enero 5, 2023

Mucho amor francés: Yvonne y la sorprendente traducción de un clásico de los Redondos

“Un peu d'amour français”, el cover que grabó la cantante argentina radicada en Barcelona, obtuvo el visto bueno del Indio Solari

Por  MARTÍN SANZANO

Yvonne, la joven cantante argentina que le puso acento francés a los Redondos

Foto: Florencia Pérez Dozo

Con su voz de terciopelo, Yvonne, cantante argentina radicada en Barcelona, logró resignificar «Un poco de amor francés«, el clásico de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. “Un peu d’amour français” es la segunda entrega de una trilogía -aún incompleta- de versiones de rock rioplatense en ese idioma. 

El primero fue “Cha-cha, muchacha”, de Rubén Rada, seguido por el mencionado hit de La mosca y la sopa (1991). Sin embargo, aunque el tema estaba listo para salir hacía tiempo, lo más difícil fue obtener el visto bueno del Indio Solari. “Fueron muchos meses de sufrir bastante porque… ¿Cómo se llega al Indio?”, se pregunta Yvonne en diálogo con ROLLING STONE, desde la ciudad catalana.

Ivonne nació hace 26 años en Buenos Aires. Antes de instalarse en Barcelona, estuvo un tiempo en Japón y en la India. Dice que se fue del país a los 20, «por curiosidad», y que le gusta ir y venir. “Ya había venido a Europa, conocía un poco. Quizás por mi educación -estudió en el Liceo Francés porteño- ya me hacía una idea de la parte occidental del mundo y me aburría un poco, entonces tenía ganas de ver qué pasaba en el este. Por eso elegí Japón. Viví casi un año en Tokio, estuvo buenísimo, y después fui viniendo. Me aburro muy rápido, entonces me hace bien cambiar, pero me encanta volver”, aclara.

La relación con el canto comenzó en su temprana adolescencia. Según recuerda, tendría 12 o 13 años cuando, durante unas vacaciones, se dispuso a dormir al hijo de un amigo de su papá con una canción. Cuando los adultos la escucharon, pararon la oreja y le recomendaron que comience clases de canto. De formación jazzística, dio sus primeros pasos con la cantante Barbie Martínez y hasta se dio el lujo de tocar con Ángel Sucheras, un prócer del género. 

El idioma siempre estuvo a mano, por eso se metió con la canción francesa y se animó a hacer algunas versiones de clásicos brasileños que tuvieron buena repercusión en su círculo íntimo. “Me encanta hacer versiones en otro idioma y darles otra sonoridad, hacer puentes entre mundos. Con esta versión -“Un peu d’amour français”- queríamos que el francés pudiera ser escuchado en Argentina. ¿Cómo podía cantar en francés y que eso no sea una barrera para un público de Buenos Aires, por ejemplo? Ahí decidimos buscar himnos que la gente ya conozca”, explica.

(Foto: Juan Scaiola)

Junto a Santiago Celli y Diego Mema, encargados de la producción musical de este proyecto, pensaron en el tema de los Redondos como primera opción. “La traducción salió muy rápido, los arreglos también. Todo fue muy orgánico, teníamos la versión que queríamos, pero había que pedirle autorización a los autores. Es como traducir un libro a otro idioma, no podés hacerlo si el autor no te lo permite”, explica Yvonne. “En este caso, los autores son el Indio y Skay (Beilinson). Y no podíamos mandarles un demo. Con las figuras que son, con todo lo que representan para nosotros, no podíamos hacerlo a medias. La hicimos en serio, la grabamos, la mezclamos y se la mandamos lista, como para que nos digan sí o no”, recuerda.

Lo que nunca se imaginaron es que les iba a costar tanto acceder al cantante. “Fueron muchos meses de preguntarle a mucha gente, de contarle a varios contactos del ambiente que teníamos este proyecto. Finalmente, terminamos llegando por la editorial de Los Redondos. Nos pasaron ese dato, mandamos un mail y nos respondió Virginia Solari. Nos dijo que al Indio le había parecido interesante y que si teníamos el ok de Skay, podía salir. Fue un momento tremendo. Dos o tres días antes estaba charlando con Santi (Celli) y le había dicho que esto iba a pasar. Lloré un montón, la verdad que fue tremendo sentir que el Indio había escuchado algo que yo había hecho, y que era un homenaje a su obra”, dice la joven y se le vuelve a quebrar la voz.

Autorización mediante, el 17 de noviembre pasado subieron el videoclip con su versión a YouTube y desde entonces comenzó a girar por las redes sociales. Los comentarios que le llegan a su perfil de Instagram la sorprenden, pero no puede evitar emocionarse con algunos mensajes que recibe de parte de argentinos que viven en Francia.

“Me dicen que con esta versión sintieron que les llevé un pedacito de Argentina. Hay gente que la escucha y le parece re loca, que la comparte con sus amigos y me encanta que se genere eso, pero los mensajes que más emoción me transmitieron fueron los de los expatriados”, asegura Yvonne. Y aunque no puede adelantar cuál será el tercer cover de la trilogía, promete que saldrá muy pronto.

Trending