Mark Zuckerberg se disculpa con familiares de víctimas de crímenes en línea

Los presidentes de Meta, TikTok, X, Discord y Snap testificaron en una audiencia sobre la protección infantil en redes sociales.

Por  ROLLING STONE

febrero 1, 2024

Mark Zuckerberg durante la audiencia del Comité Judicial del Senado de Estados Unidos sobre la protección de menores en las redes sociales.

AFP

Durante una audiencia en el Senado de Estados Unidos sobre la explotación sexual de menores de edad en Internet, Mark Zuckerberg se disculpó con las familias de niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas de crímenes en línea. 

Actualmente, el Congreso del país está trabajando en proyectos de ley que les exijan a las grandes compañías que manejan redes sociales asumir su responsabilidad en cómo algunos contenidos que se publican en sus plataformas han afectado a muchas personas, sobre todo menores. 

De acuerdo con BBC, el presidente de Meta y el de TikTok, Shou Zi Chew, fueron los únicos que accedieron a testificar voluntariamente. Por otra parte, Linda Yaccarino, CEO de X (antes Twitter); Evan Spiegel, CEO de Snap; y Jason Citron, CEO de Discord tuvieron que ser citados formalmente por el Gobierno estadounidense.

La audiencia fue convocada por el Comité Judicial del Senado, cuyos miembros señalan a dichas organizaciones de haber fallado a la hora de proteger a los menores. Al inicio del encuentro, el congresista republicano Lindsey Graham le llamó la atención a los empresarios: “Sé que no es su intención pero Señor Zuckerberg, tanto usted como las compañías presentes, tienen las manos manchadas de sangre. Ustedes tienen un producto que está matando personas”. Enseguida el recinto, que contaba con la presencia de familiares de las víctimas, se llenó de aplausos.

“Ustedes son responsables por lo que sus compañías han hecho”, continuó. “Han ganado miles de millones de dólares gracias a las personas que están detrás de ustedes en este día, pero no han hecho nada por ayudarles ni por repararles. Podrían hacer eso hoy mismo, y deberían hacerlo”.

En otro punto, el senador demócrata y presidente del comité Dick Durbin apuntó que si bien estas aplicaciones “han cambiado nuestra manera de vivir, trabajar y jugar”, también “han dotado de herramientas a los depredadores para explotar a los niños”.

El testimonio de Mark Zuckerberg

Enseguida fue el turno de Zuckerberg, quien se presentó ante el Congreso de EE.UU. por octava ocasión. Varios padres y madres que se encontraban en el público y sostenían las fotografías de sus hijos fallecidos, la mayoría a causa de suicidio, interrumpieron su declaración. Según The New York Times, una vez esta terminó, se mantuvieron en silencio por el resto de la audiencia.

Kenny Holston/The New York Times

El cocreador de Facebook explicó cuáles son las medidas y herramientas existen en Instagram para proteger a los menores de edad, como las cuentas privadas para usuarios con menos de 16 años, quienes tampoco pueden recibir mensajes de desconocidos. Además, mencionó que cuenta con un equipo de alrededor 40,000 personas que trabaja por velar la seguridad de las plataformas. Zuckerberg también destacó que su compañía ha ayudado a desarrollar iniciativas como Lantern Project, que recopila los datos de quienes rompan las reglas sobre seguridad infantil, y Take It Down, que evita que las fotografías de desnudos sean difundidas sin consentimiento.

Pero uno de los momentos que más generó comentarios entre los asistentes ocurrió cuando el CEO de Meta aseguró que no había evidencia científica que relacionara directamente el uso de las redes sociales con el declive en la salud mental de los jóvenes. Zuckerberg citó un reporte de las Academias Nacionales de Ciencias que luego de repasar alrededor de 300 estudios, encontró que “las investigaciones no respaldaban la conclusión de que las RRSS ocasionen cambios en la salud mental de los adolescentes”. En cambio, añadió que el mismo informe apuntó que estas aplicaciones podían “tener beneficios en los jóvenes cuando son usadas para la expresión personal y conectar con otros”.

Al respecto, The Wall Street Journal publicó en 2021 una investigación en la que afirmó que Facebook halló que Instagram sí ha afectado la autopercepción física de niñas y adolescentes de EE.UU. y Reino Unido, aunque no en un porcentaje considerable. En otro reportaje que el medio realizó el año pasado en colaboración con investigadores de la Universidad de Standford y la Universidad de Massachusetts Amherst, concluyó que los algoritmos de la pestaña de recomendación dentro de la app han permitido el desarrollo de una “vasta” red de pedófilos.

“Los pedófilos llevan mucho tiempo utilizando Internet, pero a diferencia de los foros que atienden a personas interesadas en contenidos ilícitos, Instagram no se limita a albergar estas actividades. Sus algoritmos las promueven”, señaló el medio. “Instagram conecta a los pedófilos y los guía hacia los vendedores de contenidos mediante sistemas de recomendación que se distinguen por vincular a quienes comparten intereses específicos”.

Hacia el final de su testimonio, Zuckerberg se dirigió a las familias afectadas y se comprometió a “seguir trabajando en estas áreas”, más no se disculpó directamente hasta que el senador Josh Hawley lo presionó para hacerlo durante su interrogatorio. “Lamento mucho lo que han tenido que pasar”, dijo luego de levantarse de su asiento y mirar frente a frente al público. “Nadie debería vivir los que sus familias han sufrido y es por esto que invertimos y continuaremos adelantando esfuerzos enormes para asegurarnos de que nadie tenga que vivir las cosas que sus familias han tenido que sufrir”.

Presidentes de Discord, TikTok, Snap y X testifican

Durante la audiencia, Jason Citron defendió a su plataforma Discord argumentando que esta nació con el propósito de “crear amistades a través de los videojuegos”. Más adelante, reconoció que tanto sus colegas que estaban allí presentes, como los demás que hacen parte de la industria tecnológica, tienen una gran responsabilidad a la hora de garantizar que sus usuarios estén protegidos contra “estos criminales”.

El empresario nombró varias estrategias que su equipo ha implementado en esta materia, como la adquisición de una compañía que utiliza Inteligencia Artificial para “identificar, banear y reportar criminales y malos comportamientos”. En cuanto al cifrado de extremo a extremo que se utiliza con el fin de mejorar la privacidad en los servicios de mensajería instantánea, Citron indicó que no ha añadido este sistema puesto que entorpecería sus esfuerzos por identificar posibles peligros para sus usuarios.

Evan Spiegel, cofundador y presidente de Snap, inició su declaración lamentando que su plataforma haya sido utilizada para ocasionarle daños irreversibles a las familias de las víctimas y a los sobrevivientes de cibercrímenes. Luego, explicó cómo combina la tecnología con moderadores humanos para revisar los contenidos que se envían mediante Snapchat para detectar, eliminar y bloquear usuarios que difundan material de abuso sexual de menores y drogas. “Conservamos la evidencia para reportarla a las autoridades y que estas puedan tomar acción”, subrayó.

El CEO de TikTok, Shou Chew, aseguró que las políticas de la aplicación de video son más restrictivas para los usuarios de 13 a 17 años que para los adultos de más de 18 años, y ofreció varios ejemplos: “En primer lugar, los mensajes directos no están disponibles para usuarios menores de 16 años. En segundo lugar, las cuentas de los menores de 16 años se configuran automáticamente como privadas junto con su contenido. Además, el contenido no se puede descargar y no se recomendará a personas que no conozcan. En tercer lugar, cada adolescente menor de 18 años tiene un límite de tiempo de uso fijado automáticamente en 60 minutos y, en cuarto lugar, sólo los mayores de 18 años pueden utilizar nuestra función de transmisión en directo”.

La última en declarar fue Linda Yaccarino, presidenta de X, quien sostuvo que esta red social no es “la predilecta de niños y adolescentes” y tampoco posee una línea de negocio dedicada a estos públicos. “Menos del 1% de nuestros usuarios en Estados Unidos tiene entre 13 y 17 años. Sus cuentas son privadas por defecto y no pueden recibir mensajes que no hayan aprobado”, aclaró. Pero si bien explicó que sus políticas son estrictas respecto al contenido de explotación sexual infantil y acciones como grooming y extorsión, la plataforma tiene un largo historial de permitir la difusión de contenidos para adultos y violencia, así como discursos de odio que se “protegen” bajo la libertad de expresión. Inclusive, dentro de la plataforma se pueden hallar cuentas que promueven los desórdenes alimenticios entre las niñas y adolescentes.

EE.UU. adelanta proyectos de ley para la protección de menores en Internet

La audiencia Big Tech y la crisis de la explotación sexual infantil en línea tuvo como propósito avanzar en el desarrollo de legislaciones que protejan a los niños, niñas y adolescentes en Internet. Por ejemplo, el proyecto de ley para “reforzar la transparencia y las obligaciones para proteger a los niños de abusos y malos tratos” (STOP CSAM Act en inglés) busca que las víctimas puedan demandar a las compañías de redes sociales si los crímenes fueron facilitados por estas plataformas.

Por otra parte, el proyecto de ley por la “eliminación de la negligencia abusiva y desmedida de las tecnologías interactivas” (EARN IT Act) pretende que se anulen las protecciones que evitan que las plataformas asuman su responsabilidad en la publicación de contenidos ilícitos por parte de sus usuarios.

CONTENIDO RELACIONADO