El pronóstico meteorológico de David Lynch dicta “muerte y destrucción” para Vladimir Putin

El guionista y productor se dirigió al presidente ruso a través de su canal de YouTube sobre las tensiones entre Rusia y Ucrania

Por  VALENTINA VILLAMIL

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Dylan Coulter/The Guardian

Hace unos años, el director David Lynch, empezó a publicar su informe meteorológico en su propio canal de YouTube como iniciativa después de hacer esta misma dinámica en su sitio web en los años ochenta. En sus cortos videos, relaciona las temperaturas de Los Ángeles con diferentes temas de la actualidad.

El pasado 25 de febrero, el mismo día en el que el gobierno ruso decidió invadir la capital de su país vecino, Ucrania, Lynch publicó su vídeo diario como de costumbre. Y aunque el reportaje empezó como habitualmente lo haría, el video dio un giro inesperado a los pocos segundos.

La diferencia de este reportaje es que no se habló mucho sobre el clima e incluso sobrepasó la media de un minuto de duración de sus vídeos. «Hoy estaba pensando en los ucranianos y en la canción ‘Roads’ de Portishead del año 1994», dijo. «Esta tarde subirá a -» y aquí suspiró y se interrumpió. «Bueno, no sé qué temperatura habrá esta tarde».

«Si pudiera decir algo al Sr. Presidente Vladimir Putin: Los seres humanos estamos acusados de cómo tratamos a nuestros semejantes. Y hay una ley de la naturaleza, una ley dura y rápida, no hay lagunas, no se puede escapar de ella. Y esta ley es: Lo que siembres, cosecharás.

Y mientras habla sobre la llegada de la  “muerte y destrucción” para el mandatario, también señala que “ya no hay cabida para este tipo de absurdo” e implora que “cree amistades” y “se lleve mejor con sus países vecinos”.  Aparentemente, para Putin el diálogo ya no es una opción, pero muchas figuras públicas han buscado la manera de enviarle un mensaje para que retire las armas.

«Ahora mismo, señor Putin», continuó, «usted está sembrando muerte y destrucción. Y todo es culpa suya. Los ucranianos no atacaron su país. Usted fue y atacó su país. Y toda esta muerte y destrucción va a volver a visitarte. Y en este gran cuadro, este espectáculo en el que estamos involucrados, hay una cantidad infinita de tiempo. Así que hay mucho tiempo, vida tras vida tras vida, para que recojas lo que estás sembrando. Mi consejo es: Sálvate a ti mismo. Salva a los ucranianos. Salva a este mundo”.