marzo 25, 2022

La Mafe Méndez y Johana Rojas en Transformando lo Imposible

El segundo live de Transformando lo Imposible en María Fernanda Méndez y Johana Rojas comparten su historia sobre las condiciones de salud que alguna vez significaron un reto para superar estereotipos

Por  VALENTINA VILLAMIL

Redes sociales

La segunda edición de Transformando lo Imposible, la serie de lives en Instagram donde personas que han sido blancos de críticas por estereotipos, comparten su experiencia a través del reconocimiento de la diversidad y aceptación. Esta vez, junto a la influencer María Fernanda Méndez y la diseñadora Johana Rojas, se exploran diferentes temas, en especial sobre sus condiciones de salud que en algún punto las volvieron víctimas de críticas, no solo por parte de personas a su alrededor, sino de ellas mismas. 

Tanto la Mafe Méndez, como es conocida públicamente, como Johana, comentaron sobre aquellos procesos que definieron la construcción de su personalidad a través del enfrentamiento de esos estereotipos. María Fernanda padece de una condición peculiar que resulta extraña para muchos dada la poca consciencia que se tiene sobre el tema. Esta es conocida como púrpura trombocitopénica idiopática, un trastorno del sistema inmune que se da por la escasez de plaquetas ocasionando moretones en la piel que lucen casi como hematomas.

“Yo descubrí esta enfermedad a los 10. En el colegio me incomodaba ver los morados en mis piernas cuando usaba falda. Sufrí mucho porque siempre quise cohibirme más que todo por cómo me vestía, porque los morados aparecen en cualquier parte del cuerpo, hasta en la cara y es difícil ocultarlo a cierto punto”, dijo la influenciadora quien ahora busca enseñar sobre su condición como un aspecto el cual admira y se apropia para inspirar a otras personas que puedan sentirse identificadas.

Por en cambio Johana, habla sobre cómo este proceso fue completamente diferente para ella. Es sobreviviente de cáncer y lleva con ella una prótesis en la pierna izquierda desde hace aproximadamente 18 años. “A mí lo que me pasa con los estereotipos es que, muy curiosamente, después de mostrar la prótesis, me importaba aún más lo que pensaban de mí porque cuando alguien se acordaba de mí era porque tenía la prótesis”. Lo revelador en su situación es cuando la diseñadora empieza a reconocerse más allá de una condición que solía creer que la definía. “No me siento única, todos somos únicos”.

La historia de ambas mujeres coinciden en cómo la ropa fue un papel importante a lo largo de todo su proceso, siendo, en un comienzo, un medio para ocultarse y esconderse, que después se convertiría en una herramienta para mostrar y exaltar quien son. De la mano de Adidas y siendo partícipes de la campaña Impossible is Nothing, las dos consideran que ha sido una experiencia que ha afianzado su seguridad y aceptación con los cuerpos en los que nacieron, en compañía de otras mujeres que vivencian estereotipos que llegan a perpetúar la exclusión de diferentes maneras. “Me siento afortunada”, comenta la diseñadora. “Soy parte de un movimiento. Porque Adidas es un movimiento”. 

Finalmente, las dos embajadoras de Adidas recuerdan a sus espectadores la importancia de la aceptación inicialmente propia, antes que con los demás, y cómo este puede llegar a ser el camino más efectivo para reafirmarse como personas antes que cualquier situación que las pueda condicionar. Puedes seguir sus historias con más detalles en el segundo live de Rolling Stone y Adidas Originals a continuación:

Trending