Lanzamiento: Fito Páez actualiza El amor después del amor para las nuevas generaciones

El músico regrabó su álbum más vendedor acompañado por artistas como Elvis Costello, Chico Buarque, Andrés Calamaro, Wos, Lali Espósito, Nicki Nicole y Nathy Peluso

Por  SEBASTIÁN RAMOS

"Me traicionó por la espalda en alguna oportunidad. Era su manera de enseñarte a protegerte", dijo Fito en su despedida de Symns, que falleció en marzo de este año.

Foto: Sebastían Arpesella

Treinta años atrás, El amor después del amor fue un álbum repleto de feats. cuando el feat. no era la ley primera. Un disco con colaboraciones orgánicas, por decirlo de alguna manera, de amigos que se acercaron para ofrecerle sus corazones al joven Fito Páez e impulsarlo definitivamente al infinito y más allá de la música popular: Mercedes Sosa, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Andrés Calamaro, Fabiana Cantilo, Celeste Carballo, Claudia Puyó, Antonio Carmona, Daniel Melingo y Ariel Roth, entre muchos otros.

Ahora, EADDA9223 llega para cerrar el ciclo celebratorio por el trigésimo aniversario del disco más vendedor de Páez, que abrió con una decena de conciertos en el Movistar Arena en septiembre de 2022, que tuvo su ceremonia masiva en el estadio de Vélez con dos shows en abril de este año y que hasta contó con una suerte de spin-off con la serie/biopic de Netflix bautizada, cómo no, El amor después del amor.

Fito Páez, en el concierto inaugural de la gira que celebra las tres décadas de su álbum más vendido (Foto: Patricio Pidal)

Y lo hace, como era de esperar, con feats. para todos los gustos, de Lali Espósito y Nicki Nicole a Elvis Costello y Chico Buarque, pasando por Wos y Ca7riel y los reincidentes Andrés Calamaro y Antonio Carmona. Pero, más allá de las diversas colaboraciones, la guía rectora del álbum parece haber sido más que “versionar” estos clásicos, hacer una actualización de un disco impreso en el inconsciente colectivo popular, conservando la esencia original de las canciones. 

//Mirá también: Los días de furia y corazones en llamas que marcaron la vida (y la obra) de Fito Páez

Una intro etérea, volada, georgemartinesca, es la encargada de abrir este regreso a El amor después del amor, con el tema que da nombre al disco, junto a la Orquesta Sinfónica Nacional Checa (la misma que acompañó a Paéz en el ambicioso Futurología Arlt y aquí suena casi de manera omnipresente a lo largo de todo el álbum). Las voces de Lali y Nicki siguen a Fito en “Dos días en la vida” y, enseguida, la de Nathy Peluso impone sus modismos en “La Verónica”.

Fito Páez y Nathy Peluso cantan a dúo «La Verónica» (Foto: rodrigodalonso)

Lo mejor llega de la mano (y la voz) de uno de los invitados internacionales, Elvis Costello, a puro swing en “Tráfico por Katmandú”, con el aporte rockabillesco de Djordje Stijepovic en bajo. Una belleza total, con arreglo de metales de Rob Mathes y un fraseo exquisito de “Come Together”, de los Beatles. Para “Pétalo de sal”, Chico Buarque canta los versos que inmortalizó Spinetta, mientras el amigo Tweety González se hace cargo de los arreglos de esta suerte de versión subacuática.

“Sasha, Sissí y el círculo de baba” deviene spaghetti western de frontera mexicana con la gran Mon Laferte, en otro de los puntos altos del disco y “Un vestido y un amor”, con la participación de Marisa Monte, cambia apenas el piano inicial por una guitarra acústica sin desviarse demasiado de aquel romance que se hizo canción.

La tapa del nuevo álbum de Fito Páez, EADDA9223

La soprano trans María Castillo de Lima suma más épica (si es que eso se puede) a la parte alta de “Tumbas de la gloria”, donde sobresale una guitarra con rasgueo a la The Edge. No hay descanso en este disco si se piensa en hits y en “La rueda mágica” Calamaro ahora se sube a los versos que cantó originalmente Charly: “Yo extraño esa fascinación, un poster y una Gibson Les Paul, que nunca voy a olvidar”, canta Andrés y le pasa su verso “adolescente” registrado en la grabación de 1992 a Mateo Sujatovich (Conociendo Rusia): “Todos ya nos fuimos de aquí, todos ya nos fuimos de casa… para tocar rock and roll”.

//Mirá también: Campi, sobre la serie de Fito: «Hay pibes que me dicen por Instagram ‘Quiero un padre como Rodolfo'»

Como en su edición original, Fito se guardó para cantar solo “Creo”, aquí con un tono más beatlesco aun, quizá con el McCartney solista en la cabeza. Carmona y Estrella Morente hacen una versión flamenco-zamba de “Detrás del muro de los lamentos” y en otra renovadora jugada, Wos y Ca7riel dividen en dos piezas a “La balada de Donna Helena”, y con desparpajo y en plan zapada, a partir de la mitad de la canción, la traen al siglo XXI con total naturalidad. Acá también se suma la Sudestada Horns, con Ervin Sturz, Alejo vo der Pahlen y Manuel Calvo.

Ángela Aguilar logra hacer aún más pop de lo que era “Brillante sobre el mic” y para el final Páez suelta el rock and roll junto a David Lebón y el español Leiva, a caballo de “A rodar mi vida”. Treinta años después, entonces, aquí está, este es, El amor después del amor para las nuevas generaciones.

CONTENIDO RELACIONADO

It seems we can't find what you're looking for.