Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Ante 55 mil personas, Babasónicos cavó una trinchera estética y social en el Campo Argentino de Polo

El grupo liderado por Adrián Dárgelos realizó uno de los shows más convocantes de su carrera, repasó su último disco y buena parte de sus hits

Por  LUCIANA MIRANDA SEQUEIRA

diciembre 18, 2023

Babasónicos brindó un show de dos horas coronado por una impactante puesta diseñada por Sergio Lacroix.

Segismundo Trivero

“Alguna noche como esta nos van a venir a buscar y vamos a haber salido de la trinchera, porque lo que viene es cuerpo a cuerpo”, dijo Adrián Dárgelos en el show que dio Babasónicos el sábado en el Campo Argentino de Polo. Fueron 55 mil personas las que estuvieron presentes para disfrutar de un recital con 30 de grados de calor, mosquitos y un fuerte viento repentino; un recital que se desarrolló horas antes de la tormenta intempestiva que golpeó a toda la ciudad, la Provincia de Buenos Aires y distintos puntos de la Argentina. Si bien el frontman habló muy poco, esa frase dejó una marca especial que funcionó como una alegoría dirigida al clima social, muy parecido al meteorológico, que se vive especialmente los diciembres en Argentina.

Más de 50 mil personas disfrutaron del show de Babasónicos. (Foto: Segismundo Trivero).

El setlist estuvo formado por 30 canciones que comenzaron a rodar a las 21:38 hs con “Anubis”, de Trinchera (2022), su álbum más reciente. Hay pocas bandas de rock de largo aliento que pueden darse el lujo de hacer once canciones de su última obra. Babasónicos no depende de los hits de su juventud, se vale a base de presente.

El único momento de leve nostalgia fue al comienzo de la noche, cuando la banda tocó “Montañas de agua”, de Trance Zomba (1994), y en las pantallas aparecieron unos jovencísimos Babasónicos saliendo del motorhome que da inicio al videoclip. Ese momento fue vivido como un regalo para los seguidores de más edad, que en muchos casos fueron en familia.

Como el libro de Enrique Fogwill que le regaló a Dárgelos su bambula, los recitales de Babasónicos son una experiencia sensible. Las canciones se fusionan con el cuerpo de cada uno de los integrantes de la banda para generar una vivencia hipnótica, sensual y elegante, coronada por una impactante puesta en escena diseñada por Sergio Lacroix.

En “El loco” Carca tocó el sitar muy al estilo George Harrison en All Things Must Pass, un momento muy festejado por todos los presentes. Mientras que Diego Uma tomó un lugar más protagónico, acompañando al frontman como soporte tanto en coros como en baile.

Si se revisa la discografía de la banda de Lanús, parece imposible separar su obra de la realidad política y social del país. Desde sus inicios lo escuchamos en Pasto (1992), Miami (1999) y Jessico (2001), discos que narraron los 90 y la crisis del 2001. Y hasta el mismo Trinchera suena como un anticipo de la actualidad, que se exhibe a su estilo: con mucha sutileza. Según la RAE, una trinchera es una zanja defensiva que permite disparar a cubierto del enemigo. Babasónicos dispara con armonía, melodía y ritmo.

Aunque no suele hablar demasiado en los shows, Dárgelos lanzó contundentes declaraciones sobre el presente político y social. (Foto: Segismundo Trivero).

“Si luchamos, esta vez que sea a favor, Si perdemos, esta vez que sea otra cosa. Si volvemos a luchar, no me lo digas, (Dejemos de pelear entre nosotros)”, insisten en “Vacío”, defendiendo sus ideas en la cancha, canción a canción. Es que el medio también es el mensaje.

Dárgelos interactúo poco con el público, para dar las gracias, para desear felices fiestas y para acercarse a los fans en “La lanza”. Ellos les devolvieron el gesto en dos momentos clave, a mitad del show para pedir agua y antes de que empezara el bis para corear “el que no salta votó a Milei”.

Además, hubo una dosis fuerte de precisión quirúrgica: el show duró dos horas justas y fue pura prolijidad sonora y visual. Y si bien hubo algunos pifies, como en “Pendejo” y “Once”, estos errores no hicieron más que demostrar la humanidad de la banda.

El show de anoche fue uno de los más convocantes en la historia de Babasónicos y dejó en claro que, más allá de estar vigentes, son un grupo de rock profesional. Aunque hayan cerrado la noche con “Putita”, en “Paradoja” estaba la tesis de la noche: con una canción en los labios.

CONTENIDO RELACIONADO