Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Pierce the Veil mantiene viva su carrera, sueño y pesadilla emo

Esta banda que nació en la década de 2010 y se hizo famosa en TikTok en 2022, ahora está de regreso con The Jaws of Life

Por  TATIANA KRISZTINA

CELIA KENYON

Pierce The Veil

The Jaws Of Life

’Abre tu mente de una patada, como en un concierto de punk rock/ dale un uppercut para que sangre su nariz /Si no vuelves a casa herido, ¿dirías que fue un buen show?’, canta Vic Fuentes en ‘Pass the Nirvana’, el primer sencillo al estilo Kurt Cobain de su quinto álbum, The Jaws of Life.

Para los fanáticos emo que están entrando en la fase de “hijos e hipotecas”, esos versos podrían evocar recuerdos de un pogo en el Warped Tour, o al menos traer a la memoria cortes y moretones más metafóricos de la mayoría de edad. La nostalgia por la edad de oro del emo en la década de 2010 es un punto clave aquí, pero el nuevo álbum de Pierce the Veil también se esfuerza por hacer que su sonido resuene un poco más de lo que los viejos fanáticos podrían esperar.

The Jaws of Life es el primer álbum de Pierce the Veil desde 2016, y su primer LP sin el baterista original, Mike Fuentes, quien dejó el grupo tras las acusaciones de conducta sexual inapropiada por parte de dos mujeres. Ahora, reconstituidos, han podido encontrar el éxito. El año pasado, su sencillo de 2012 ‘King for a Day’ alcanzó el puesto Número Uno en la lista de Hard Rock de Billboard después de que se volviera viral en TikTok. Todo el mundo, desde el hijo de Travis Barker, Charli D’amelio, hasta Lizzo, se unieron a la tendencia con letras como, “Estoy cansado de rogar por las cosas que quiero / Estoy durmiendo en el suelo, como un perro”.

The Jaws of Life se mueve entre la música y la emoción de un adolescente, con resultados que pueden resultar tan predecibles como sorprendentes. ‘Death of an Executioner’ agrega sintetizadores a su sonido, ‘12 Fractures’ tiene una influencia grunge que no se ve en sus trabajos anteriores, y ‘Flawless Execution’ es una balada de medio tiempo con toques de producción moderna. Todos estos desvíos combinan bien con el sonido go-go post-hardcore de la banda. Para quienes buscan algo parecido a la abrumadora energía de ‘King for a Day’, el ritmo rápido de ‘Death of an Executioner’ se acerca a eso, aunque no alcanza a ser tan contagiosa. El álbum es lo suficientemente diverso como para mostrar cierta evolución, mientras se remonta a momentos clave de su pasado. ‘Death of an Executioner’ podría haber estado en Selfish Machines de 2010, mientras que ‘Damn the Man, Save the Empire’ recuerda su debut de 2006, A Flair for the Dramatic.

La escritura de las canciones aquí es fundamental para una banda cuyas letras suelen terminar garabateadas en tenis Converse o en Tumblr. ‘Even When I’m Not With You’ es como parte del diario de un adolescente con su primer amor; ‘Shared Trauma’ recomienda abrazar tu dolor en lugar de huir de él; y ‘Resilience’ es una balada acústica que comienza con una frase icónica de Dazed and Confused de Richard Linklater (“Si empiezo a referirme a estos como los mejores años de mi vida, recuérdame que me suicide”), y habla sobre mantenerse cuerdo cuando la angustia adolescente te persigue hasta la edad adulta. Estos muchachos parecen haber encontrado el equilibrio adecuado para seguir adelante, y tal vez tú también puedas, con las cicatrices del Warped Tour y todo.

CONTENIDO RELACIONADO