Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Donald Trump continúa replicando discursos de odio contra población inmigrante

“Están destruyendo la sangre de nuestra nación”, dijo el expresidente de EE.UU. durante su discurso antiinmigración en un reciente mitin

Por  CHARISMA MADARANG

diciembre 20, 2023

Trump ofrece un discurso en un acto político en Reno, Nevada. 17 de diciembre de 2023.

JUSTIN SULLIVAN

Durante un acto político realizado el martes 19 de diciembre en Iowa, Donald Trump acusó a la población inmigrante de “destruir la sangre” de Estados Unidos, replicando así el discurso de odio de grupos supremacistas blancos y del dictador genocida Adolf Hitler.

Te puede interesar: Censuran a Robert De Niro por hablar en contra de Donald Trump

“Están destruyendo la sangre de nuestra nación. Eso es lo que están haciendo. Están destruyendo nuestro país. No les agrada cuando lo digo… y jamás he leído Mein Kampf [Mi lucha]”, dijo el expresidente, haciendo referencia al libro del alemán. “Pueden estar sanos, cómo pueden estar bastante enfermos. Pueden traer enfermedades que se van a anidar en nuestro país. Traen delincuencia y provienen de todas partes del mundo”.

Hitler, quien solía tildar al pueblo judío de filtrar sangre tóxica dentro de la sociedad alemana, escribió en Mi lucha que “todas las grandes culturas del pasado perecieron sólo porque la raza original murió por envenenamiento de la sangre”. También culpó a los judíos y otros grupos “indeseables” por dicha intoxicación.

En su discurso en el campus de la Universidad de Nuevo Hampshire en Durham, Trump acusó a los inmigrantes de hacer lo mismo, añadiendo que “están proviniendo de África, de Asía; de cualquier parte del mundo” e “invadiendo” EE.UU.

El discurso infame del exmandatario estadounidense se ha acentuado a medida que se acercan las elecciones en el país norteamericano. Además, ya ha declarado en dos ocasiones que en caso de ser reelegido, actuará como un “dictador”, aclarando que sólo necesitaría de dichos poderes durante el “primer día”.

Antes de su parada en Iowa, Trump oficializó otro mitin en la ciudad de Reno, en Nevada, y juró “modificar grandes partes de las políticas federales de inmigración”, incluyendo aquellas que competen a la DEA, la ATF, el FBI y el DHS. Todo esto con el propósito de “detener la invasión” en su país.

Sus declaraciones llegan después de que Rolling Stone informara sobre los planes que tiene Trump de llegar a ser reelegido, como enviar grandes tropas estadounidenses (“cientos de miles”) para cerrar la frontera sureña y construir una red de campos de detención de inmigrantes.

A pesar de su larga historia de afinidad con dictadores, los republicanos han intentado suavizar los discursos de odio del expresidente con una infinidad de excusas mediocres. Por ejemplo, el presentador de Fox News, Brian Kilmeade, insistió el lunes que Trump “estaba refiriéndose a la frontera” y “estaba hablando sobre la gente proveniente de las prisiones de otros países”. “Él solo está tratando de decir que queremos que Estados Unidos siga siendo Estados Unidos”, dijo.

Por otra parte, el exjefe del gabinete del exvicepresidente Mike Pence, Marc Short, le dijo a ese mismo medio que le parecía “improbable que Donald Trump haya leído Mein Kampf alguna vez”. No obstante, él habría reconocido que alguna vez le fue obsequiada una copia del libro. De acuerdo con su exesposa Ivana Trump, él guardaba una colección de discursos de Hitler en su mesita de noche para poder leerlos.

CONTENIDO RELACIONADO