diciembre 7, 2022

La Frontera

El director David David debuta con una hermosa y triste cinta sobre una mujer que lucha por sobrevivir en medio del conflicto, la pobreza y la violencia

David David 

/ Daylin Vega, Sheila Monterola, Nelson Camayo, Alejandro Aguilar, Yull Núñez

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Distrito Pacífico

A finales de la década del 2000, el presidente Hugo Chávez rompió relaciones con Colombia y decidió cerrar la frontera de Venezuela con su país vecino. Es en este contexto en el que se desenvuelve la vida de Diana Ipuana (Daylin Vega), una joven Wayuú que vive en la Guajira junto a su pareja de nombre Chevrolet (Nelson Camayo) y a su hermano Jorge (Yull Núñez).

Diana está embarazada y la necesidad lleva al trío a atracar a los autos que pasan por el camino. Las cosas terminarán en tragedia para Chevrolet y Jorge y Diana queda viuda, sola y embarazada. Sin embargo, ella va a encontrar compañía en Miguel (Alejandro Aguilar), un delincuente perseguido por el ejército, a quien la joven socorre cuando lo encuentra herido. Y va a encontrar apoyo en Chalis (Sheila Monterola) una mujer venezolana parlanchina y alegre que desea regresar a su país con los suyos y quien Diana hospeda en su humilde hogar. El barranquillero David David escribe, dirige, edita y produce su ópera prima llamada La frontera, una cinta colombiana de bajo presupuesto y alta calidad, realizada con un equipo mínimo de quince personas. Puede que su película tenga algunos problemas de ritmo y plantee situaciones que no cierran de una manera satisfactoria, pero llega a ser un debut muy promisorio que hace parte de un grupo de títulos como Los reyes del mundo, La jauría, La roya y Salvador, que evidencian a un cine colombiano que busca resurgir luego de la pandemia y que no renuncian a comentar, explorar y denunciar los problemas sociales y políticos de un país azotado por la soledad, la pobreza y la violencia, como es el caso de esta mujer Wayuú que, pese a una vida difícil y triste, todavía guarda algo de esperanza.