Danna: Una historia de metamorfosis

La cantante y actriz mexicana está en el proceso de abrazar la oscuridad, sanar heridas del pasado, transformarse y convertir lo sombrío en luminoso

Alberto Gonzalez @ag0nzphoto

septiembre 24, 2023

Danna es una figura de talla mundial. Es cantante, compositora y actriz, y tiene más de dos décadas de carrera. La multifacética estrella originaria de la Ciudad de México ha incursionado en cine, teatro y televisión; además, ha ofrecido presentaciones inolvidables en algunos de los escenarios más importantes. Sus canciones son coreadas por todo el mundo y sus actuaciones han traspasado fronteras. Sin embargo, es un caso atípico de éxito. 

Danna Paola Rivera Munguía comenzó a actuar a los cuatro años, y de alguna manera nunca se detuvo, pues, a lo largo de su vida, se ha sentido obligada a estar en un personaje en todo momento: el de la niña buena, la que siempre pone buena cara, la que se queda callada, la que pase lo que pase siempre tiene que mostrarse alegre y sonreír. “Fue muy agotador, la verdad creo que ha sido de las cosas que más me ha drenado durante toda mi vida y carrera”, dice Danna desde su departamento en Los Ángeles a ROLLING STONE en Español. 

La artista mexicana se muestra alegre y tranquila en medio de su primera gira por Estados Unidos; hace unos días se presentó en Miami, y dentro de otros llegará a Nueva York. Hoy está felizmente acompañada de su perra Bagheera y una noche antes presenció el concierto de Beyoncé, “Tuve la oportunidad de ir a verla anoche y me cambió la vida”, asegura. “Salí enamorada y apantallada. Lloré, fue el mejor concierto de mi vida, te lo juro, fue muy fuerte. Si tienen la oportunidad de ir, es una experiencia muy única. El show de principio a fin es mágico”, relata emocionada. “Es un ángel, la voz de la mujer. Desde que tengo uso de razón, decía: ‘Es que Beyoncé es Beyoncé’. Hay muchas cosas de mi manera de cantar que me he inspirado un montón desde chiquita en Beyoncé, Whitney Houston, Ariana Grande, entre otras”. 

Aunque lo que predomina es el agradecimiento por encontrarse en donde está actualmente, como uno de los íconos del pop mexicano más grandes del momento, al reflexionar sobre el pasado, hoy se da cuenta de que la oscuridad la ha acompañado toda su vida, pero escondida detrás de una idea de que el mundo es de caramelo, en donde las estrellas son piñatas y los dulces caen del cielo. Hoy decide dejar de romantizar su infancia, ser honesta y usar los malos momentos como lecciones. 

“Creo que la oscuridad es lo que el ser humano siempre tiene allí, la sombra, el alter ego y estos monstruos internos con los que convivimos todos los días. Al final, de la oscuridad es de dónde aprendemos. Para mí ha sido un viaje súper llenador, muy catártico y muy interesante… Es la primera vez que soy 100 % honesta”, admite Danna, que ha descrito en ocasiones su infancia como “su mayor sacrificio”. 

Latex custom suit by Histerya Designs @histeryadesigns; Shoes by The Attico @theattico

“Estando en televisión, a mí se me enseñó desde muy chiquita: ‘Tú no dices nada, te quedas callada, sonríes y todo está bien’. Al final, mi oscuridad era lo que más me abrazaba y con lo que yo convivía, sobre todo en mi adolescencia. Esta parte oscura y emo que tengo por naturaleza tiene mucho que ver con esa presión de ser perfecta, este mundo rosa y este mundo de caramelo en el cual viví mucho tiempo”. Danna admite que tenía que salir de ahí para poder crecer y madurar, y así ha encontrado una nueva definición sobre esa idea de una perfección inalcanzable que la ha perseguido toda su vida: “Ser perfecta es estar en paz con lo que soy y con lo que he construido. Para mí, la perfección está en lo imperfecto”. 


“Abrazando la oscuridad es donde más luminosa me he sentido, porque estoy siendo honesta y no lo estoy tapando ni con trabajo, ni con un personaje, ni con un ‘todo está perfecto’”.


Además de haber comenzado muy joven, entró a una profesión que puede ser muy complicada para una niña de esa edad, pues en la actuación se trabaja con las emociones, se explotan los sentimientos, buenos y malos, para poder transmitirlos a través de la pantalla, pero para Danna Paola, se convirtió en algo más, ella comenzó a vivir y sentir a través de sus personajes, lo que se volvió una especie de adicción. Además, su dinámica familiar era atípica; por ejemplo, ha dicho que llegó a ver más a su padre como un manager que como una figura paterna, por lo que la actuación era una especie de escape. “Por eso me enamoraba de mis coestrellas. En el set era una persona, y llegando a casa yo vivía otra realidad, pero mi cabeza siempre estuvo allí”. 

1994 Archive Crystal embellished mesh bodysuit by Jean-Paul Gaultier; Sourced by Pechuga Vintage Shoes by @theattico; Bottega Veneta silver V ring @newbottega

En sus propias palabras: “La verdad es que me gustaba actuar porque creo que muchas de las realidades que tenía en casa no eran tan geniales como lo era mi vida ficticia”. Hoy admite que haber vivido en esa “vida de fantasía” la convirtió en una persona dramática, romántica y con un corazón que siente y ama demasiado. “Creo que una de las cosas que más tengo como persona y como mujer es que amo mucho, y el amar demasiado a veces también te juega en contra”, dice. “Me di cuenta de que ese amor también me lo tenía que dar a mí y abrazar a esa niña, a esa Danna Paola que se sentía sola y vivía su vida a través de personajes e historias falsas”. 

Danna lo ve como si le hubieran “abierto el grifo” de las emociones, pero sin enseñarle cómo cerrarlo. “‘Hoy estás feliz, hoy estás triste’. Nadie me enseñaba cómo esas emociones no eran de verdad, sino eran ficción y eso te lo enseñan en clases de interpretación. Yo casi no tuve eso. Era todo muy autónomo”.  


“Me di cuenta de que ese amor también me lo tenía que dar a mí y abrazar a esa niña, a esa Danna Paola que se sentía sola y vivía su vida a través de personajes e historias falsas”.


Después de cuestionarle cuál es una idea errónea que la gente que solo conoce a la persona pública de Danna Paola tiene de ella como persona, responde: “Que todo se me ha dado muy fácil, que siempre he tenido suerte, que no he sufrido. Mucha gente le quita mucho valor, y hasta yo me compré esa idea: que todo se me ha dado, no he sacrificado nada, no he sufrido nada, no me ha costado, etcétera. Hay mucha gente que no me conoce, que cree que soy súper falsa, que no conecta conmigo, y está bien. Sé que no soy monedita de oro, hay gente a la que le caeré bien y gente que no. Así como hay gente que no me cae bien y hay con la que no conecto. Creo que lo que más me deja en paz es saber que la versión que soy hoy y que la gente conecta con esa versión está increíble y que hoy estoy feliz con lo que soy”.

El golpe de realidad y la epifanía de que algo tenía que cambiar llegó en 2021, en los Latin Grammys. Estaba nominada e hizo un performance de ‘Calla Tú’. “Fue la primera vez que me cayó el 20 de en dónde estaba parada y qué estaba haciendo con mi vida”, relata. “Terminando esos premios estaba mi familia allí, y me sentía un poco perdida sobre qué seguía después de eso. Me cayó un golpe de realidad muy duro sobre todo a mi alrededor. Principalmente, esta introspección de no saber por qué no quería levantarme de la cama ni por qué me sentía sin rumbo”. Esto la llevó a experimentar un bache creativo, no quería escribir o crear música, no se sentía suficientemente buena artista, a pesar de que estuvo nominada. “Fue la primera vez que la industria volteó a ver mi proyecto, me sentía valorada de alguna manera, pero yo no me estaba valorando a mí misma como persona, después de allí sí me comencé a cuestionar quién era, qué era lo que quería construir y de qué más iba a hablar”. 

La artista ha sido abierta en cuanto a los retos que ha tenido con su salud mental y ha admitido que, en ocasiones, ha querido tirar la toalla, pero que, con ayuda de sus seres queridos y gracias al arte, ha podido salir adelante. “Creo que los artistas hablamos cada vez más acerca de la salud mental porque esta carrera es muy solitaria, es muy jodida en muchos sentidos, es de mucha voluntad, mucha salud mental”, agrega. “Necesitas un círculo sano en donde sentirte feliz, donde sentirte seguro si quieres llorar, donde sentirte querido, escuchado y escuchada. Los seres humanos no somos perfectos, y en la misma industria, las películas, la sociedad, o nuestros padres no estaban 100 % abiertos o no tenían idea de qué era la ansiedad, la depresión, de cómo tratar la salud mental, etcétera”, reflexiona Danna durante la plática. 

Este proceso de cambio comenzó a gestarse a sus 27 años, una edad que en la industria musical y del entretenimiento históricamente tiene connotaciones oscuras. Para la artista fue una edad difícil que ahora usa de inspiración en su música. “A los 27 es como, ‘¿Qué más voy a hacer con mi vida? ¿Qué no he hecho con mi vida?’, y te empiezas a cuestionar un chingo”, dice. “Aunque yo he trabajado toda mi vida, me sentía bastante perdida. A nivel profesional había cumplido muchas cosas, pero a nivel personal me sentía todavía una nena en muchas cosas, algo no estaba coincidiendo. Yo tengo ahí mis rollos mentales en donde todos mis 27 años me la vivía pensando en que muchos artistas fallecen a esa edad. Entonces, uno de mis pensamientos más duros era: ‘Wey, ¿no te quieres morir, verdad?’”. 


“Pensar que podría no estar en este mundo fue lo que me hizo reconsiderar si debería seguir en esta industria. Mis 27, además de haber sido algo muy catártico y emocional, me hicieron entender que era mi decisión tomar todas las fuerzas que tenía para seguir adelante, porque la depresión al final mucha gente todavía no la entiende del todo”. 


Ella atribuye una gran parte de su desarrollo como artista y persona a la terapia, pues asegura que le ha dado las herramientas y la inteligencia emocional para poder lidiar con sus problemas. “Para mí era importante expresar muchas cosas que traía detrás, muchos fantasmas e historias que empezaron a salir en terapia”. 

La perspectiva de Danna como mujer en la industria del entretenimiento es muy valiosa, pues ha experimentado el machismo en diferentes ámbitos -como la televisión, el teatro o la música- y en diversas etapas de su vida. “Como mujer también es bien jodido abrirte paso en la industria”, reflexiona. “Tenemos que hablar de problemas como el machismo y el patriarcado que existen dentro de estas industrias. Hay que concientizarlo y exigir respeto. Me gusta comentar y abrirme con eso porque creo que no hay mejor manera que ser sincero con estos temas”. Danna aprovecha para “agradecer mucho a las artistas que empezaron a hacer este movimiento y expresar un poco sobre el empoderamiento de la mujer dentro de la industria”. 

1994 Archive Crystal embellished mesh bodysuit by Jean-Paul Gaultier; Sourced by Pechuga Vintage Shoes by @theattico; Bottega Veneta silver V ring @newbottega

Cuando creía que ya nada sería interesante en su vida, llegó ese despertar creativo que estaba esperando. Fue así que nació ‘XT4SIS’, una canción que llegó a provocar un cambio en ella y que le demostró que todo este proceso interno podría convertirse en un interesante concepto artístico. “Supe lo que quería, estaba ahí adentro, nada más que me daba miedo conectar porque pensaba que a la gente no le iba a gustar. Pensaba que ni a mi disquera le iba a gustar lo que estaba haciendo y sentía que tenía mucha presión otra vez allá afuera, pero yo no sabía ni qué quería hasta que llegó ‘XT4SIS’”. 


“El ‘no’ se convirtió en mi superpoder”.


A partir de crear esa canción, empezó a descubrir todas las cosas que ya había hecho con las cuales no se sentía del todo segura. Danna comenzó a sacar de su vida las cosas que ya no le funcionaban. “OK, ya me deshice de unas personas, necesito deshacerme de tal, necesito empezar a limpiar mis relaciones alrededor, personas que no me hacían del todo bien”, pensó. “El ‘no’ se convirtió en mi superpoder. De tanto sentirme perdida me encontré a través de mi música y ya tenía un propósito nuevo: empezar de cero. Mi novio me ayudó mucho en este proceso, la terapia, gente con la que empecé a trabajar y gente de la cual me deshice, te abre un panorama nuevo”.  

Así, la artista decidió separarse de esa idea de ‘Danna Paola’ en el ‘Mundo de Caramelo’ para continuar como Danna. “Es algo bien potente para mí porque siento que el ‘Paola’ carga una historia detrás muy intensa de mi vida en donde hoy quiero empezar a explotar mucho más a Danna, como persona. La gente que me conoce a mi alrededor me conoce como Danna. En mi casa no soy Danna Paola, en mi círculo soy Danna y siento que la artista ‘Danna Paola’ y el ‘Paola’ tienen otro lugar en mi vida”.  

Full look Windowsen @windowsen; Gloves by Sermoneta Gloves @sermonetaglovesnyc; Gucci plug ring sourced by Pechuga Vintage

Lo más importante de todo es que ella ha logrado transformar esas difíciles experiencias en arte. Ha logrado traducir los cambios y los momentos malos en su próximo álbum, el primero de esta era llena de honestidad con tintes de rebeldía. “La inspiración de este álbum viene de toda esa oscuridad que salió desde la alcantarilla. Es muy fuerte y muy sanador haberlo convertido en algo luminoso, en mucho trabajo, muchísimo trabajo personal”.

Las primeras influencias de Danna Paola son variadas, su padre era músico y estuvo expuesta a diferentes sonidos durante su crecimiento. Mecano, Marco Antonio Solís, Joan Sebastian, Selena Quintanilla, Whitney Houston, Thalía y Britney Spears, son algunos nombres que menciona. Pero también tenía otros gustos y desafortunadamente, una necesidad (tal vez inconsciente) de ocultarlos: My Chemical Romance, Tokio Hotel, Paramore, Thirty Seconds to Mars, Allison, Panda, Avril Lavigne. “También me encantaban, pero ahí entendí que me interesaba explorar artistas que expresaran lo que yo quería decir, este rollo emo y triste. Yo lo escuchaba a escondidas porque para el mundo yo escuchaba Britney Spears y era superfan de Jonas Brothers o Justin Bieber. Pero mis momentos personales siempre fueron muy dark”.  

Estas influencias se inmiscuyeron a su nuevo sonido, y se fusionan con su pop característico en su próximo LP: “Tiene un concepto bien marcado, lo de la oscuridad, un rollo un poco más grunge, más edgy, un poco punk, lo gótico, porque dentro del pop creo que existen mil gamas de cómo explotar eso y no me quería quedar con una sola”, menciona. 

Full look @windowsen; Vivienne Westwood Horn TIara sourced by Pechuga Vintage

Nada retrata mejor esta reciente metamorfosis que el cortometraje que creó para ‘Tenemos que hablar’, una de las canciones del disco. En él se despide de su yo anterior, entre risas y llantos, evoluciona y comienza una nueva fase. “No puedo responderte cosas que ni yo sé. Me estoy encontrando y al fin se siente bien,” canta.

“Este film es demasiado personal y especial para mí, y en este momento tengo las emociones a flor de piel y el corazón a 120. Rodar este film me regresó a hace un par de años, mirando a cámara desde otra piel; interpretar y plasmar emociones, pero desde una historia personal, ha sido una experiencia muy catártica y muy liberadora. Mi corazón está muy feliz con el resultado, esta vez la historia la cuento yo”, manifestó cuando salió el video. 

La recepción del clip fue positiva, pero variada, Danna relata que una parte de sus fans cuestionó el haber desechado sus facetas anteriores. “Algunos se sacaron de pedo”, dice. “Me decían: ‘¿Cómo? Esa etapa fue increíble. ¿Por qué estás rompiendo una imagen tuya? Cuando es también tu arte, tu trabajo’. Pero es algo más metafórico que literal”. También admite que otras personas que la han seguido durante su carrera le pedían disculpas por no haberse dado cuenta de que pasaba por momentos difíciles. 

Para ella se trata de una historia grande y muy personal. Reconoce que sus fans de corazón la entendieron perfectamente; “Hasta me pedían perdón. No tenían por qué pedirme perdón por no saber por lo que estaba pasando. Yo lo supe maquillar superbien. Qué fuerte es poder maquillar que la estás pasando mal, es algo que normalmente hacemos todo el tiempo y qué cansado es disfrazarnos de sonrisas falsas todo el tiempo”.

Latex custom suit by Histerya Designs @histeryadesigns; Shoes by The Attico @theattico

“Me encantó que fuera tan artístico”, dice sobre el producto final del visual de ‘Tenemos que hablar’. “Edgar Esteves es un director que encontré en la vida y coincidimos a nivel personal sobre todo. Aparte de ser un gran director, es un gran ser humano que me escucha. Grabamos en formato análogo. Utilizar rollos es loquísimo porque no puedes ver lo que estás rodando, no lo puedes editar en ese momento, entonces la crudeza con la que yo quería transmitir este video está allí. Ahora sí que una primera edición salió bastante cruda, no tiene ni siquiera corrección en la piel, a mí no me gustaba ya verme con filtro en los videos. Todo eso le quita muchas capas de la perfección en este proyecto y ‘Tenemos que hablar’ es el tercer track del álbum porque es lo que rompe con todo antes de que venga el disco completo”.

Entre sus múltiples facetas también está la de ícono de la moda. Y obviamente una gran parte de su reciente transformación también llegó a su estilo, que recientemente ha sido descrito como Dark Diva. Es algo que ella ha descrito como un proceso divertido de exploración, pero al mismo tiempo de liberación; eso es lo que percibe tras haber incorporado esta nueva oscuridad a su concepto de moda, un viaje que vino acompañado de autoaceptación, pues el hecho de haber estado en el ojo público durante toda su vida le provocó muchas inseguridades. 

Full look @windowsen; Vivienne Westwood Horn TIara sourced by Pechuga Vintage

No quería mostrar su cuerpo por temor a las cosas que la gente iba a ser capaz de decir, se sentía muy señalada, y eso generó muchas inseguridades en su interior. Por eso es tan importante esta nueva etapa, porque representa una oportunidad de expresar su arte y aceptar su oscuridad mientras la mira a los ojos. Así es cómo ha incorporado el negro, se ha pintado el cabello, y ha cambiado bruscamente su imagen, en busca de una posibilidad para mostrar al mundo la fuerza con la que viene ahora.

Es por ser un ícono de la moda que MAC Cosmetics la nombró embajadora global de la marca. “Llegó de la manera más sorpresiva, nunca me lo imaginé”, cuenta emocionada sobre la colaboración. “Creo que el maquillaje también es una expresión de mi arte, desde que soy muy chiquita. Sirve mucho para resaltar la belleza, 100 % es algo que creo que nos encanta a muchas personas, y además para mí a nivel artístico el maquillaje me ha acompañado en los mejores y peores momentos de mi vida”. La artista relata que creó un vínculo emocional con el maquillaje gracias a uno de sus papeles que marcó su vida. “Obviamente uno de mis momentos más duros fue con Elphaba en Wicked. Yo me pintaba toda de verde, era Chromacake de MAC. Recuerdo que pintarme de verde y maquillarme para ese personaje era todo un ritual que me acompañó un año y medio de mi vida. El último día y mi última función, yo sentía que si me quitaba el maquillaje se iba a acabar mi vida. Yo decía: ‘¿Qué voy a hacer?’, ¿Quién soy después de Elphaba?’”.

Danna compartió también cómo el maquillaje la acompañó cuando formó parte del elenco de Élite, la exitosa serie española. “Yo me hacía unas cejas especiales para Lucrecia, y sin esas cejas, yo no era Lucrecia. De repente uno va a su casa y abres tus cajones de maquillaje y ves cosas y colecciones que ya no volvieron a hacer. Al final está cool también tener ese vínculo. Obviamente, a nivel actoral, he convivido mucho más con el maquillaje porque gracias a eso he construido muchos personajes y me gusta mucho que el maquillaje hoy en día exprese parte de mi álbum, de mi manera de ser artista. Eso es algo que me encanta”, agrega. 

Latex custom suit by Histerya Designs @histeryadesigns; Shoes by The Attico @theattico

“Tener la oportunidad de trabajar con creativos con los que trabajé, que vengo admirando desde hace un montón de tiempo, saber que hay un comercial donde mi cara está al lado de modelos increíbles que he admirado también durante mucho tiempo, y en una campaña global, es un sueño hecho realidad”. Todo eso hace parte de este resurgimiento.

“Ojalá este álbum los acompañe a salir y abrazar su oscuridad mucho”, dice Danna para concluir la plática. “Estoy cerrando un ciclo de mi vida bien cabrón, y estoy iniciando uno nuevo. Yo lo veo como esta culminación en luna llena, cuando ya se completó y es -literal- mi luna llena. Entonces, que lo analicen, que lo tomen, que lo vivan, y que, cuando salga, sea completamente para ustedes y para el público y para quien sea que conecte y resuene con el álbum. Viene de un lado bien poderoso, oscuro, luminoso y muy honesto”.

La metamorfosis ha concluido. Ahora viene la música.

Full look Windowsen @windowsen; Gloves by Sermoneta Gloves @sermonetaglovesnyc; Gucci plug ring sourced by Pechuga Vintage

Talent: Danna Paola @dannapaola
Director Creativo de fotografía: Rodolfo Hernández @rodolfo.olf
Fotografía: Alberto Gonzalez @ag0nzphoto
Producción Ejecutiva: Alejandro Ortiz @xalejandro.ortiz
Producción general: Ana Carolina Gonzalez Bortot @008anadmoda800
Styling: Francisco J. Rondon @franciscojrondon
Director/DP: Squid @_imsquid
Make up: M·A·C Cosmetics  @MACCosmetics @MACCosmetics_mex @MACCosmeticsCO  @MACCosmetics_es
Maquillaje: Emilio Becerril @emmimua
Pelo: Wallie Cruz @walliecruz
Manicurista: Valentina Escobar @veedidem
Asistente de Producción: Cleo Izola @cleo.izola 
Asistente de Fotografía: Miche Yxama @micheyxama 
Asistente de styling: Isabella Padron @isabellapadronp 
Asistente de styling: Marielly Hoyer @mariellyhoyer
Asistene de video: Daniela Martin @shesdaniela
Locación: Ampersand Studios @amperstudios_

CONTENIDO RELACIONADO