Guía definitiva del universo cinematográfico de DC

Conoce acerca de todas las películas que forman parte de este grandioso universo cinematográfico

JEREMY ROBERTS/DC COMICS

julio 22, 2022

Seriales

Las primeras apariciones de varios de los personajes de DC en el cine –cuando la editorial se llamaba National Allied y todavía no se había fusionado con All-American Publications– se llevaron a cabo en una especie de minipelículas de 15 a 20 minutos de duración, divididas de diez a 15 episodios, que se presentaban en las salas antes de la función principal.

Se buscaba que cada episodio quedara en suspenso, para garantizar que el espectador volviera a los cines en un próximo estreno. La estructura de los seriales es heredera de la novela por entregas, de los ‘pulp’ y de los mismos cómics. A su vez, son las antecesoras de las series de televisión y de las sagas cinematográficas. Los seriales inspirados en los comics de DC fueron Captain Marvel (1941), Spy Smasher (1942), Batman (1943), Hop Harrigan (1946), Vigilante (1947), Superman (1948), Congo Bill (1948), Batman And Robin (1949), Atom Man Vs. Superman (1950), Blackhawk (1952), y Stamp Day For Superman (1954) (un episodio especial en donde el Hombre de Acero promueve el ahorro en los bancos).

SUPERMAN  AND THE  MOLE  MEN  / 1951

El malogrado actor George Reeves (murió en circunstancias misteriosas en 1959), fue el protagonista de Stamp Day For Superman (1954) y de Las aventuras de Superman, la primera serie de televisión en incluir al personaje. El episodio piloto de la serie fue presentado inicialmente como una película para cine, y se convirtió en el primer largometraje basado en un personaje de DC. Aquí, el Hombre de Acero se enfrenta a unos humanoides calvos y de pequeña estatura que ocultan unas siniestras intenciones. La tragedia de Reeves fue recreada en la cinta Hollywoodland (2006), con Ben Affleck interpretando al actor.

BATMAN DRACULA  / 1964

La primera película basada en el Hombre Murciélago fue realizada sin el permiso de la editorial. Su director fue nada más y nada menos que Andy Warhol. Se presentó en algunas exposiciones del artista pop, y fue protagonizada por Jack Smith, quien interpreta tanto a Batman como a su enemigo, el Conde Drácula. Se creyó perdida por muchos años, pero luego se encontró una copia en el año 2006.

BATMAN: THE  MOVIE / 1966

La serie paródica de televisión basada en el Hombre Murciélago, protagonizada por Adam West y emitida a partir de 1966, fue tremendamente popular y condujo a lo que la prensa llamó la “Batimanía”, un fenómeno de la cultura popular que se niega a desaparecer. En medio de las temporadas uno y dos de la serie, los estudios 20th Century Fox estrenaron una película de cine, que nos muestra a Batman y a Robin (Burt Ward), enfrentándose a cuatro icónicos villanos: Joker (César Romero), Pingüino (Burgess Meredith), Acertijo (Charles Napier) y Gatúbela (Lee Meriwether reemplazando a Julie Newmar). La escena inicial, en la que Batman utiliza un bati-repelente de tiburones y donde el dúo dinámico aterriza milagrosamente en una fábrica de colchones, no tiene precio.

SUPERMAN: THE  MOVIE   / 1978

En 1973, esta dupla de productores conformada por padre e hijo, luchó por obtener los derechos cinematográficos de Superman (creado por Jerry Siegel y Joe Shuster), y propiedad en ese entonces de National Periodical Publications (editorial que desde 1977 se conocería como DC Comics).

Los Salkind obtendrían los derechos un año después, y conseguirían que Mario Puzo, el autor de El padrino, se encargara de escribir el guion. Inicialmente pensaron en filmar dos películas al mismo tiempo y contrataron a Richard Donner, el autor del clásico del horror La profecía, como director.

Superman: The Movie se convertiría en la película más costosa de la historia hasta ese momento, y al estrenarse en los cines en 1978, obtendría la aceptación tanto del público como de la crítica. Con un elenco conformado por el neófito Christopher Reeve y los veteranos Gene
Hackman y Marlon Brando (en una corta aparición), esta cinta no solo es la primera película de superhéroes de DC de gran presupuesto, sino también una de las mejores.


SALKINDVERSE: Este término se utiliza para referirse a las películas basadas en los personajes de DC producidas por Alexander e Ilya Salkind.


SUPERMAN  II   / 1980

Richard Donner había dirigido el 75 % de esta secuela, cuando sus desavenencias con los Salkind terminaron por convertirse en diferencias irreconciliables; Richard Lester (Help!, Los tres mosqueteros) fue el reemplazo a último minuto de Donner; y la crítica terminó elogiando la segunda parte de la historia del Hombre de Acero, al igual que el público (pese a que no superó los ingresos de taquilla de la cinta original).

26 años más tarde, Donner supervisó la restauración de su película original, la cual reintegró las tomas hechas con Brando, luego de la muerte del actor en el 2004. Superman II: The Richard Donner Cut se presentó en formato directo a video y obtuvo críticas positivas (se dedicó a Christopher Reeve, quien falleció el mismo año que Brando).

SUPERMAN  III   / 1983

Richard Lester regresó para esta tercera parte de la saga del Hombre de Acero, pero sin el enorme presupuesto otorgado a las dos películas anteriores. Esta cinta fue menos exitosa que sus predecesoras, y el tono humorístico de Lester –acentuado por el comediante Richard Pryor, quien interpreta a uno de los villanos– no fue bien recibido por los fanáticos.

SUPERGIRL / 1984

Dirigido por Jeannot Szwarc (Tiburón 2, Pide al tiempo que vuelva), este spin-off de Superman –que supuestamente ocurre luego de los hechos ocurridos en la parte III– no incluye al Hombre de Acero, pero sí a su prima. Este desastre de crítica y taquilla incluye a los veteranos Faye Dunaway y Peter O’Toole en papeles secundarios. Helen Slater, la actriz que encarnó a Superchica, más tarde se convertiría en la madre adoptiva de la Damisela de Acero en la serie de televisión.

SUPERMAN IV: THE QUEST  FOR  PEACE / 1987

La peor película del Salkindverse, no llega a involucrar a los productores originales (estuvo a cargo de los infames estudios Cannon) y es la última vez en la que Reeve encarna a Superman. Fue dirigida por Sidney J. Furie (Iron Eagle) y pese a que fueron eliminados más de cuarenta minutos de película debido a la reacción negativa en las proyecciones de prueba, terminó siendo igualmente destrozada por el público y la crítica, llegándose a considerar, de una manera exagerada, como una de las peores películas de todos los tiempos. Jon Cryer, quien interpreta al sobrino de Luthor, luego encarnaría a Lex en la serie de Supergirl.

SWAMP THING / 1982

THE RETURN OF SWAMP THING / 1989

Wes Craven, el autor de las películas de terror The Hills Have Eyes, The Last House On The Left y A Nightmare on Elm Street, fue el director de esta cinta de bajísimo presupuesto. Estaba basada en el personaje creado por Len Wein y Bernie Wrightson, acerca de un hombre que es asesinado, pero que revive como una monstruosa criatura del pantano en busca de venganza. Aunque fracasó en la taquilla, fue defendida por los críticos y obtuvo una segunda vida en el mercado del video casero. Esto llevó a la producción de una secuela, esta vez dirigida por Jim Wynorski (el autor de las cintas de explotación Dinocroc Vs. Supergator y Pirañaconda). El tono paródico de la primera parte se mantuvo y curiosamente, los críticos también la apoyaron.

SUPERMAN RETURNS / 2006

Diecinueve años después de la cuarta entrega de Superman, llega esta película dirigida por Bryan Singer (X-Men) que funciona como una tercera parte de la saga del Salkindverse, ignorando los hechos ocurridos en las partes 3 y 4, y con un elenco de actores completamente distinto (con excepción de Marlon Brando, quien aparece gracias a un material de archivo recuperado). Brandon Routh interpreta al Hombre de Acero regresando a la Tierra luego de cinco años de ausencia para descubrir que Lois Lane ha continuado con su vida. Routh luego encarnaría al superhéroe Atom en las series Arrow y DC’s Legends of Tomorrow.


BURTONVERSE: Este término se refiere a las películas del Hombre Murciélago dirigidas por Tim Burton y Joel Schumacher.


BATMAN / 1989

Nadie creía que el director y el protagonista de Beetlejuice iban a hacerle justicia al antihéroe creado por Bob Kane y Bill Finger. Su película fue una de las más taquilleras de la historia y fue elogiada por los críticos. La cinta de Burton se aleja de la parodia y del tono cómico de la serie de los años sesenta y nos muestra a un superhéroe oscuro y solitario que se enfrenta a su demente enemigo, el Joker (interpretado por un excelente Jack Nicholson).

BATMAN RETURNS / 1992

Más oscura y perversa que la anterior, la nueva entrega de Batman nos presenta a un Pingüino trágico y deforme (Danny DeVito) y a una Gatúbela sexy y peligrosa (Michelle Pfeiffer). Fue atacada por su violencia y tono adulto, lo que llevó a los ejecutivos de Warner a solicitarle a Burton que suavizara la próxima entrega y se inclinara a un tono más infantil y colorido. Burton renunció a dirigir la tercera parte y con él se fue Michael Keaton, quien regresará al manto del murciélago treinta años más tarde, en dos nuevas películas (Batgirl y The Flash), las cuales parten de los hechos ocurridos en Batman regresa.   

BATMAN  FOREVER / 1995

Burton sale de la franquicia y con él los proyectos de hacer una película de Catwoman y una cinta de Superman desarrollada en este universo. Su reemplazo fue Joel Schumacher, conocido por cintas oscuras como Día de furia, pero que aquí recupera el tono paródico y patético de la serie del 66. Val Kilmer reemplaza por única vez al Batman de Keaton y Chris O’Donnell asume el papel de Robin, el chico maravilla. Por su parte, Jim Carrey y Tommy Lee Jones encarnan a los villanos Acertijo y Dos Caras. Fue todo un éxito de taquilla, pero los críticos no la recibieron con mucho agrado.

BATMAN & ROBIN / 1997

Esta cuarta entrega es la peor de todas. George Clooney, quien poseía la presencia del Hombre Murciélago de los cómics, junto a Uma Thurman y Arnold Schwarzenegger, dos actores que habían demostrado tener la fuerza y el carisma para interpretar a los villanos Hiedra Venenosa y Mr. Freeze, sucumbieron a un pésimo guion y a una dirección casi inexistente por parte de Schumacher. O’Donnell destruyó su carrera repitiendo el papel de Robin y lo mismo se podría decir de Alicia Silverstone, quien aparece como una terrible Batichica. Pese a que fue destrozada por la crítica, Batman & Robin terminó siendo un éxito comercial. Sin embrago, la quinta entrega (que iba a llamarse Batman Unchained y cuyos villanos iban a ser el Espantapájaros y la Hija del Joker), fue cancelada.   

STEEL / 1997

El equivalente afroamericano de Superman fue encarnado por el basquetbolista Shaquille O’Neal y el resultado es una de las peores películas de superhéroes de la historia.  Que los fanáticos de los cómics no la conozcan, dice mucho sobre ella.

CATWOMAN / 2004

Esta es la peor película de superhéroes de todos los tiempos. Cuando el proyecto de realizar una película sobre Gatúbela con Michelle Pfeiffer se fue al traste, los ejecutivos de Warner decidieron contratar a Halle Berry (quien gustosa aceptó el premio Razzie a la peor actriz) y apartarse de una manera abismal del personaje original de los cómics. Todos los que amamos las cintas de superhéroes estamos de acuerdo con que este es un producto inepto, odioso y en extremo ridículo.


NOLANVERSE: Este neologismo se refiere a la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan y protagonizada por Christian Bale. 


BATMAN BEGINS / 2005

En un intento por recuperar el tono oscuro y emocional de las películas de Tim Burton, los estudios Warner contrataron al director Christopher Nolan y el resultado fue una estupenda trilogía que aborda los inicios del Caballero de la Noche con pretensiones de realismo. En esta primera entrega lo vemos enfrentado a la amenaza del Espantapájaros (Cillian Murphy) y el maléfico Ra’s al Ghul (Liam Neeson). 

THE DARK KNIGHT / 2008

Sin lugar a dudas, la mejor película de Batman hasta el momento y una de las mejores películas de superhéroes. La actuación póstuma de Heath Ledger como el Joker, le otorgó un merecido premio Óscar y el tono sociopolítico marcó un punto de inflexión en las películas del género. Aaron Eckhart interpreta a Dos Caras y Murphy regresa como El Espantapájaros.

THE DARK KNIGHT RISES / 2012

La trilogía a cargo de Nolan cierra con broche de oro e incluye a tres villanos: Tom Hardy como Bane (personaje que ya había aparecido como un ridículo secuaz de Hiedra Venenosa en Batman & Robin), Anne Hathaway como Gatúbela (una digna sucesora de Pfeiffer) y Marion Cotillard como Talia, la pérfida hija de Ra’s al Ghul. Gary Oldman, Michael Caine y Morgan Freeman repiten sus papeles como Alfred, Gordon y Lucius (los tres aliados de Batman en su lucha contra el crimen), y Joseph-Gordon Levitt encarna a John Blake, un extraño proto-Robin.


VERTIGO: La desaparecida línea de cómics para adultos de DC Comics tiene en su haber las siguientes adaptaciones cinematográficas.


CONSTANTINE / 2005

La película basada en el cómic Hellblazer cuenta las andanzas de John Constantine, un investigador de lo paranormal originario de Gran Bretaña e inspirado en el cantante Sting, quien aquí es interpretado por Keanu Reeves en una selección de casting absurda. La película no llega a los altos niveles de calidad de los cómics, pese a que goza de una excelente interpretación de Lucifer a cargo de Peter Stormare.

V FOR VENDETTA / 2006

Las hermanas Wachowski le brindaron la oportunidad a su colaborador Lewis McTeigue de dirigir su primera película y esta fue una sabia decisión. La adaptación de la miniserie ciberpunk escrita por Alan Moore es grandilocuente y explosiva (tanto en un sentido simbólico como literal). Natalie Portman realiza uno de los mejores papeles de su carrera como Evey Hammond, la joven que se cruza en el camino de V, un anarquista magníficamente interpretado por Hugo Weaving, quien no llega a descubrir su rostro en ningún momento.    

STARDUST / 2007

Antes de dirigir la inteligente deconstrucción del género conocida como Kick-Ass, Matthew Vaughn tomó las riendas de la adaptación de la novela gráfica de Neil Gaiman, la cual resulta ser un peculiar cruce entre La historia sin fin y La princesa prometida. Stardust es una adaptación respetuosa, aunque algo caótica e irregular.

THE LOSERS / 2010

El Escuadrón Suicida no es el único equipo de perdedores en el universo DC. Más que una película de superhéroes, esta es una película de acción cruda, ruda y violenta, hecha a la vieja usanza y que, para muchos amantes de las películas de DC, puede significar un grato descubrimiento. 

THE KITCHEN / 2019

Tres mujeres casadas con mafiosos asumen el control de una familia criminal irlandesa cuando sus esposos son llevados a prisión. Pese a que Elisabeth Moss, Melissa McCarthy y Tiffany Hiddish son tres grandes talentos, la cinta nunca llega a despegar, pese a su estupenda premisa.

WATCHMEN / 2009

Antes de convertirse en parte integral del DCEU, Zack Snyder adaptó uno de los mejores cómics de superhéroes de todos los tiempos, el cual nos muestra lo que sucedería si los superhéroes realmente existieran en nuestro mundo corrupto y complejo. El director intentó ser lo más fiel posible al espíritu del cómic de Alan Moore, pero algo se perdió en el camino.

JONAH  HEX / 2010

El rudo vaquero del rostro deforme se llevó a la gran pantalla con un elenco de lujo conformado por Josh Brolin, John Malkovich, Michael Fassbender y Michael Shannon. Sin embargo, ellos no pudieron salvar a esta cinta de la perdición. Todo un desperdicio.

GREEN LANTERN / 2011

La cinta protagonizada por el popular héroe espacial de DC no es tan mala como nos hacen pensar, pero eso no quiere decir que sea una buena película. Ryan Reynolds, antes de convertirse en un popular antihéroe para la competencia, encarnó a Hal Jordan, un osado piloto de pruebas convertido en policía intergaláctico. El fracaso de Linterna Verde llevó a los ejecutivos de Warner a descartar la posibilidad de una secuela y a pensar en un proyecto diferente y más ambicioso. 


DCEU (SNYDERVERSE): Estos términos son utilizados para referirse al universo extendido de películas interconectadas de DC, pero también al universo concebido en gran parte por el director Zack Snyder.


MAN OF STEEL / 2013

Buscando emular las películas interconectadas del universo de superhéroes de Marvel, los estudios Warner le dieron vía libre a Zack Snyder (Amanecer de los muertos, 300), para entregar una nueva versión del Hombre de Acero, esta vez encarnado por Henry Cavill y con un guion coescrito por Christopher Nolan. Aquí, la historia de Superman se vuelve a relatar y el villano central no llega a ser Lex Luthor, sino el General Zod (Michael Shannon), otro sobreviviente del planeta Kriptón, a quien Terence Stamp había interpretado en Superman II.  Man Of Steel llegó a ser un discreto éxito comercial, pero la crítica atacó la falta de profundidad de los personajes, así como un tono oscuro que corresponde más a una película de Batman que a una de Superman. 

BATMAN V SUPERMAN: DAWN OF JUSTICE / 2016

Apresurados por equipararse con el universo cinematográfico de Marvel, los estudios Warner entregaron una cinta pesada y en extremo caótica. En vez de inclinarse por una segunda parte de Man of Steel o una cinta con el nuevo Batman en solitario (encarnado esta vez por Ben Affleck), Zack Snyder enfrentó al Hombre de Acero y al Caballero de la Noche en un duelo inspirado en el cómic Dark Knight Returns, e introdujo a La Mujer Maravilla (Gal Gadot) y a un nuevo y más joven Lex Luthor (Jesse Eisenberg). Aquaman (Jason Momoa), Flash (Ezra Miller), Cyborg (Ray Fisher) y el poderoso villano Doomsday, quien en los cómics y en esta película llegó a matar a Superman, también se hacen presentes. Batman V Superman no es una película terrible, pero el público la terminó odiando más que los críticos.

SUICIDE SQUAD / 2016

Junto con Superman IV, Batman & Robin, Steel y Catwoman, esta es una de las peores películas de superhéroes de todos los tiempos. David Ayer, autor de End of Watch (uno de los mejores policíacos de todos los tiempos) y de Fury (una de las mejores películas de guerra de los últimos veinte años) asume este megadesastre sobre un grupo de supervillanos reclutados por Amanda Waller (Viola Davis es una de las pocas cosas rescatables de esta cinta) para detener a una arqueóloga poseída por un ser demoniaco. Will Smith se ve cansado como Deadshot, Jared Leto es un Joker que da pena ajena y Margot Robbie intenta salvar lo insalvable como Harley Quinn, en este remedo de película.

WONDER WOMAN / 2017

Patty Jenkins (Monster) hace un buen intento al llevar por primera vez a la pantalla grande a la Mujer Maravilla (que inmortalizó Lynda Carter en la popular serie de televisión). Gal Gadot sorprende encarnando a la poderosa amazona y Chris Pine hace un simpático papel como Steve Trevor, el eterno enamorado de Diana. Sin embargo, los mediocres efectos especiales y la ausencia de los otros personajes del DCEU, son sus puntos débiles. La interesante vida del creador de esta superheroína fue retratada en la fascinante cinta Professor Marston And The Wonder Women (2017).

JUSTICE LEAGUE / 2017

Justo cuando Wonder Woman había tratado de salvar este malogrado universo, llega de nuevo el desastre. La primera película sobre el icónico equipo de superhéroes se ve interrumpida por una tragedia personal ocurrida al director Zack Snyder, y este fue reemplazado a último minuto por Joss Whedon, quien había logrado maravillas con las dos películas de Avengers, el equipo de superhéroes de la competencia. Whedon maltrató a sus actores, volvió a filmar gran parte de la película y el resultado fue un producto débil, ridículo y muy poco sorprendente. Snyder retomó el material filmado y, al igual que Richard Donner, presentó su propia versión, una cinta mucho más épica, extensa y oscura, que, sin lugar a dudas, es mucho mejor que la de Whedon.

AQUAMAN / 2018

Aunque el público adoró la primera película sobre el superhéroe acuático de DC (Namor, el equivalente de Marvel, todavía no ha hecho su debut en el cine), lo cierto es que la cinta dirigida por James Wan (El conjuro, Rápido y furioso 7) tiene muchos defectos. La química entre Jason Momoa y Amber Heard, quien encarna a Mera (su contraparte romántica), es casi inexistente. Los efectos especiales no son de lo mejor, y los villanos Black Manta (Yahya Abdul-Mateen II) y Orm, el envidioso hermano de Aquaman (Patrick Wilson), son tan solo bosquejos.

SHAZAM! / 2019

El director David F. Sandberg (Lights Out) presentó esta encantadora cinta cuando todos dudaban del futuro del DCEU, lo que significó una especie de redención. Zachary Levi hace un muy buen papel interpretando al niño en el cuerpo de un adulto superpoderoso, y el cambio de tono (Snyder todo lo hace depresivo y oscuro) se agradece con creces. Mark Strong (quien ya había encarnado al villano Sinestro en la fallida cinta de Green Lantern), interpreta al malvado Dr. Sivana, el principal enemigo del Capitán Marvel, que ahora se hace llamar Shazam, para no confundir al público con la competencia.

BIRDS OF PREY / 2020

El grupo de superheroínas urbanas de DC ya se había llevado antes a la televisión con desastrosas consecuencias. La versión para cine no llega a ser tan terrible como su predecesor, pero se acerca peligrosamente. Esta cinta parece el resultado de dos guiones fusionados a la fuerza, ya que Harley Quinn se roba el show y ella nunca hizo parte de las Aves de Presa. Sin embargo, ella es lo único realmente rescatable de este producto efímero.

WONDER WOMAN 1984 / 2020

La secuela de Wonder Woman posee las mismas cualidades (sentido del humor, carisma de sus protagonistas) y los mismos defectos (malos efectos especiales, villanos poco interesantes) de la primera entrega. Sin embargo, la Mujer Maravilla es de lo mejor en el decadente universo cinematográfico extendido de DC.

THE SUICIDE SQUAD / 2021

La secuela de la peor película del DCEU es lo mejor del DCEU. El director James Gunn (Guardianes de la Galaxia) supo capturar el nihilismo, el humor negro y la dinámica particular de este grupo de patéticos villanos convertidos en antihéroes, y confeccionó una delirante e hilarante fusión entre el teatro del absurdo, el teatro de la crueldad y el cine de explotación.  

JOKER / 2019

Dos clásicos de Martin Scorsese (Taxi Driver y El rey de la comedia) son reciclados por Todd Phillips, para contar la historia del supervillano más famoso de todos los tiempos y, al mismo tiempo, realizar un interesante ensayo sobre la locura. Joaquin Phoenix obtuvo un merecido Óscar por su interpretación del trágico guasón, siendo la segunda vez que dos actores reciben el premio de la Academia por interpretar a un mismo personaje (la primera fue con Marlon Brando y Robert DeNiro por encarnar a Vito Corleone en El padrino).  

THE BATMAN / 2022

Lo que en un principio iba a ser la película del Batman en solitario del DCEU, se convierte en una cinta neo noir que le rinde homenaje a las siglas de la editorial (DC viene de Detective Comics). Robert Pattinson interpreta a un Batman joven e inexperto que se une al comisionado Gordon (Jeffrey Wright) para seguir las pistas que conducirán a la captura de un asesino en serie que se hace llamar El Acertijo (Paul Dano más demente que nunca). En el camino, el Detective Murciélago se encontrará con El Pingüino (un irreconocible Colin Farrell) y con Catwoman (una estupenda Zöe Kravitz).   

CONTENIDO RELACIONADO