Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Mancandy: artista sin etiquetas

Un diseñador que le apuesta al streetwear sin género y a la música sin limitaciones

Por  VALENTINA VILLAMIL

febrero 23, 2023

Cortesía prensa

Andrés Jiménez ha logrado converger dos extremos: la tradición y la contemporaneidad. El artista que más adelante adoptaría el nombre de Mancandy, nació en Cuernavaca, criado en una familia en donde tanto la moda como la música siempre estuvieron muy cerca. Desde corta edad participaba en concursos de canto, composición, obras de teatro y musicales, espacios en los cuales se engendró su talento y su habilidades artísticas que han prevalecido hasta el sol de hoy. 

“Siempre acompañaba a mi madre y me perdía entre las telas”, empieza a recordar el diseñador mexicano sobre sus primeros acercamientos a la moda. Hijo de un padre comerciante y una madre costurera, creció con la autonomía de poder decidir quién era. “Yo creo que esa libertad que tenían ellos mismos con su vida, me la transmitían y no buscaban reprimirme. Desde niño existió esa pasión por ser diferente”. A pesar de que su sueño principal siempre apuntó hacia la música, su destino tomó otra dirección cuando sus diseños se hicieron su camino hasta llegar a vestir a Julieta Venegas en su inolvidable sesión de MTV Unplugged de 2008.

Para entonces, la propuesta que Mancandy tenía estaba un poco adelantada a su tiempo. Mientras que la moda local solo se basaba en vestidos de noche, Andrés estaba apostándole a lo que hoy se conoce como streetwear, o ropa de calle en su traducción al español. Pero sus ideas tienen un trasfondo y nacen de la necesidad de crear identidad y suplir una necesidad que incluso Jiménez vivió en piel propia. “Una de las razones por las que empecé a hacer moda era porque yo no encontraba ropa que me gustara y que se acoplara a mí”, señala.

Así surge su verdadero concepto: la ropa sin género. “Cuando empecé con mi marca dije: ¿Sabes que? Pues yo quiero que mi marca no tenga etiquetas, yo quiero que quien se la quiera poner, se lo ponga”. En otras palabras, este estilo se refiere a prendas que buscan liberarse de todo tipo de vínculo a las expectativas o estereotipos tradicionales de género, sino que está diseñada para ser inclusiva y adaptable a una variedad de diferentes tipos de cuerpo, estilos y preferencias. Con cutouts, denim, prendas oversize y algunos colores vibrantes, Mancandy se consolida como marca, e incluso logra el reconocimiento como Mejor Diseñador Nuevo en los México Fashion Awards.

Cortesía prensa.

El mexicano hace parte de un gremio de diseñadores locales que son partícipes de la Fashion Week México como Lorena Saravia, Kris Goyri, Alfredo Martínez y Alexia Ulibarri. Estas cabezas creativas además también están presentes tanto en la música como en la moda, vistiendo a grandes referentes de la industria musical. 

Maluma vistiendo el diseño de Kris Goyri presentado en la pasarela de la Fashion Week México.

Y aunque la moda parecía su verdadera vocación, todavía había un sueño al pendiente: la música. Su éxito como diseñador lo llevó a vestir artistas como Bad Bunny, J Balvin, Maluma, Eiza Gonzalez, Thalia, y más, acercándose a este mundo desde otros ojos y tras bambalinas. Su trayectoria como cantante entonces solo se formaba de la participación en dos grupos masculinos de música regional en sus años adolescentes, pero Mancandy pensó que era momento de volver a perseguir aquella meta que realmente nunca se desdibujó del paisaje. “Yo componía en ratos libres, tocaba mi guitarra, hacía y hacía canciones que se quedaban guardadas en mi computadora por hobby”.

“Muere uno de mis mejores amigos diseñadores, quien era mi principal propulsor en todo lo que hacía”, recuerda. A pesar del triste e inesperado golpe, Jiménez lo tomó como un llamado de la vida para encaminarse de nuevo hacia aquella aspiración que ha vivido en él desde niño. “No me quiero morir sin hacer esto que también me apasiona. La vida es muy corta. Entonces dije ‘Bueno, ¿por qué no hacer las dos cosas? ¿Por qué limitarme?’”. Para 2016 marca su regreso a la música con su primer sencillo ‘Dispuesto a ti’, dando paso a un nuevo capítulo de su vida.

En medio de un incesante trabajo, logra conocer a productores como BrunORG con quien une fuerzas para dar a luz a más de 15 sencillos y un EP. Su propuesta musical llega basada en casi la misma iniciativa de romper barreras y estereotipos con el género que él mismo denomina “regayton”. “Hago música con la que me identifico, no por la necesidad de pegar o ser famoso, sino por pasión”. Siendo abiertamente parte de la comunidad LGBTIQ+, el camino no ha sido del todo fácil y menos en una escena musical en donde la movida urbana es conocida por su cultura misógina, machista y un tanto represiva. “Yo creo que cuando haces las cosas bien hechas y con el corazón se abren las puertas, ¿no?”.

Hoy por hoy, Mancandy sigue cosechando los frutos de una vida llena de sueños y sigue trabajando en una pasión que no se despega de la otra. La moda y la música lo complementan tanto a nivel personal, como creativo y en definitiva, “nunca quitaría el dedo del renglón de ninguna de las dos”. Por su parte como diseñador, está próximo a inaugurar su showroom acercando sus creaciones a las personas, y sobre todo creando una experiencia inmersiva en la que pretende mostrar que “la moda no es algo ajeno, distante o algo que no te puedes poner”.

En cuanto a su vida como intérprete, su carrera musical solo continúa en ascenso, pues con su firma con CHR Récords planea sacar su primer álbum de regional mexicano con apoyo del productor Fabián Rincón y el maestro Chucho Rincón. Mancandy se siente arraigado a sus raíces y el amor por su tierra no solo lo veremos en su música, sino en sus futuras colecciones, reinventándose e inspirado en su propia cultura. 

Indudablemente, Andrés Jiménez está listo para mostrarse al mundo con su mente creativa y sus ganas de ir más allá de los límites. Y mientras que de momento se enfoca en lanzar una colección anual, continúa trabajando en su música dando una muestra de su progreso con ‘Perderme Contigo’, suponiendo apenas el inicio de lo que está por venir.