Fonseca colecciona sus raíces musicales

El cantautor colombiano habla de su sencillo ‘Colección de recuerdos’, trabajar junto a Gilberto Santa Rosa y Chucho Valdés, y su próximo álbum.

Por  MELISA PARADA BORDA

marzo 22, 2024

Fonseca.

Omar Cruz

Han sido unos días bastante movidos y al mismo tiempo emocionantes para Fonseca. El cantautor colombiano está terminando los detalles del que será su noveno álbum de estudio pero, por lo pronto, acaba de publicar su colaboración junto a Gilberto Santa Rosa y Chucho Valdés en ‘Colección de recuerdos’.

“Es de esas medallas que quedan colgadas por siempre”, dice respecto al bolero que compuso hace aproximadamente dos años y que finalmente pudo ver la luz de la mano de dos de los músicos más importantes de la música en español. “Cuando la escribí nunca en la vida me habría imaginado que iba a llegar a cantarla al lado de este par de leyendas de la música”.

En el momento en el que decidió incluirla en su próximo LP, le envió la canción al intérprete de ‘Que alguien me diga’ al considerar que su voz sonaría bastante bien allí. Al salsero le encantó de inmediato y se mostró sorprendido ya que no imaginaba a su colega colombiano escribiendo boleros. “¡Eso es un bolerazo!”, le dijo el puertorriqueño. Con Santa Rosa a bordo, a la canción solo le faltaba un último detalle para cerrar con broche de oro: la presencia de Valdéz, el ícono del jazz afrocubano.

A propósito de este lanzamiento y de la cercana llegada de su próximo álbum, en ROLLING STONE en Español hablamos con Fonseca.

En ‘Colección de recuerdos’ hay una tripleta muy única. ¿Por qué consideraste que Chucho Valdés y Gilberto Santa Rosa eran un buen fitting para este sencillo?

Cuando tuve la canción ya medianamente producida, sabía que quería incluirla en un álbum que tuviera sentido con todo el contexto en general. Y cuando ya decidí que hiciera parte de mi próximo álbum dije, “La voz de Gilberto ahí estaría alucinante”. Conozco a Gilberto hace ya algunos años y le envié la canción y le encantó desde el principio. Así que una vez tuve a Gilberto, Yadam González (que es con quien produje la canción, que es un gran amigo, productor cubano) me dijo, “¿Y qué tal Chucho Valdés en el piano?”. Lo contactó, le enviamos la canción y también inmediatamente dijo que sí. Y fue una belleza grabar con ellos dos, sobre todo por aprender.

¿Cuál consideras tú que es el encanto del bolero?

La melancolía. Yo creo que eso fue lo que me llevó a escribir la letra y [tomar] la dirección que agarré. Empecé con la guitarra, como hago muchas veces que me siento y sin pensar si voy a escribir o no escribir una canción. Ese día me senté y empecé a jugar con ciertos acordes de bolero pero empezó a salir la melodía, empecé a escribir la canción y me empezó a llevar hacia esa melancolía que yo creo que muchos hemos sentido en algún momento de la vida, donde nos damos cuenta de que un amor llegó a su final pero que además está en una calle ya sin salida en donde no hay ni siquiera una ventanita para recuperarlo o para revivirlo. Por eso creo que lo más importante, por lo menos para mí, lo más impactante y lo más fuerte del bolero es esa melancolía porque te lleva a ese tipo de reflexión.

Chucho Valdés, Fonseca y Gilberto Santa Rosa.
Omar Cruz

Con esto ya son tres sencillos de tu próximo álbum y cada uno ha sido muy distinto entre sí. ¿Qué querías lograr a nivel sonoro con este disco?

100% raíces. Y con raíces me refiero a muchas cosas. Por ejemplo, ‘Canto a la vida’ es una canción que quise que sonara casi como si estuviera tocándose en el patio de una casa en Valledupar. Y por eso el sonido de alguna manera es medio imperfecto. Para mí, ‘Canto a la vida’ tiene esa sinceridad y esa profundidad. La canción que hice con Juan Luis de ‘Si tú me quieres’, esa la produje con Juanes y lo que decíamos era, “Que acá no suene un instrumento que no se ha tocado. Acá vamos a que todo sean percusiones, guitarras, todo en vivo”. Ese es el concepto que tuve y que tengo para este álbum que es muy raíces.

También como muy orgánico, ¿no? 

¡Super orgánico! Y con raíces no me refiero sólo a raíces colombianas, sino al bolero en su raíz.

Como a nivel latinoamericano.

Sí.

Eso se nota también en los invitados especiales que hemos conocido hasta ahora porque cada uno es una leyenda en su género musical. Allí tienes influencias bastante interesantes.

Total [risas]. Me río como con risa un poco nerviosa porque pienso, “Esto es una locura”. Mejor dicho, tengo un álbum en donde tengo a Juan Luis Guerra, a Gilberto Santa Rosa, a Chucho Valdés y vienen un par de colaboraciones más que son alucinantes también.

¿Cómo logras acoplarte en cada colaboración que haces, teniendo en cuenta que cada artista que invitas hace música diferente?

Pues es que realmente cada uno de los géneros, sonidos o ritmos que he explorado en este álbum son sonidos que me han influenciado en algún momento de la vida, que me he bailado o que me he parrandeando, entonces me siento muy cómodo en ellos. Así no sea el experto en el bolero, he cantado boleros también toda mi vida o los he oído. Lo siento como parte de mi mundo, por eso me le mido también a meterme a hacer algo así.

¿Sientes que este disco es como un resumen de la música que te ha rodeado y que has hecho a lo largo de tu carrera?

Me encanta esa descripción, me la voy a robar. Seguro que sí. En estos días hablábamos con el equipo del álbum y de cómo lo escribí, y yo les decía que cada uno de los géneros que estoy visitando, de alguna u otra manera, me han influenciado. Entonces eso que acabas de decir tú redondea esa idea de que aquí estoy mostrando de lo que estoy hecho.

Gracias a estos lanzamientos que has hecho, has estado nominado o has ganado premios. ¿Cómo recibes estos reconocimientos respecto a la música que estás haciendo?

Es muy emocionante. A mí siempre los reconocimientos me han emocionado mucho porque cada uno tiene su perfil distinto, pero siempre es un reconocimiento de la industria, del público o de los medios. Eso es muy bonito porque al final del día quiere decir que le estás tocando el corazón a alguien o que estás alegrando a alguien. Hay algo especial que está pasando más allá del tema. Claro que a todos nos infla el pecho ganar un Latin Grammy o estar nominado a los Premios Nuestra Tierra, pero más allá de eso, es bonito. Es especial, es motivante. Tiene muchas connotaciones.

¿Cuál es el premio más grande que puedes recibir en relación a tu carrera?

Sin duda y no lo digo por decir así una frase, “El aplauso de la gente” [risas], no, pero para mí, el premio más grande que puedo recibir es poder ser parte de la vida de las personas con mis canciones. Eso para mí es una locura porque sí creo que todos venimos a servir a este mundo de una manera u otra, y no hablo de servicio social, sino a través de nuestra profesión, y el hecho de que yo tenga la suerte, la bendición, el talento, como lo quieras llamar, de poder aterrizar sentimientos, volverlos canciones y ponerlos a disposición de quien los quiera volver propios, es maravilloso. Eso me llena el alma, me llena el corazón, siento que estoy sirviendo para algo en este mundo. Ese es el premio más grande sin duda.

Es cierto. Parece algo que se repite mucho pero es verdad porque al fin y al cabo la música que tú haces es para tu público.

Sí. Cuando alguien se me acerca con el corazón abierto y emocionado a decirme, “Es que su música me ha acompañado o en esto o en lo otro. Me alegra”, yo digo ya, eso es.

CONTENIDO RELACIONADO