Caroline Rose y la importancia de soltar el pasado

El luto, una ruptura amorosa y la realización de que necesita de más amor propio fue lo que llevó a Rose a escribir The Art of Forgetting.

Por  GERMÁN RAMÍREZ

noviembre 25, 2023

Kayl Cooper

“A donde sea que vaya llevo la lluvia”, corea Caroline Rose —de género no binario— entrados los 13 minutos en The Art of Forgetting, su tercer proyecto discográfico. Después de que la gira de su segundo álbum se viera interrumpida por la pandemia de COVID-19, encontraría la inspiración para lo que ahora conforma su más reciente LP gracias a un melancólico bombardeo de experiencias que le dejó algo más que un corazón roto.

Platicamos con Caroline Rose acerca de cómo fue que abrazó su proceso de luto, las enseñanzas que la muerte le pudo haber regalado y la importancia de reconocer que es momento de amarte más a ti mismo. “Creo que desde el inicio decidí que necesitaba seguir mi instinto y no hacer nada más que eso”, menciona Rose sobre cómo fue que comenzó a trabajar en The Art of Forgetting

“En realidad no hay ningún hit en el álbum. No estaba haciendo nada desde un punto comercial, solo estaba haciendo el álbum que yo quería hacer en ese momento”, explica Rose. “Fue un proceso cien por ciento creativo y no involucré a nadie más que no debiera estar ahí y para mí eso es lo que hace el mejor arte; cuando te lo guardas para ti y te concentras en eso y nada más”.  

El proceso de lo que ahora es The Art of Forgetting comenzó a tomar forma con la composición del tercer tema del álbum, ‘Miami’, canción en la que Rose describe cómo fue que terminar su última relación le ocasionó pensamientos suicidas y a su vez le enseñó la importancia de olvidar el pasado. “Estaba tratando de capturar la idea de querer desesperadamente olvidar todos mis recuerdos dolorosos y evitar la tristeza a toda costa. Como que si pudiera tomar una pastilla para olvidar todo lo haría, ¿sabes?”, menciona. 

Rose también confiesa que el proceso del álbum comenzó desde un ángulo desolador y un poco masoquista, revelando entre risas que a pesar de haber logrado una catarsis con su trabajo, pasó un mal tiempo durante los primeros días en los que se vio sobre el escenario, cantando los temas del LP en vivo. “Con el tiempo me di cuenta que seguir cantando estas canciones una y otra vez me habían llevado a otro lugar y ahora [The Art of Letting Go] se había convertido en el proceso que me había hecho seguir adelante”, explica.

Otro factor que impulsó a la creación de The Art of Forgetting fue el acompañamiento de sus seres queridos a lo largo de este proceso de duelo. Su familia, que figura en el álbum desde menciones en las letras de sus canciones hasta en fragmentos de correos voz, brindó a Caroline una nueva herramienta artística que terminó plasmada en el álbum. Estos correos se presentan en tres ocasiones a lo largo del LP y nos introducen a la abuela de Rose, misma que habría terminado de perder la batalla contra la pérdida de la memoria a poco tiempo de que el álbum estuviera listo.

“Mientras escribía [The Art of Forgetting] mi familia fue quien me mantuvo con los pies en la tierra en un momento en el que sentía demasiado aislamiento de todo. Entonces, me pareció tan obvio el tener a mi abuela en el álbum porque así podía ofrecer ese tipo de respiro que ella me dio cuando lo necesitaba”, menciona Rose. “En realidad el álbum es muy pesado y todo esto me recordó justo a cómo cuando pasas por algo así siempre tienes gente que se preocupa por ti”.

Para este proyecto discográfico Caroline Rose encontró un refugio en sus raíces folk, apartándose de los géneros con los que se había posicionado en la escena musical. Rose, que creció escuchando a artistas como Elliot Smith, Joni Mitchell y Bob Dylan, decidió que era momento de dejar a un lado el pop con el que había producido su segundo álbum, Superstar, para poder darle forma a todo lo que estaba sintiendo en su vida. “No siento que haya sido un cambio súper dramático, porque si me preguntaras a mí todos mis álbumes me representan, pero no quiero terminar siendo una hamburguesa de McDonald’s, ¿sabes?”, expresa Caroline. “No quiero hacer la misma cosa una y otra vez. Quiero mostrar con honestidad cómo me siento en el momento y al mismo tiempo siempre cambiando y buscando nuevas maneras de contar una historia con mis canciones”.

Finalmente, Caroline Rose suspira al reflexionar todo lo que este álbum le ha enseñado y cómo es que ha logrado seguir adelante a pesar del duelo. “Empecé el 2023 de una manera muy ruda y fue muy difícil tener que tocar mis canciones; creo que de muchas maneras seguía procesando toda mi verdad mientras seguía sintiendo todo lo que había escrito”, declara. “Siento que ahora puedo probar cosas nuevas y no sé, trabajar en un nuevo material ahora que no me siento horriblemente triste”.

Escucha The Art of Forgetting, el tercer álbum discográfico de Caroline Rose, aquí.