Bert McCracken: la Sincera Expresión de The Used en Toxic Positivity

Hablamos con el vocalista sobre su más reciente álbum de estudio y regresar a ese sonido de comienzos de los 2000

Por  MARTÍN TORO

junio 8, 2023

Bert McCracken, el emblemático vocalista de la banda The Used, nos recibe con una sonrisa en su rostro y la mirada llena de pasión por la música. Desde Richmond, Virginia el cantante nos habla sobre el proceso de creación de su último disco, TOXIC POSITIVITY.

¿Qué inspiró a la agrupación para escribir este disco?

Desde sus inicios, McCracken ha utilizado la música como una forma de expresión íntima y sincera. Sus composiciones siempre han resonado con los fans, creando una conexión humana invaluable.

“Lucho inmensamente con la depresión y la ansiedad. Entonces, hacer música fue una especie de catarsis terapéutica para sacar estas letras crudas que creo que todo el mundo puede realmente relacionarse de una manera incondicional. Creo que muchas personas en todo el mundo después y durante la pandemia sintieron este tipo de

emociones. Así que hice este disco con la esperanza de que otras personas sabrán que no están solos en sus luchas, ya sabes”, comenta el vocalista.

La magia de John Feldman

“El proceso de escritura fue realmente genial. Hemos trabajado con John Feldman (productor y líder de la agrupación Goldfinger) en ocho discos diferentes ahora y es como un hermano para nosotros. Es parte de la familia y nos metemos en el estudio durante semanas. Solo escribimos y grabamos una canción al día y nunca miramos hacia atrás, ya sabes, no tenemos tiempo para adivinarnos a nosotros mismos o modificar las canciones un montón o pensar demasiado en las cosas. Sacamos una canción al día y vemos cómo va, solo comprométete”, dice Bert McCracken.

TOXIC POSITIVITY es un álbum que muestra el lado más oscuro y personal de McCracken. El cantante confiesa que las canciones de este disco reflejan los momentos más bajos de su vida. Las letras y la música están impregnadas de negatividad y abatimiento, reflejando sus experiencias compartidas y sus luchas contra la depresión y la adicción.

El vocalista destaca la importancia de transmitir un mensaje de esperanza a través de la música. A pesar de los momentos difíciles, McCracken quiere que la gente entienda que no hay que rendirse. “Todo siempre se siente diferente, pase lo que pase. Así que lo que sientes ahora no lo sentirás después”, enfatiza.

Regresando al sonido de los 2000

TOXIC POSITIVITY encapsula el sonido característico de The Used, con canciones que van desde potentes riffs hasta coros arrolladores y ganchos pegadizos. McCracken destaca la influencia del productor John Feldmann, quien ha estado presente en la historia de la banda desde sus inicios. Feldmann ha logrado captar la esencia de The Used y ha sido fundamental para su evolución musical.

“En realidad, nunca pensamos demasiado en el sonido, sino más bien en las emociones, pero el sonido generalmente coincide con la emoción de una manera muy fuerte y queríamos hacer un disco que esté lleno de riffs pesados, lleno de partes emocionales profundas y oscuras que reflejan un poco nuestros primeros tres discos y que se complementa mucho con el arte de nuestro disco, que es muy oscuro y muy pesado. Sí, estamos tratando de separar un poco el uso del sonido y experimentar con las novedades y volver a estos son los sonidos que amamos en nuestros viejos discos”, agrega.

Después de 23 años de carrera y nueve discos, The Used demuestra su prolífica creatividad y su deseo constante de crear música. Para McCracken, la música es una necesidad que siempre ha estado presente en la banda. “Creo que no tenemos más remedio que escribir y escribir y escribir”, afirma. Cada experiencia vivida por los integrantes de la banda es una fuente de inspiración para componer canciones significativas.

TOXIC POSITIVITY marca un renacimiento en la música de los 2000, recordándonos la fuerza y la influencia duradera de esa época. The Used logra capturar la esencia de esos años y añadir su propio toque personal.

El álbum representa una nueva etapa en la carrera de la banda, mostrando un sonido fresco y maduro que combina la ferocidad de sus primeros discos con elementos de amor y compasión.