mayo 27, 2022

P&R: Phil Collen, guitarrista de Def Leppard

La banda de Sheffield está presentando Diamond Star Halos, su nuevo álbum, y esta oportunidad sirvió para que habláramos con Collen sobre música, mujeres en la industria del rock, y artes marciales

Por  RICARDO DURÁN

Fotografía por Anton Corbijn

Def Leppard nos da a entender que todavía hay cosas por alcanzar. Para una banda que ha vendido más de cien millones de discos físicos, dueña de un catálogo impresionante, y de una extensa lista de hits, no parece haber conformismos aceptables. Su nuevo álbum mantiene mucho de ese sonido en el que la sofisticación y las guitarras van de la mano, mientras busca abordar nuevos territorios sin poner en riesgo su legado.

Claramente no es un disco pensado en los fans de Post Malone o Rosalía, pero encontrará ecos en quienes siguen creyendo en las infinitas posibilidades del buen rock & roll.

Esta fue nuestra conversación con Phil Collen:

¿Cómo describirías el sonido, el espíritu, de Diamond Star Halos?

Para mí suena a celebración, estamos celebrando el momento en que comenzamos en la música. Recuerdo ver a David Bowie en la televisión, a T-Rex, a Mott The Hoople, me volaron la cabeza; ese año también vi a Deep Purple y me dieron ganas de tocar la guitarra. Pero creo que esta es una celebración, en condiciones normales habríamos estado grabando y girando, habría habido mucha presión, pero aquí no hubo presión, fue muy diferente. 

Algunas canciones son más agresivas, la voz tiene más carácter, las guitarras son más crudas, y es más diverso. Me recuerda a un álbum de Queen, porque nosotros aspirábamos a ser Queen. Brian May escribió ‘We Will Rock You’, Freddie compuso ‘Bohemian Rhapsody’, Roger Taylor hizo ‘Radio Gaga’, y ‘Another One Bites the Dust’ es de John Deacon; todo muy diferente, muy diverso, pero eran Queen y creo que apuntábamos a eso.

Ni siquiera nos dimos cuenta de que lo estábamos haciendo, ¿sabes? No había presión, solo nos estábamos divirtiendo. Con Joe escribimos varias de las canciones juntos, y luego trajimos de afuera, algunas las escribimos los dos, algunas las escribí con otras personas. Pero todos tocamos [en el álbum], todos dimos nuestro 100 % y me da la vibra de un gran álbum de Queen.

¿Por cuánto tiempo has vivido en los EE.UU.?

32 años.

Pero tu acento sigue siendo muy británico…

Lo es; tengo cinco hijos, y el menor tiene tres años, no ha ido al colegio por la pandemia, entonces él intenta hablar como yo, se le está pegando el acento británico y sí [Risas], es muy interesante. 

El mundo de la música parece dominado por sonidos creados en computadoras: trap, hip hop, EDM, ¿cuál es tu opinión ante este tipo de música?

Me gusta la tecnología. En este álbum, toqué todas mis partes de guitarra en esta misma computadora, y también las voces, literalmente es el estudio en donde lo he hecho todo. Pienso que en todas las músicas hay cosas buenas y malas, y también hay mucha mierda. En canciones como ‘Liquid Dust’ o ‘U Rok Mi’, comencé tocando el ukelele y usé loops de batería de hip hop y trap también, además de guitarras fuertes, voces fuertes y todo eso, obviamente. 

Creo que es maravilloso si eres artista y puedes absorber todas estas cosas; hay cosas geniales en todo, solo tienes que buscarlas, cosas que te emocionen. Cuando la gente deja de ser creativa, ahí es cuando la música y deja de sonar bien, tienes que estar constantemente emocionado e inspirado.

¿Escuchas ese tipo de música? ¿Escuchas trap o hip hop?

Sí, a veces, personalmente me gusta el hip hop de finales de los 90 y comienzo del 2000. Al comienzo el rap era una crítica social, y lo entendía por completo. Era como el punk de Inglaterra, el rap original era una crítica social y tenía una razón de ser. Luego se convirtió en hip hop, y algo del hip hop era bueno, adoro a Missy Elliot, la producción, todo. Pero algo de eso luego desapareció. Fue como el country, el country y el western tenían buenas letras, luego comenzó a disminuir y a disminuir. Es igual que todo, hay un patrón. ¡El jazz! Vi un documental increíble, si alguna vez tienes la oportunidad de verlo, de Ken Burns, aunque son 20 horas de jazz, comienza en Nueva Orleans y muestra la manera en la que [el género] subió y luego se estancó, dejó de ser creativo, dejó de evolucionar, lo puedes escuchar, puedes escuchar claramente el progreso hasta que se detiene y se queda estancado.

Por eso pienso que hay que aprender de todas estas cosas, identificar los patrones, nuevamente, política o históricamente, puedes ver cualquier cosa que esté pasando en el mundo, y encontrarás que hay patrones. Eso es algo que he aprendido al viajar tanto, ves patrones en todo, estereotipos, arquetipos en la gente que conoces y también en la música, y lo puedes incorporar. Amo el poder viajar tanto, porque me ha abierto la mente, ha sido increíble.

¿Qué encuentra Def Leppard en el legado de gente como T-Rex, Mott The Hoople y David Bowie, que sigue siendo tan importante para ustedes hoy en día?

Estaban creando un hibrido; eso fue antes de MTV, y es muy interesante porque le añadieron una imagen a la música. Veías una foto de ellos y tenías una imagen, luego la letra, y tenías guitarras rockeras, canciones pop, y las letras eran interesantes. 

Es como un leer buen libro, un buen libro te ayuda a crear una imagen, estás dirigiendo una película al leer el libro, si es que es un buen libro. Y me parece que pasa lo mismo con las canciones, pero también con los géneros musicales, y eso fue muy especial para mí, ellos estaban experimentando y funcionó, al principio no se dieron cuenta, pero luego siguió su curso. Cambió después de un tiempo, como todo lo demás, y llegaron tan lejos como pudieron.

Luego David Bowie hizo un álbum de soul y años después hizo uno de drum and bass. Pienso que el haber capturado la esencia de esa pureza desde el comienzo fue increíble, porque ese fue como mi bautizo en la música, por decirlo de alguna manera, por eso fue tan importante para Joe, Sav, Vivian, Rick y para mí, vivíamos en la misma época, por eso sigue siendo tan inspirador.

¿Qué fue lo primero que sentiste y pensaste cuando supiste que David Bowie había fallecido?

Fue muy raro, estuve con él dos veces muy brevemente y, de hecho, subí al escenario con él y Joe en Wembley. Fue difícil de procesar, porque no se suponía que se fuera, se suponía que debía estar aquí siempre. Lo mismo cuando murió Prince, fue igual, realmente no podía entenderlo, fue como perder a un ser querido. Cuando mi padre murió, le dieron dos meses de vida, tenía cáncer, y pudimos pasar mucho tiempo juntos, pero sabíamos que el final se acercaba. Con Bowie y Prince fue casi de la nada, tienes que procesarlo.

En Diamond Star Halos colaboran con Alison Krauss, ¿cómo combinan sus sonidos? Porque ella es más cercana al folk y al bluegrass…

Siempre hemos sido grandes admiradores de su música y su voz, la he visto en vivo en Nashville y conozco a su familia. No podía creer lo increíble que sonaba en vivo, porque sí, están los discos, pero cuando la escuchas cantar en vivo es impactante, te erizas, es como un ángel. Así que, terminamos la canción y le preguntamos si quería ser la voz de acompañamiento o algo así. Le enviamos dos canciones y nos contestó que le gustaron ambas, preguntó si podía cantar en ambas. Entonces las dejamos como duetos y suenan muy bien, su voz y la de Joe suenan perfectas juntas. Y como dije antes, la canción ya estaba terminada, pero ella le aportó una nueva dimensión que no tenía antes, fue simplemente hermoso.

Pronto saldrán de gira con Poison y Mötley Crüe, debe ser toda una experiencia.

[Risas] Sí.

¿Qué es lo más loco que recuerdas de tus giras pasadas?  

En los 80, cuando salió Pyromania, recuerdo que se me varaba el carro, tenía que empujarlo para que arrancara. Nos fuimos de gira y cuando volví, todo había cambiado gracias a ese álbum. Explotó, y explotó MTV, teníamos veintitantos, y en ciertas ciudades de Estados Unidos nos acosaban como si fuéramos un grupo de pop, nos agarraban y cosas así. Recuerdo que alguna vez Steve Clark y yo tuvimos que escapar en un ascensor, y no fue la única vez. Es raro, porque antes no pasaba eso, tocábamos en clubs, en teatros medio vacíos, y de la nada ¡Boom!, MTV, la radio, se convirtió en otra cosa.

Sin embargo, lo interesante es que fue temporal, todo en la vida es temporal, y ahora estamos pasando por un gran momento. Se supone que no debes tomarte nada de eso muy en serio, y fue muy loco, había gente que nos ofrecía todo tipo de cosas y había chicas por todos lados. No es real, es como los shows de premios, como los Óscar o los Grammy, nada de eso es real, así que no hay que tomárselo en serio. 

La maravillosa recompensa está en el arte e incluso entonces, tan loco y genial como fue todo, por eso fue que pasamos tres años haciendo Hysteria, nos endeudamos y todo, y estoy muy contento de haberlo hecho porque el proceso de ese disco nos hizo más humildes, porque también hizo que dejáramos a un lado todas esas cosas locas.

Anton Corbijn

Def Leppard ha superado grandes obstáculos a lo largo de su historia, ¿cuál ha sido el secreto para seguir a pesar de todo?

No creo que todavía hayamos alcanzado lo que queremos, queríamos tener éxito en las ventas e internacionalmente nunca lo alcanzamos, queríamos ser aún más grandes. Pero ahora, cuando nos sentamos con la compañía disquera y la editorial, nos preguntaron qué queríamos y les dijimos que queríamos ser los Rolling Stones. Queríamos eso, queríamos que nuestra música fuera como la de Queen, que está en todo lado. Ese es el punto, nunca lo alcanzamos. Lo que me parece maravilloso ahora es que ya tenemos experiencia, si algo así pasara, sabríamos cómo manejarlo, como los Rolling Stones lo hicieron; siguen vigentes y estuvieron de gira hace poco, incluso después de la muerte de Charlie Wattas. Ellos lograron algo que no se puede hacer cuando eres joven, es una mentalidad diferente, una apreciación e integridad diferentes también.

Joan Jett también estará en el tour, ¿cómo ves el papel de las mujeres en el mundo del rock?

Nuestra mánager de gira es una mujer, y acabamos de hacer el video de ‘Kick’, dirigido por una mujer, Anuk, de Alemania. Incluso tenía 8 meses de embarazo, y ella fue espectacular. Es interesante, una vez, estando de gira, le presenté un tipo a Jessica, nuestra mánager de giras, y él ni siquiera la miró, fue muy raro, ella es increíble, la mejor mánager de giras que hemos tenido. Y creo que es maravilloso hacer eso. Y estaba muy contento con que una mujer fuera quien dirigiera el video, ¡y qué mujer! Embarazada y todo eso, la mujer perfecta. Fue increíble, ella es increíble, tiene ideas fantásticas y es un placer trabajar con ella. Me parece muy bueno que esto esté pasando.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de entrevistar a Sting vía Zoom, ¡te pareces mucho a él! 

Sí [Risas].

Pero eres fan de Sting y The Police. Como artista, ¿qué has aprendido de su música?

Bueno, Sting es uno de mis compositores favoritos, no solo puede escribir una canción de pop, sino una canción con un significado lirico. Lo que me encanta de The Police es que Andy Summers y Stewart Copeland dejaron que eso pasara, permitieron que Sting se convirtiera en este compositor y ellos le añadieron este híbrido de rock, punk y reggae. Stewart Copeland es el baterista más increíble y me encanta cómo Andy Summers toca la guitarra, crearon un nuevo sonido. Sé que hacia el final ya no se llevaban bien y todo eso, pero realmente crearon algo mágico y químico, ¿sabes? La química era la indicada, y obviamente querían hacer otras cosas, era muy difícil trabajar juntos porque ya no se llevaban bien.

El talento de Sting es increíble, pero prefiero el material de The Police. No me malinterpretes, me encanta el material de solista de Sting, me parece increíble, pero The Police tiene algo que… porque era un trabajo en curso. Los vi tocar en el 2008 y estuvieron perfectos, pero me acuerdo cuando los vi a finales de los 70, comienzos de los 80, y no era perfectos, pero me encantó porque se esforzaban mucho, era algo muy especial lo que intentaban alcanzar, muy similar a lo que dije respecto a nosotros, que no lo hemos alcanzado todavía, pero creo que The Police logró lo que se propuso.

Tuvieron una canción enorme en el Número Uno, ‘Every Breath You Take’, en todo el mundo, vendieron estadios enteros y no había hacia dónde expandirse. Cualquier cosa después de eso, a menos de que estés constantemente creando, empujando y quemando ese motor, no es que te estanques, pero dices: “Mierda, necesito un descanso”, realmente necesitas parar, y creo que eso fue lo que les pasó. Sigo la carrera de Sting, me encantan varias de sus canciones y me gusta mucho su sonido, pero entiendo por qué partieron caminos. 

¿Has sentido que necesitas un descanso?

Sí, pero afortunadamente lo tuvimos. La pandemia nos obligó a pensar de una manera diferente, no había presión, no teníamos que grabar un álbum, no teníamos que hacer un típico disco de Def Leppard. Era como si pudiéramos ser nosotros mismos y nos empujó la parte artística, a hacerlo diferente, simplemente nos divertimos con canciones en piano, con cuerdas, Alison Krauss, canciones de glam rock.

Si hubiera sido de otra manera nuca lo hubiéramos hecho, y al grabar en casa podía pasar tiempo con mi familia. Todos pudimos hacerlo. Sentía que descansaba, incluso estando grabando, y yo grababa todos los días; me sentaba a grabar, escribía ideas en mi celular y luego las hacia realidad. Y se las enviaba a Joe, y él también me enviaba canciones. Antes de que nos diéramos cuenta, nos sorprendimos con lo bien que sonaba todo, era un enfoque muy diferente.

Anton Corbijn

Phil, para terminar, has practicado artes marciales varios años, ¿qué te ha enseñado eso para la vida?

Siempre estás aprendiendo. He podido conocer a gente increíble como Greg Jackson, un entrenador de la UFC y de MMA [Artes marciales mixtas], y nos hicimos amigos, hablamos sobre combate, el arte de pelear, pero terminamos hablando sobre filosofía, se desvía la conversación y terminamos hablando tres horas. 

Comenzamos hablando sobre técnicas de artes marciales y cosas así, y terminamos en filosofía sobre la vida. Y creo que le puedes añadir muchas cosas, patrones que encuentras en la música, en la gente, los incorporas en esta cosa maravillosa, y si tienes la suerte de llegar a mi edad, tengo 64 años, y aprender todas estas cosas… no lo hubiera podido hacer cuando era joven, no tenía una mentalidad tan abierta. He disfrutado mis charlas con Greg, es increíble. 

Y he aprendido mucho sobre artes marciales de Jean Carillo, mi entrenador, quien fue luchador de Muay Thai, y entrenador en la industria del cine, me dio muchos datos interesantes sobre el cuerpo y el estar saludable. 

También el punto es que puedo hacer todo esto sin que me duela nada, no me duele nada, no tengo ningún problema físico, y es porque practico artes marciales constantemente. He aprendido de muchas personas. Forrest Griffin, un luchador de la UFC, me habló de calentar antes de entrenar fuerte, y desde entonces me he relajado un poco más, y eso hace que el cuerpo reaccione mejor. Es maravilloso reunir todas estas cosas que uno aprende de diferentes personas.

Sí, y más allá de la parte física, la parte mental y espiritual…

Pienso que gracias a eso puedo separar las cosas, puedo relajarme, y si surge algo que no tenga que ver con las artes marciales o algo físico, incluso algo relacionado con el estrés, creo que soy capaz de separarlo a partir de lo que aprendí practicando artes marciales sobre manejar el temor. 

Bruce Lee, que siempre escribía lo que hacía, él fue el primer artista de artes marciales mixtas, ¿sabías? Era una filosofía, pero no la terminó, claramente porque murió, pero la estaba escribiendo. Y si tomas algunas de esas cosas y las aplicas en tu vida, pienso que la hace más sencilla. No me estreso, tomo esas cosas y las aplico en varios aspectos de mi vida.