así como nació American Idiot, un álbum conceptual inspirado en la situación que vivía Estados Unidos durante la presidencia de George W. Bush. Green Day hace una crítica a través de los ojos de Jesus of Suburbia, un adolescente conflictivo que odia a su familia, a sus amigos y su hogar. Usando de inspiración óperas rock como Tommy de The Who, Green Day creó un LP que retrató la injusticia y el pesar que se vivía en esa época en su país.   

1. Enema of the State

Blink 1821999

Era el final del milenio, el mundo tenía la esperanza de un futuro como lo planteaban las películas de ciencia ficción con carros voladores y comida de holograma. El planeta seguiría igual, pero Blink-182 le daría la bienvenida a los 2000 con un álbum que sería la piedra angular para el sonido del pop punk de la siguiente década. Enema of the State fue el primer disco de Tom DeLonge y Mark Hoppus con Travis Barker en la batería, adición que le dio un impulso tal a la banda que todas sus canciones fueron escritas en dos semanas. El álbum tiene himnos atemporales como ‘What’s My Age Again?’, ‘All the Small Things’ y ‘Adam’s Song’, y su portada es sin duda inconfundible.

Trending