noviembre 22, 2022

Estamos hechos para amarnos

Un profesor sordo y una maestra viuda tratan de rehacer sus vidas, en una adorable cinta francesa

Pascal Elbé 

/ Sandrine Kiberlain, Pascal Elbé, Valérie Donzelli

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Babilla Ciné

Pascal Elbé, el actor y director de Cabeza de turco, utiliza su experiencia como persona con baja audición y se inspira en los cuadros del pintor sordo Edward Hopper, así como en la novela Life in the mute del también sordo David Lodge, para escribir, dirigir y protagonizar Estamos hechos para amarnos, una irresistible comedia romántica, acerca de un profesor de secundaria que descubre que está perdiendo su capacidad de escucha.

Sus colegas y estudiantes ya lo sospechaban, puesto que Antoine Serrano, el profesor en cuestión, se muestra distraído, apático, disperso, desinteresado y aislado, como si se tratara del protagonista de un cuadro de Hopper. Antoine se muestra renuente a aceptar su condición y a utilizar un audífono. Al principio, los ruidos que escucha con el dispositivo lo abruman, pero luego descubre la belleza de los sonidos de la naturaleza y la conveniencia de poder seleccionar lo que desea escuchar.

Su vecina Claire (la siempre maravillosa Sandrine Kiberlain), no se aguanta la música a todo volumen y la escandalosa alarma que suena en las mañanas y que el profesor ignora. Ella es una mujer que ha quedado recientemente viuda. Su ex pareja murió en un accidente automovilístico mientras su amante le practicaba sexo oral. Ha quedado con Violette (Manon Lemoine) una hija que se niega a hablar y las dos están viviendo temporalmente con Léna (Valéri Donzelli), la hermana de Claire.

Léna y su esposo organizan citas sorpresa para disgusto de ella, quien le asegura que todo está bien, pese a la profunda tristeza, cercana a la depresión, que siente día tras día. A eso se le suman los terrores nocturnos de Violette y su mutismo. Pero es por medio de la niña, quien ve a Antoine como una nueva figura paternal, como se produce el encuentro gradual entre el profesor y su vecina, el cual brinda esperanza a unas vidas amargadas y solitarias.

Junto a ellos, vamos a encontrar a unos estupendos actores interpretando a personajes secundarios como Jeanne, la hermana de Antoine, encarnada por la gran Emmanuelle Devos; François Berléand es Francis, el colega y mejor amigo de Antoine; y Marthe Villalonga es Angèle, la madre de Jeanne y Antoine, quien vive sola en una hermosa casa en la playa y que está perdiendo su memoria a causa del Alzheimer.

Esta es una cinta alegre y hermosa, cuya fotografía a cargo de Rémy Chevrin, hace los debidos honores a los cuadros de Hopper. Y como suele suceder con las comedias románticas francesas, Estamos hechos para amarnos va más allá de una típica historia de amor, para mostrarnos cómo algunas personas aprendemos a vivir a partir de la pérdida.

CONTENIDO RELACIONADO