Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

P&R: Depresión Sonora

El artista español que cuenta con uno de los proyectos más interesantes actualmente, platicó con ROLLING STONE en Español sobre su más reciente material, su evolución como artista y de sus próximos shows.

Por  PABLO MONROY

marzo 15, 2024

Cortesía Depresión Sonora

En sus inicios, México y LATAM fueron muy importantes para darle proyección al proyecto, y después se trasladó a España. ¿Por qué crees que resonaste en el público latinoamericano?

Es una muy buena pregunta. Al final todo lo que digo son malabares mentales míos porque es difícil saberlo. Yo creo que principalmente en Latinoamérica y México en concreto hay mayor apertura a proyectos diferentes y a nuevas propuestas, más que en España. También en Latinoamérica y en México hay muchísima gente en comparación a España que somos muy poquitos, y eso quiere decir que también existe más público. Al final la referencia es que llegan mucho de Estados Unidos y otros sitios, otro tipo de cultura musical que pudo haber influido.

Cortesía Depresión Sonora

Me gusta mucho que es un proyecto muy introspectivo. Plasmas tus preocupaciones e inquietudes. ¿Qué conceptos o qué platicas contigo mismo fueron importantes creando ‘Makinavaja’?

Es complicado. Makinavaja tiene dos canciones de hace mucho tiempo que no me cuadraron en su momento, ahora las he repensado y las he producido de nuevo con el enfoque que quería para este EP, pero las escribí hace mucho tiempo. 

Al final, yo creo que Makinavaja viene gran parte dado por el tema de los autocuidados, el amor propio y todo ese tipo de temas que justo en este momento de mi vida es lo que más me ronda en la cabeza. 

Leí que ‘Estupefacientes’ es una de esas canciones que rescataste. ¿Por qué te pareció oportuna para este momento?

Me pareció oportuna porque significaba cambios. Es una canción que en su momento no me atreví a sacar del ordenador, me parecía que buscaba otros caminos que en ese momento no quería, y creo que justo este momento es importante del proyecto en el que tengo ganas de buscar diferentes formas y fórmulas.

Dices que en esta ocasión buscaste “nuevas formas de narrar”, ¿a cuáles te referías?

Narrar en concreto no, sino más de referencias musicales y la forma de trabajar, como dar un paso más allá en la producción porque al final la música que escucho ahora es muy diferente a la que escuchaba en el primer EP, ya sé muchas más cosas que hace 4 años. Creo que al final tiene que tener todo una evolución y una maduración.

Como productor eres muy minimalista, aunque últimamente te has alejado un poco de eso en este material, sigue siendo muy lo-fi. ¿Cómo crees que has evolucionado como productor y cómo te gustaría seguir evolucionando?

A mí siempre me han gustado las producciones que son minimalistas porque me parece interesante conseguir algo efectivo con pocos elementos. Sí que esta vez he metido más cosas y la verdad es que estoy contento con eso, yo creo que el carácter lo-fi va a seguir ahí porque creo que es algo que distingue mucho el proyecto. Pero no lo sé, la verdad supongo que irá variando en el momento que me siente a hacer música, veré cómo me encuentro y qué me apetece hacer. Siento que es pretencioso poner esas cosas sobre la mesa cuando no lo sé.

En ‘Nada importa’, repites esa frase sin parar, pero en una ocasión mencionas ‘Todo lo que soy volverá a importar’. ¿La canción habla de que nada importa, pero también que tenemos que buscar la importancia de las cosas de alguna manera?

Exacto, y que ese momento de enfado de que nada importa nunca hay que dejar de olvidarse de uno mismo, que uno mismo se tiene que importar porque sino las cosas van cuesta abajo.

¿Cómo ha sido esa batalla para ti mismo últimamente?

Yo bien, creo que tengo la cabeza más cuadrada, cada vez más centrada en la vida.

¿Crees que te ha servido hacer música para eso o te ha afectado? ¿Lo ves como una terapia o es desgastante? 

Para mí no, creo que es más al contrario. Todo lo que sucede en mi vida se acaba plasmando en canciones, más que todo lo que plasmo en las canciones lo termino llevando a mi vida, es más el camino contrario. 

Cortesía Depresión Sonora

Vi que algunas entrevistas mencionas que mucha gente cree que por el nombre Depresión Sonora, tu proyecto es muy negativo, algo muy negro. ¿Qué le dirías a esa gente que juzga al proyecto sin conocerlo antes, que no sabe que es algo positivo?  

Que lo entiendo perfectamente, también el nombre es fácil de prejuzgar y es sacar conclusiones, es fácil de juzgar Depresión Sonora por el nombre más que cualquier otra banda que no tenga nada que ver. Simplemente si tienen esa curiosidad musical de descubrir cosas diferentes que le den una oportunidad; que estamos todo el día consumiendo tiktoks de 30 segundos, no cuesta nada darse 30 segundos de una canción, ver si les gusta, quizás les gusta quizás no, no pasa nada.

Felicidades por lo que viene. Llegas a Coachella, Vive Latino, Pa’l Norte. ¿Cómo has preparado el show en vivo?

Me siento muy confiado, han pasado 4 años que llevamos girando, antes lo pasaba que estás un poco peor ahora ya estoy muy tranquilo para el Vive Latino, El Tecate, Estados Unidos y demás, voy con la formación que hemos sido siempre de tres músicos. 

La cosa es que aquí en España estoy preparando un formato de banda completa con cinco músicos y con luces. Ojalá pueda llevarlo algún día a México, y por ahí en cuanto tenga la oportunidad y los recursos económicos para mover todo lo que tengo aquí, lo haré encantado. 

En estos 4 años ¿Cómo crees que has madurado? ¿Qué reflexiones tienes sobre ese Marcos que iniciaba y sobre el que está ahora?

Muchísimas. Una etapa vital de cuando tenía 22 años, ahora tengo 26, pasan muchas cosas. A nivel laboral estoy viviendo de esto, antes tenía un trabajo pero no era estable, tenía que vivir con mi madre y ahora estoy independizado. A nivel de relaciones interpersonales con mis amigos, conmigo mismo, yo creo que cambian muchas cosas, 4 años ahora mismo da para madurar mucho. Al final las cosas acaban ocupando su lugar. 

Cortesía Depresión Sonora

¿Has tenido algún problema con esa batalla infinita que tienen los artistas de mantenerse fiel a la esencia o al proyecto y evolucionar al mismo tiempo?

Lo artístico lo llevo bien porque es una cosa mía, porque quiero que el proyecto evolucione, no tiene nada que ver si yo voy peor. Intento no hacerle demasiado caso a las presiones externas de la industria, de deberías hacer esto, deberías hacer lo otro, lo que haces es encasillarte y de querer llevarte a lugares en donde no te sientes cómodo, eso es quizás lo que intento esquivar.

Intentar ser fiel ya no a lo que hice al principio, ni a géneros, sino a lo que yo realmente quiero hacer. 

Te puede interesar: ¿Qué está sucediendo en Madrid a nivel musical?

Para cerrar, hablando de ti no como artista, sino como consumidor. ¿Qué tanto escuchas cosas nuevas? ¿Qué tanto te casas con algunas cosas? ¿Hay alguna recomendación que tengas?

Intento buscar música todo el rato, sobre todo ahora que estoy en un período de buscar referencias para hacer más cosas. Creo que hay muchas cosas que escucho nuevas, intento estar todo el rato en cosas que salen. De las que me inspiran a mí para el proyecto, cualquier persona se puede meter a mi Spotify, abajo tengo un montón de listas de inspiraciones de cada lanzamiento que he ido haciendo, creo que es interesante.