Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

P&R: Tainy

La mente maestra de innumerables éxitos musicales nos habla sobre el concepto y la creación de su impresionante álbum debut, DATA.

Por  PABLO MONROY

julio 4, 2023

Cortesía Tainy

Como bien escribe Julyssa Lopez, DATA, el álbum debut de Tainy, el renombrado productor puertorriqueño, es un viaje por la mente más brillante del reggaeton

El disco está repleto de colaboraciones. Bad Bunny, Julieta Venegas, Arcángel, Daddy Yankee, Wisin y Yandel, Young Miko, The Marías, Ozuna, Rauw Alejandro, Jhayco, Chencho Corleone, Skrillex y Myke Towers son solo algunos de los nombres que aparecen en el setlist. 

A lo largo de 19 temas, Tainy nos presenta a Sena, un androide al que la música le va despertando diversos sentimientos. Cada track de DATA es un pedazo de información que le añade a ese porcentaje de emociones humanas que tanto anhela. Es una metáfora de cómo los seres humanos necesitamos de la música en una era de artificialidad y tecnología. 

Portada DATA

Tainy se inspiró en el animé, la ciencia ficción y en las canciones que lo han moldeado para crear esta colección de canciones que realizan un homenaje a su pasado y a su historia musical. También demostró que dos décadas creando éxitos para otros artistas te dan el bagaje necesario para crear tu propia obra maestra.

El productor se sentó a platicar con Rolling Stone en Español sobre las influencias, el concepto, las colaboraciones y el trabajo que plasmó en DATA

En DATA nos presentas a Sena, un androide que cada canción le va despertando sentimientos humanos. ¿Con la música creas el concepto o con el concepto creas la música?

Con la música, yo siento que necesitaba tener la música y el ambiente claro y ya con eso. Siempre supe que quería basar la estética en anime, pero el estilo y la historia despiertan de tener un sonido y ver que tiraba un poquito más para lo electrónico o futurístico con un toque vintage o indie. Me da ese break de explorar entre lo viejo y lo nuevo.

¿Es una metáfora de algo que nos falta a los humanos ahora que todo es muy artificial? 

Sí, el seguir dándole protagonismo a la música y lo importante que es para cada uno de nosotros el tiempo que tengamos vida. Yo siento que es algo que hay que tener presente y utilizar este disco para darle un poco de protagonismo a eso para mí era primordial.

Has mencionado que eres muy visual y que trataste el disco con una película. ¿Qué obras de animé o de ciencia ficción tenías en la imaginación cuando creabas este concepto? 

De animé Ghost In The Shell, Akira… he visto demasiados. Matrix también influyó mucho en en el concepto, los robots y lo mecánico. Hay dos o tres series más, Evangelion también influyó mucho. Es como una mezcla de todos esos. Algo que tienen en común los animés es que son series que salieron a finales de los 80 o en los 90 y quería que tuviera ese estilo y textura visualmente. Aunque sé que ahora hay muchos otros tipos de animé, un poquito más de tecnología, CGI y todo esto computarizado, pero quería tener por lo menos esa esencia de esos tiempos.

¿También te viste influenciado por tu tiempo en Japón, no?

También, la cultura y el anime fueron lo primero que yo pude presenciar de chico. Ya mientras voy creciendo como adolescente y adulto, conozco un poco más de la cultura, conozco un poco más del país y logro ir por primera vez a conocer y ver. La manera en que ellos trabajan, la manera en que trabajan su arte, yo siento que cada una de esas cosas me influyen mucho en mi persona, en cómo yo trabajo mi música también, en lo detallistas que son, lo mucho que tratan de llegar a ese sentido de excelencia. Cada cosa tiene su significado, su propósito y pude adoptar todo eso, traerlo a mi trabajo y a este disco e ir finalmente de nuevo a Japón, darle los toques finales, ver qué necesita y absorber inspiración de las diferentes ciudades para saber a dónde yo tengo que llevar este tema, qué necesito añadirle a este. Me ayudó mucho porque gran parte de la influencia viene de allá, entonces qué mejor que hacerlo allí, ir directo al lugar donde está saliendo todo.

Me gusta mucho que la portada la hizo el creador de Ghost In The Shell.

Eso para mí fue un sueño hecho realidad, ni lo tenía en mente, no pensé que era una posibilidad. Sí quería que fuese anime, sí quería que fuera cercano a algo que me gusta, pero llegar a conectar con la persona que de verdad trabajo ese proyecto y sabe lo que se requiere, para mí es darle también el respeto a la cultura. No voy a hacer una versión parecida sin saber el proceso, qué se requiere, el pensamiento, los detalles. Quería tener eso y darle su respeto también a la cultura del anime, al arte y poder conectar con Hiromasa Ogura para que hiciera la carátula, para mí ya eso fue como que ya logré algo que fue un sueño de pequeño. Combinar eso con un disco que para mí fue increíble trabajar, no pude haber pedido algo más increíble.

Siendo productor, y al no poder utilizar la voz o la lírica para aterrizar un concepto ¿cómo logras esa cohesión que hay en las canciones y que sea algo tuyo y bien unificado?

Yo creo que eso fue gran parte de por qué tal vez se tardó un poquito también el proyecto, fueron tres años y el primer año fue encontrar el sonido, encontrar qué era lo que iba a diferenciar esto. Tú podrías escuchar esta canción acá y escuchar esta canción acá y de alguna manera entender que pueden formar parte del mismo mundo y eso era algo que quería lograr. Cada artista es diferente, cada artista se expresa y habla de cosas diferentes, ¿de qué manera pudiese hacer que se sintiesen uno parte del otro? Y yo creo que musicalmente es donde me tocó trabajar y conseguir los elementos que necesito añadir aquí para que se sienta un poquito más centrado, puedo hacer una transición para que se sienta que tal vez líricamente no están diciendo lo mismo, pero están yendo en esta misma película, donde empezamos acá, subimos acá y después ocurre esto. Ese subibaja de emociones, de sonido, de momento para mí era lo especial y algo que sentí que fue lo cool de ser el productor y  poder tener control sobre eso y ayudar a que se sintiese como una sola pieza.

Eso es lo especial del disco también, que te da la oportunidad de hacer ese tipo de transiciones. Haces un sencillo y es como que es eso y ya o combinas tres sencillos y los metes en un EP, no necesariamente tienen ese sentido de conexión. Al tener la opción de okay, esto es un disco, quiero poder hacer esto y que tú lo escuches completo y entender que esto viene de acá y se convirtió en esto. Para mí como oyente y fanático de la música, escucho ese tipo de cosas y me emocionan porque me hacen entenderlo un poquito más.

Si me pongo a decir todos los que están en el disco, se me acaba el tiempo de la entrevista, pero…

Sí [Risas].

Además de los artistas más grandes y exitosos del momento, tienes a los que te ayudaron en el inicio, que te dieron las primeras oportunidades en tu carrera, como Wisin & Yandel y Arcángel. Me imagino que estás muy agradecido con ellos. ¿Qué tan importante es que artistas consolidados den oportunidades a otros talentos?

Para mí 100% el agradecimiento está ahí. Yo siento que mucho de lo que yo quise también hacer en el disco fue hacer un recorrido también por mi trayectoria. Llevo años tratando de hacerlo y lo logro hacer ahora, yo quiero que los primeros que me dieron mi oportunidad para yo estar aquí hoy estén ahí y formen parte de eso, pues son parte de mi historia. La gente que lo escucha entiende un poco más de mí porque saben de dónde vengo trabajando y ver que ahora puedo trabajar con ellos, pero a la misma vez con una generación nueva y con artistas con los que aún no había trabajado hasta ese momento en que empezamos a trabajar el disco. Tener esa combinación de diferentes generaciones, diferentes momentos, diferentes influencias creo que es lo bonito de la música y de este tipo de proyectos que junta tanto talento sin importar la edad. Ya es más algo que me representa a mí, de ser fanático de ellos, de darle gracias a ellos por las oportunidades. Lograr tener a Daddy Yankee, Wisin & Yandel, Arcángel, Zion y también tener a Rauw Alejandro, Bad Bunny, Young Miko, Jhay Cortez, Omar Courtz, hay tanta gente de diferentes generaciones.

Además le metes a otros como Skrillex y un Four Tet…

Sí y tener a Julieta Venegas, mi amiga, es tan especial. Nunca imaginé que iba a poder tener algo así, poder combinarlo en algo que se sienta bien ella, se siente bien Benito, me siento bien yo. Poder tener esa habilidad de explorar y libertad creo es lo que más me llevé de trabajar este disco.

En la producción, ¿qué guiños le metes a esas canciones importantes de tu pasado? Algún sampleo o algo por el estilo… 

Bueno, hay sampleo. Yo trabajé, si no me equivoco, con tres samples. Uno de ellos una canción que me vuelve loco de Mas Flow, el primero de Luny Tunes y Don Omar tiene un track que se llama ‘Entre Tú Y Yo’ y pues logro coger una parte de la capela, sentí que la manera en que él expresó y lo cantó iba tan perfecto con la vibra del tema de ‘11 y ONCE’ de Sech. Eso para mí fue increíble, no logré tener a Don Omar en el disco, pero soy súper fanático de él. Aunque sea tenerlo sampleado, para mí fue especial. Trabajar en el tema de Four Tet, un tema llamado ‘Lush’, tan pronto lo escuché me voló la cabeza, la progresión, los sonidos, el BPM. La energía que tiene me dio tantas ideas de lo que podía yo tratar de hacer, sin saber si me iban a dar permiso o si él iba a estar de acuerdo, si le gustaba la idea.

Pero ver que lo trato, hacemos el acercamiento y él está súper dispuesto y abierto a que tratemos algo y ver cómo sale. Juntarme con Skrillex, una de mis influencias más grandes, y saber a dónde llevar esta canción o idea inicial, él hacer la conexión y hacerme conocer más y saber presentarme por primera vez en persona a Four Tet. Y no fue algo tan aislado como que pues cogí, esta canción y la trabajé y me diste permiso y ya, sino que pudimos entablar una relación de amistad, de conversación. Esa fue una experiencia bien bonita dentro de crear ese tema de ‘VOLVER’. No sé si me estoy olvidando de algún otro sampleo, pero es algo que me gusta mucho y no solía hacer mucho, no se solía hacer mucho en el género. Tener la oportunidad de hacer eso porque soy fanático del hip hop y del rap es algo esencial.

Dices que pasaste casi un año perfeccionando el sonido, ¿eres muy obsesivo en los detalles o muy duro contigo mismo?

Sí, pero siento que en este disco fui el triple, a la décima potencia. Tal vez por la sensación de que era mi proyecto y yo estaba a cargo al cien por ciento, pero también tenía tantas ideas y cosas que quería hacer y no quería dejar nada afuera. Quería que se escuchara perfecto mientras más pasaba el tiempo, se me seguían ocurriendo cosas o escuchaba cosas. Eso que es algo tuyo, que va a salir y ya no hay un break de cambiarlo y es la primera vez después de tanto tiempo como que te hace pensar las cosas tanto, pero hay un punto que uno tiene que decir si ellos y el artista piensan que está bien, ya soy yo volviéndome loco

Y supongo que te seguirá pasando cuando lo escuches en el futuro, querer seguir cambiando o agregando elementos… 

Sï, ya teníamos mezcla, ya teníamos masterizado y yo seguía diciendo “wow, hubiese hecho esto aquí, voy a cambiar esto…”. Hay que dejarlo ser si ya se siente bien. Si las personas que no eres tú mismo, lo escuchan y reciben el propósito con que lo trabajaste, ya lo demás son cositas técnicas de uno volviéndose maniático con las cosas.

CONTENIDO RELACIONADO