Guitarricadelafuente celebra el pasado, sacude el presente e ilumina el futuro

Álvaro Lafuente ha conquistado nuestros corazones creando música con una guitarra acústica, emociones, arraigo, introspección, melancolía, elementos electrónicos y una privilegiada voz

Fotógrafias por Daniela Castañeda @Individuaph

julio 23, 2023

“En las cuevas de Cañart la vida es tan bonita que parece de verdad”, canta Guitarricadelafuente en ‘Guantanamera’, canción que lanzó en 2018 y una de las que lo presentaron al mundo. En esa localidad de Aragón, en el norte de España, creció Álvaro Lafuente, y esos espacios que lo vieron crecer son ahora en gran parte la inspiración de sus temas cargados de nostalgia y sentimiento. Acompañado por su guitarra, y mezclando sonidos de distintas épocas y lugares, Guitarricadelafuente ha emprendido un viaje que le ha llevado a convertirse en uno de los exponentes más interesantes y auténticos de la música en español actualmente.

Las canciones que crea reflejan una forma de relevo generacional, un puente que une lo tradicional y lo innovador, un acercamiento a la creatividad que contrasta el manejo de lo digital con la maestría de lo análogo. Con guitarras acústicas y beats electrónicos, le presenta sus raíces a nuevas generaciones que cada vez están menos expuestas a ellas. Su obra recuerda a los más brillantes cantautores de la historia, pero con elementos de los grandes productores del presente.    

Como es notable en sus composiciones y en su lírica, siempre se vio naturalmente atraído a la música tradicional y folk, pues asegura que es un género que abarca muchas historias y trasfondos de muchos sitios diferentes. “No hay nada más genuino que la música que perdura y traspasa generaciones, y si perdura es por algún motivo”, reflexiona Álvaro durante una charla con ROLLING STONE en Español. “Creo que cualquier música que salga de una verdad es genuina, pero sí que puedo reconocer que la música tradicional, simplemente por el hecho que ha perdurado con el tiempo, tiene un valor enorme añadido. Siempre me pregunto si las canciones pop de ahora podrán ser pasadas de generación en generación o tratadas con el mismo valor. Como todas estas canciones que han pasado de generación en generación, los clásicos que se cantan en estas comidas…”, agrega.

Guitarricadelafuente parece tener un espíritu antiguo encapsulado en un cuerpo joven. Al escuchar esta descripción de sí mismo se muestra dudoso y humilde, pero también agradecido. “No sé, creo que eso siempre es un piropo, ¿no? O sea, como que te digan que tienes un alma vieja, es que es un alma que perdura, que vienes de otra época o que tienes sabiduría. Yo no creo que tenga sabiduría todavía, me falta mucho por saber y por ver”, dice.

Familia, identidad y raíces 

“Creo que hay una corriente de destapar toda esta tradición que tenemos. Nos estamos dando cuenta que podemos hacer cosas conceptuales a partir de nuestra propia identidad, una identidad que tiene muchos colores y muchas maneras diferentes. Va más allá de lo musical, va en cuanto a la filosofía de vida”. 

Saco tejido de Bad influencer, Falda de Cubel, Suecos Birkenstock

Nació en Benicasim, un pueblo de costa en Valencia, un lugar de alto contraste entre temporadas, pues alberga el Festival Internacional de Benicasim en verano, pero en invierno está totalmente vacío. “Es una diferencia abismal”, dice. “Esto nos ha influenciado porque empezamos a escuchar ciertos tipos de música, y creciendo en otro sitio no lo habríamos hecho”. Para él, en Benicasim el tiempo pasaba más lento. “A los niños nos dejaban ir solos por la calle y nos quedábamos hasta tarde. Ahí vivimos una infancia muy feliz porque éramos muy libres y siempre lo hemos sido desde pequeños”, dice al voltear a ver a su infancia, en donde primordialmente encuentra recuerdos alegres.

Por su familia pasaba la mitad del tiempo en Aragón (ahí en donde la vida es tan bonita que parece de verdad).  “Así se fue desarrollando mi raíz musical, entre lo que venía de Benicasim y lo que venía desde mi parte familiar en Aragón, y todo este folclore que vivía allí”, rememora. “En ‘Guantanamera’ hablo sobre ese pueblo, el de mi abuela en Aragón de 70 habitantes que siempre ha sido como un punto de reunión para todos nuestros amigos que sus abuelos eran de allá. Cada uno era de una parte diferente de España, y todos los veranos nos reuníamos ahí de nuevo”.

Como es característico de la cultura española, la música está totalmente atada a la convivencia, celebración y esparcimiento. Sentado en una mesa, rodeado de sus seres queridos, fue educando sus oídos y, al mismo tiempo, alimentando su espíritu. “Cuando hay una guitarra en casa, muchas veces es por una reunión familiar en Navidad con la familia, creo que sí está como muy vinculada a la familia. Y esto de las comidas, siempre ha sido reunirnos los domingos con los abuelos a comer paella y estar toda la tarde juntos. Es casi como un ritual”, recuerda.  

Por las venas de Lafuente ya corría talento musical. Su bisabuelo, quien murió solo una semana antes de que él naciera, era profesor de guitarra y un gran conocedor de la jota, género tradicional de la música española. Su conocimiento fue transmitido de generación en generación. “Fue a mi abuela a la que le enseñó todo, a tocar la bandurria, y esta parte musical. Ha sido más lo que he vivido de mi bisabuelo por lo que me cuenta la gente del pueblo, gente de la edad de mis padres, a la que mi bisabuelo le enseñaba guitarra y música”, dice.

Basico De Hm; Pantalón de magliano; Zapatos de maison margiela

El guitarrista describe esa casa de su familia, ubicada en su pueblo, como “anclada hace 100 años”. En ella hay una habitación que para el imaginario de Álvaro era una especie de viaje al pasado, en donde están todas las fotos de sus tatarabuelos. “En esas fotos se ve la vida del pueblo de antes, además de que siempre ha estado llena de bandurrios y guitarras. Mis primos y  nosotros siempre hemos estado vinculados a la música también, pero como desde esa casa. En mi familia tocábamos en casa y venían amigos que también tocaban en el pueblo y nos juntábamos ahí y nació para mí el acercamiento a la música de una forma muy familiar por esta influencia de nuestros abuelos y que nos lo habían trasladado a nosotros”.


“Tenemos un ojo puesto tanto en lo genuino de la música como en lo genuino de la vida. Como un plato de comida de tu abuela, el volver al pueblo, el volver a tus orígenes”. 


A los 14 años, al ver que sus amigos del pueblo comenzaron a hacer música, pidió su primera guitarra a su padre, y la recibió sin imaginar qué tanto cambiaría su vida. El hecho de ser un músico famoso, pararse en escenarios de todo el mundo y representar la música de su país no estaba ni remotamente en su imaginación. Incluso el hecho de hacer música era para él una actividad muy íntima, pues ni siquiera sus padres conocían la voz que ahora corean tantos jóvenes alrededor del mundo. “No fue hasta que salieron mis primeras canciones, cuando saqué ‘Guantanamera’, que mis padres me escucharon, porque no les enseñaba cómo cantaba”. El nombre, Guitarricadelafuente, nació como un intento de mantener ese anonimato. “Era para esconderme de alguna forma”, confiesa. “Después de eso, siempre me he sentido orgulloso del nombre. Al haber nacido de un sitio tan inocente es que se ha preservado y que se puede ir convirtiendo en cosas diferentes a lo largo del camino”.

Reflexionando sobre las razones de que exista esta conexión con el pasado en su música, el artista da crédito al acceso que nos ha dado la tecnología para acceder al gran archivo musical que existe al alcance de una búsqueda de Youtube o Spotify. “En los últimos 10 años hemos tenido mucho más acceso a estos archivos de música antigua, o que una persona de mi edad pueda escuchar tantos tipos de música distinta a la vez”. Para él, esto ha abierto la puerta a que nuevos artistas hayan empezado a incursionar en nuevos géneros y recopilar inspiración de cientos de estilos. “Antes creo que era más común que la gente se atribuyera un género en concreto, ¿no? Y que no saliese de ese género. Yo escucho esto y me gustan estos tres grupos, y ya está. Creo que ahora, el tener esta posibilidad y este alcance de poder descubrir cosas nuevas y poder investigar, hace que tengamos mucha más conciencia de qué es lo que tenemos, y permite que seamos más conscientes del pasado y de las músicas que quizás podrían haberse perdido a lo largo de los años”, asegura Álvaro.

Basico De Hm; Pantalón de magliano; Zapatos de maison margiela

Pantallas y cuerdas 

Sus inicios reflejan los tiempos que vivimos y la facilidad que tiene su generación para aprovechar las herramientas a su alcance. Su virtud no solo aparece cuando toca las cuerdas de su guitarra, también cuando se trata de presentarse al mundo a través de una pantalla.

Ya con su instrumento, decidió grabar una canción en su PlayStation y comenzar a subir versiones a internet. Su colaboración con Natalia Lacunza (participante de Operación Triunfo) en ‘Nana triste’, de 2018, se hizo viral y así las redes sociales se convirtieron en una plataforma invaluable para su reconocimiento como artista; “De no ser por Instagram, me como los mocos”, dijo hace un tiempo a El Mundo.

“Yo me di a conocer gracias a las pantallas. Son los tiempos en los que vivimos y es la manera en la que esto sucede y al mismo tiempo me parece que menos mal que exista esta herramienta de darse a conocer”. Para Álvaro, así ha llegado una oportunidad de que se democratice el acceso a la música y que un artista pueda darse a conocer sin tener que estar ligado a una discográfica. “A mí me parece muy bueno, permite que haya mucha más variedad e intercambio”, afirma. 

La vorágine 

Esta exposición en redes sociales provocó que su ascenso fuera meteórico. En muy poco tiempo, mucho menos si tenemos en cuenta la pandemia, Guitarricadelafuente pasó de subir covers en sus redes sociales, a agotar las entradas en todos sus conciertos. También fue invitado a formar parte del álbum Tributo a Sabina. Ni tan joven ni tan viejo, en el que grabó ‘Cerrado por derribo’ junto a Niño de Elche, y en el que también participaron personajes de la talla de Alejandro Sanz, Bunbury, Los Rodríguez, Kany García, Estopa, Amaral, Joan Manuel Serrat, Manolo García y Leiva. “Para mí fue algo muy rápido”, recuerda sobre el inicio de su éxito.

En 2018, con apenas 10 conciertos, se dio cuenta de que en cada presentación iba llegando más y más gente. Cuando realizó su primera actuación en la capital española tomó una decisión importante: “Decidí que tenía que venir a Madrid, meterme de lleno en esto y volcarme completamente”.

Gabardina Mango; Camisa Bimba y lola; Pantalón Bimba y Lola; Collar Bimba y lola; Zapatos maison margiela

De ahí en adelante, el cantautor español recuerda lo que siguió como “una vorágine de cosas”. Hay que tener en cuenta que su primera gira la realizó solo con cinco canciones publicadas, fue por esto que el confinamiento le otorgó una ventana de tiempo para ser creativo y definir su proyecto. “El setlist del concierto no me llegaba a una hora, tenía que llenar canciones y por eso siempre metía versiones. La pandemia fue un punto de coger ventaja. La gira más grande que tenía planeada hasta el momento se cayó por el COVID-19 y para mí fue un alivio poder sentarme y poner todas las ideas que tenía en la mesa, gestarlas y crear un proyecto con el que me sintiese representado. Al final sentía que me había puesto sobre la palestra a todo el mundo, pero sentía que la gente no me estaba conociendo por lo que quería dar a transmitir”, asegura. 

Los dos lados del atlántico

“En España, creo que sobre todo en los últimos 10 años, sí que se ha mirado mucho al extranjero para buscar referencias”

Además de un viaje en el tiempo, su inspiración también viene de un viaje geográfico, pues en su repertorio también hay sonoridades del folclore latinoamericano que, aunque no lo vivía de primera mano, siempre llamaba su atención y lo consumía de distintas formas. Así las referencias que llegaron a canciones como ‘Agua y mezcal’ o ‘Guantanamera’ entraron a su imaginario. “Siempre me ha inspirado mucho el folclor latinoamericano, y hablar de él es como hablar del océano, porque es inmenso y hay diferentísimos colores”, dice al hacer un repaso por esas inspiraciones. “Es curioso, porque es un continente que no había visitado hasta hace poco, pero que al mismo tiempo me ha marcado tanto, me ha llamado siempre mucho la atención, tanto por las músicas, como por la verdad que hay en ellas, por el imaginario y las imágenes”. 

Empezó a introducirse al folclore latinoamericano a través de Manu Chao, uno de los primeros artistas en español que escuchó. Le interesó porque “veía que tenía este imaginario suyo de colores que para mí unía muchos de los mundos y los folclores de Latinoamérica”. Después fue adentrándose al continente y encontró a figuras como Chavela Vargas, Simón Díaz o Caetano Veloso. “El mundo de la canción cubana siempre me ha llamado mucho la atención también porque se escuchaba en mi casa. Han sido muchos iconos que me han marcado mucho”.

Saco de Magliano; Pantalón de magliano; Chocker de CRUB CRUB; Zapatos de maison margiela

Álvaro también es admirador de otras figuras latinoamericanas como Julieta Venegas, y durante la entrevista, aprovechó para recordar un encuentro que tuvo en Monterrey con la cantautora: “Fue muy gracioso porque ella estaba en medio de una rueda de prensa y me vio pasar y dijo: ‘¡Ah, es Guitarricadelafuente!’ en medio de la rueda de prensa, y no nos conocíamos. Habíamos hablado por Instagram, pero no nos conocíamos y soy total fan suyo”, relató. 

Sin embargo, inspirado en esas bandas que escuchaba en Benicasim, como Arctic Monkeys, Kaiser Chiefs o Franz Ferdinand, creó sus primeras composiciones en inglés, aunque asegura que cuando comenzó a escribir en su lengua materna fue cuando realmente se sintió cómodo. “Era lo que mis amigos escuchaban y lo que molaba tocar, pero al mismo tiempo la primera canción que aprendí con la guitarra fue una rumba gitana. Cada uno con su mundo, pero para mí cantar en tu idioma es como la forma más genuina o que más sentido tenía para contar algo”, asegura.

La Cantera: es muy necesario preservar algunas cosas

A nivel conceptual, su álbum debut, La cantera, que contiene algunas joyas sonoras como ‘Ya mi mama me decía’, ’Mil y una noches’ o ‘Flor de caramelo’, es un homenaje a su crianza, y lo ve como una carta de presentación. El título hace referencia a la juventud, pues es la manera en la que los abuelos de su pueblo llamaban a las nuevas generaciones. “Lo veía como un paralelismo con la cantera, que es el lugar físico desde el cual sacabas la piedra y los minerales. Era toda una referencia al futuro, como un relevo generacional de jóvenes que van a transmitir esas tradiciones o experiencias que han aprendido los abuelos. Van a vivir sus propias experiencias y va a ser como un ciclo constante que nunca va a parar de funcionar. Estaba muy vinculado a poder seguir transmitiendo todas estas historias que vienen del pasado, que transmiten enseñanzas”.

Gabardina Mango; Camisa Bimba y lola; Pantalón Bimba y Lola; Collar Bimba y lola; Zapatos maison margiela

Sin embargo, para Álvaro, el concepto de La cantera va más allá de eso, es una declaración casi política sobre la necesidad imperiosa de preservar algunas cosas que trascienden lo musical. Esas tradiciones, prácticas y costumbres que nacen en los pueblos, y que guardan esas historias. “Quería representar un cambio de visión también de la juventud, de mirar al pasado con respeto”, dice. “Al menos en España, lo que se habla mucho es que hace tres generaciones, que fue como cuando la gente dejaba los pueblos y se iba a las grandes ciudades a vivir, dejaban un poco atrás su vida y con ella también dejaban todo lo que la asociaba con su pueblo, como la música, lo que se cantaba mientras se labraba”, dice. “Ha habido una generación que ha omitido todo esto, o que no lo ha puesto tanto en la mirada porque se veía como un retroceso, y creo que la nuestra ha tenido tanto acceso a información, y también ha podido recabar e investigar sobre la música del pasado, que quizás se ha puesto más en valor. Para mí era un homenaje a mi pueblo, para demostrar el cambio de visión y hacer que estas historias y estilos de vida sigan vivos”, añade, y de esta forma demuestra ese ímpetu que tiene para intentar rescatar lo que lo que nos mantiene genuinos y conscientes de quiénes somos.

Madera y metal / pasado y futuro

En el disco se siente la madera de la guitarra y lo metálico de lo electrónico. Para el músico, de una manera abstracta, esa era la conexión entre el pasado y el futuro. Álvaro se aproximó al sonido de su álbum como un orfebre a sus piezas, trabajando la materia prima, esos elementos crudos o acústicos (como un pandero o una guitarra), y procesándolos para que tuvieran una sonoridad “rocosa o metálica”.

“Por ejemplo, en ‘Caballito’, que tiene la raíz de una rumba, para mí suena como una rumba cibernética o robótica. También en la estética y visuales del disco, en las fotos que tomó David Gómez, estaba muy presente esta estática metálica y de la plata. Sentía que era la manera de aunar estos dos mundos o llevar lo del pasado a lo futurístico y también para mí estaba muy vinculado a la imagen de la cantera física, el lugar donde se trabajan los materiales”, explica Guitarricadelafuente. 

El gran sonido del disco también es necesario atribuirlo a Raül Refree, productor de La cantera, con quien Lafuente trabajó largas jornadas para lograr encontrar la sonoridad que consideraban necesaria en cada tema. “En el disco, casi todos los instrumentos que se tocan son acústicos, o sea, hay una guitarra, un pandero cuadrado o unas palmas, que al procesarlas llegan a transformarse en una cosa completamente diferente. Con Raül, el proceso fue muy lento, porque fue realmente un trabajo de investigación y de buscar el sonido o la manera correcta para cada canción”.

El artista español se ha descrito anteriormente como un “control freak”, cosa que en el estudio puede ser una maldición o una bendición, dependiendo de cómo se vea. Para él, es una maldición (pero sí que ha dejado muy buenos resultados). “Es una putada”, dice mientras suelta una risa. “Es maravilloso porque buscas sacar lo mejor de ti, pero creo que muchas veces hay que dejar las cosas ir. Creo que hay canciones que nacen desde un lugar mucho más inocente, y tienen que seguir ese camino, y luego otras que quizá, a nivel de producción, tienen que tener un sonido muy concreto, pero muchas veces el no dejar las cosas ir provoca que se estanquen, y creo que eso nunca es positivo”, afirma.

También asegura que, aunque sea alguien a quien le llama la atención la calma de lo rural, es “una persona que funciona gracias al caos. Si no tuviese una presión del último momento, de que todo se une en el último momento, si no fuera una persona que funciona por impulsos y por el desorden, no podría trabajar o no me haría trabajar”.

Gabardina Mango; Camisa Bimba y lola; Pantalón Bimba y Lola; Collar Bimba y lola; Zapatos maison margiela

¿Qué sigue? 

El tiempo dirá. El músico asegura que la mezcla de influencias y referencias le otorga la oportunidad, que no muchos artistas poseen, de incursionar en muchos estilos, espacios, o corrientes diferentes. “En mi Spotify te puedes encontrar desde Bon Iver hasta Lucio Battisti, Blood Orange, Devendra Banhart, Beyoncé… es lo que te decía, no te fijas a algo en concreto, y yo tampoco pienso inspirarme en la música tradicional toda mi vida, porque no sé qué es lo que me va a nacer dentro de 10 años, o qué es lo que me va a interesar o me va a mover”.

Los caminos están ahí para que Guitarricadelafuente los camine, ya decidirá cuál tomar; lo que sí sabemos es que lo hará desde su verdad. “A lo mejor está el camino únicamente tradicional, está el camino más experimental… no sé, me ha servido mucho para poder direccionar mis ideas y encontrar nuevos caminos…”, concluye. Sin duda, se trata de un artista que llegó celebrando su pasado, ha sacudido el presente, e ilumina nuestro futuro.


Créditos: Dirección creativa / Fotógrafia: Daniela Castañeda / @Individuaph; Dirección Ejecutiva: Alejandro Ortiz @xalejandro.ortiz; Fashion Director: Angelica Diazgranados; Grooming : Oscar Sanchez; Asistencia Styling : Valentina Duran y Angie Vargas @valentinaduranpa / @angiecvargas; Asistente de foto: Hector Torrez / Torito; Asistente de foto: José Cadena @josedispara; Asistente de foto: Lina Rodriguez @lemarmotte; Gaffer: Jahwar @jahwar.luz; Asistente de iluminación: Javier Castro; Retoque: Alejandra Tamayo @Leatamayo.ph; Mobiliario: Diamantina y la Perla @diamantinaylaperla

CONTENIDO RELACIONADO