mayo 9, 2022

“Es un gran día para el heavy metal”: Rob Halford sobre Judas Priest en el Salón de la Fama

“¿Soy el único metalero gay en el Salón de la Fama?”, pregunta. “¿No es estupendo?”

Por  ANDY GREENE

“Estar en compañía de una lista prestigiosa de artistas, personajes, influencers y toda esta gente maravillosa”, dice Rob Halford. “Esto es en serio”.

Jason Kempin

Judas Priest había sido elegible para el Salón de la Fama del Rock & Roll por un cuarto de siglo, y apareció en las votaciones tres veces antes de que este año finalmente fuera uno de los ganadores al premio de Excelencia Musical, pero a Rob Halford no le molesta en lo más mínimo que les haya tomado tanto tiempo.

“La tercera es la vencida”, le dice a ROLLING STONE radiante de alegría por medio de una videollamada. “Despegamos de la base y ahora nos dirigimos hacia los salones sagrados. Es un gran día para Judas Priest y para el heavy metal”.

El músico habló con nosotros sobre lo que significa para él este honor, por qué está dispuesto a reunirse con K.K. Downing en la gran noche, cuáles bandas de metal espera que le sigan a Priest en el Salón de la Fama y lo que le depara el futuro a la agrupación.

¿Cómo te va en esta mañana?

Todo va bien. Mi teléfono ha estado sonando, menos mal que anoche lo tuve apagado. Estaba mirando la hora y comenzó a sonar, “¡Ping!”, como un loco a las seis de la mañana.

¿Qué significa esto para ti a nivel personal?

Más que nada es una validación de la importancia y relevancia de Judas Priest porque hemos estado haciendo esto por 50 años. Tener esta oportunidad mientras seguimos celebrando nuestro aniversario número 50 es algo hermoso, no pudo pasar en un mejor momento.

Definitivamente es una ratificación de Priest y la importancia del heavy metal. He sido un defensor ferviente de la necesidad de que haya más heavy metal en el Salón de la Fama, porque miras la lista de personas que han entrado desde sus inicios en 1986 como, “No son metal, no son metal, no son metal…”.

Básicamente son Black Sabbath, Metallica, Deep Purple y ahora ustedes.

Eso es todo, supongo que es mejor que nada. Te diré algo ya que mencionaste a estos grandes amigos de nosotros: estar en compañía de una lista prestigiosa de artistas, personajes, influencers y toda esta gente maravillosa… esto es en serio. Realmente no puedo describirlo con palabras. Siempre he dicho que Judas Priest siempre deja que la música hable por sí misma. Las palabras son geniales, son buenas. Las expresiones, emociones… pero lo que realmente importa es estar sentado al frente de tu equipo de sonido con tus audífonos puestos y escuchando la música.

Debo decirte que lo que es más dulce aún es este anuncio de que vamos a ser inducidos como Excelencia Musical. Amo eso, no me lo esperaba. Cuando investigas lo que quieren decir con eso, es otra gran afirmación sobre esta banda y la música que hemos estado haciendo por cinco décadas.

El establishment de la crítica del rock no tuvo en cuenta al metal durante mucho tiempo a pesar de que los fans siempre lo han amado. ¿Por qué piensas que pasaba esto?

Siempre he dicho que el metal ha sido percibido por la academia del rock & roll… somos los marginados. Somos la oveja negra de la familia del rock & roll, pero ese ya no parece ser el caso ahora. Creo que con Priest entrando al Salón y la lista extraordinaria de personas que lo han hecho, cientos de personas, sí, somos válidos. Somos importantes, tenemos algo que decir. Es una referencia a los millones y millones y millones de fans del metal que hay alrededor del mundo que adoran este tipo de música.

De seguro obtuvieron bastantes votos en las votaciones del público.

Justo acabo de poner algo en mis redes sociales agradeciéndoles a los fans por eso, esto jamás habría pasado de no ser por ellos. Todos los que estamos en el Salón de la Fama, nuestros pilares están construidos gracias a ellos. Nuestros fans nos han mantenido en el centro de atención y han estado pendientes de nosotros. Hacemos discos, hacemos giras, pero no eres nadie sin tus fans. Tienes que reconocer, respetar y enviarles el amor de vuelta.

Es una promoción interesante con Eminem, Carly Simon, Duran Duran, Dolly Parton, Pat Benatar, Lionel Richie y Eurythmics. ¿Ustedes son fanáticos de ellos?

Lo soy, absolutamente. Lo digo de verdad y con honestidad. No conozco su música a profundidad, aunque sí conozco las canciones de Lionel Richie. Conozco a Eminem, es el único rapero con el que conecto. Siempre he sido defensor de dejar los prejuicios en cuanto a la música porque no sabes de lo que te estás perdiendo si eliminas cierta música de tu vida como artista. Podría haber algo allí, una fuente, una inspiración o una idea.

Todas estas personas que mencionaste, sí, conozco su música. Todos merecen estar aquí de igual forma y me alegro especialmente por Dolly. He visto sus declaraciones desde que fue nominada en un principio.

Fue interesante. Al principio fue como, “No lo quiero, canto country”, pero luego al final cambió su opinión y estuvo a favor.

[Ríe] Creo, de nuevo, que si observas a todos los que están en el Salón, tiene todo el sentido que Dolly esté allí. Creo que es solamente esto del “rock & roll”. ¿Debería llamarse el Salón de la Fama de la Música? No lo sé. Comenzó con el rock & roll, y el rock & roll lo es todo. Es solo fraseología.

Estoy seguro de que nunca te imaginaste recibir el honor en la misma noche que Dolly Parton y Carly Simon.

Esto es lo que me gusta del Salón, es como un caleidoscopio de talento. Eso, para mí, le da más relevancia al Salón dada la razón por la que fue fundado. Hay una cantidad enorme de orgullo y poder. Hablando como un metalero gay, ¿soy el único gay en el pueblo?

No sé si conozcas este show británico llamado Little Britain [ríe], allí había un tipo galés que decía, “¿Soy el único gay en el pueblo?”.  ¿Soy el único metalero gay en el Salón de la Fama? ¿No es estupendo?

Decidieron inducir a Les Binks, K.K. Downing, Ian Hill, Dave Holland, Glenn Tipton, Scott Travis y a ti. ¿Dieron en el clavo?

Absolutamente, sí. Por supuesto. En términos de cumplir los requisitos sobre cuánto tiempo tienes que llevar para entrar, esto y lo otro, sí. Quien sea que haya estado involucrado y relacionado con Judas Priest ha tenido un rol que desempeñar. Creo que el significado de la forma en que seleccionaron a estos músicos es correcto.

Muchas bandas tocan con exmiembros en el Salón de la Fama. ¿Van a tocar con K.K. Downing y Les Binks?

Por supuesto. Como lo dije antes, tienes que dejar de lado cualquier cosa que se interponga en el camino. Tienes que desenmarañar este revoltijo emocional y enfocarte en esta gran celebración. De otro modo, si no lo haces y te vas del edificio, en un par de años dirás, “¿Qué carajo? ¿Por qué no hicimos eso?”. Son solo unas cuantas horas, pero perdurarán para siempre.

Lo hemos visto una y otra vez en el Salón de la Fama. “Ella va a venir, él no lo va a hacer, ¿por qué? Él dijo esto y aquello”. Todo este drama. La música importa, y esto trata sobre ella y la inducción al Salón de la Fama del Rock & Roll.

Ha habido milagros en ese escenario. Led Zeppelin, Cream, Talking Heads y todo tipo de bandas que se han reunido solo para esa noche.

Eso demuestra la influencia del Salón, la forma en la que reúne a las personas. No puedes ignorarlo. ¿No es hermoso?

Al final suele haber un momento especial con todas las estrellas. ¿Te imaginas a Judas Priest tocando junto a Pat Benatar, Duran Duran, Carly Simon y Dolly Parton?

¡El fin de semana pasado estuve con Larry the Cable Guy! [Ríe] Fue en esta presentación de Alice Cooper por su gran institución The Solid Rock Foundation. Si pude pararme al lado de mi amigo Larry y cantar “roll, baby, roll” [de ‘Roadhouse Blues’ de The Doors], claramente puedo hacerlo con Dolly Parton a mi izquierda y Lionel Richie a mi derecha.

¿Cómo crees que te sentirás esa noche cuando estés detrás del atril aceptando el honor?

Estaré lleno de orgullo y emoción. Le agradeceré a todas las personas importantes en lugar de hablar de mí, de mí y de mí. Cada uno de nosotros procesará el evento a su manera, pero teniendo en mente que por fin sucedió. Es real, está aquí. Examinas todo el lugar y ves todo el talento extraordinario que está en frente de ti, y te da este sentimiento inmenso de orgullo de que aún estamos aquí. Aún estamos trabajando y aún tenemos algo que decir.

Esto abarca todas las demás cosas importantes de ti como persona como tu familia, tu madre y tu padre que está en el cielo; todas las demás personas importantes que han estado presentes en algún punto de tu vida. Cada uno juega una parte especial en lo que eres y a donde has llegado, nunca puedes recorrer el camino de la vida por tu cuenta, es imposible. Hay gente contigo en cada paso que das y creo que voy a reflexionar sobre eso a lo largo de la noche que estemos juntos.

¿Qué otras bandas de metal te gustaría ver en el Salón de la Fama en el futuro? Los fans de Iron Maiden están algo molestos por el hecho de que no hayan entrado aún.

Esa sería mi primera mención. Motörhead merece entrar, así sea de manera póstuma. ¿Scorpions ya está ahí?

Nop.

Bueno, Scorpions… y no quiero profundizar en las diferencias entre el metal y el hard rock. A mi consideración, son quienes lo merecen, pero tendría que pensar en otros más.

Hace unas cuantas semanas terminaron una gran gira. ¿Cómo les fue?

Fue genial. Pudimos reprogramar las fechas cuando [el guitarrista] Richie [Faulkner] pasó por su calvario. [Nota: en 2021, Faulkner tuvo que someterse a una cirugía de emergencia en el corazón tras sufrir una ruptura en su aorta mientras la banda estaba tocando en Kentucky]. Es un milagro que Dios le permitió quedarse con nosotros. No hay duda.

Pudimos cumplir con esas fechas, lo que es genial, pero hacia el final del tour me contagié de Covid. ¡Meh! Afortunadamente tuvimos dos o tres días de descanso y pude recuperarme hasta salir negativo. Eso fue un bonus. Y este fin de semana iré a Reino Unido para comenzar a prepararme para la gira por Europa. Hay un montón de festivales. Luego vamos a regresar a hacer otra más por Estados Unidos para cerrar el año. Ha sido un año estupendo. Estamos bendecidos y estamos muy agradecidos.

¿Qué más esperan lograr ahora que finalmente están en el Salón de la Fama?

La música te guía. Estamos haciendo otro disco, ya comenzamos a grabar los instrumentos. Esta última gira probablemente sea la única en la que no estamos promocionando música nueva. Prácticamente cada gira que hemos hecho desde Sad Wings of Destiny [LP de 1976] ha sido para decir, “Esta es la música que estamos haciendo en este momento”. Eso es lo que sigue, no hay un final a la vista.

Lo que amo de Priest son estas ansias, este deseo y este amor genuino de hacer metal y componer canciones. Eso nunca ha desaparecido, nunca ha sido una obligación, nunca se ha sentido como, “La disquera lo pidió”. Nos apasiona encontrar nuevo metal que podamos forjar en esta gran fábrica de metal.

Esta es casi mi vuelta 71 al sol. Tengo salud, tengo a mi banda, a mis fans, a mi metal, eso es lo más importante para mí. Estoy disfrutando cada momento y oportunidad que la vida me está dando.

Trending