diciembre 27, 2022

Glass Onion: Un Misterio de Knives Out

Un elenco de lujo, un detective muy particular y algo de sátira social hacen de esta cinta de misterio toda una delicia para los amantes del género

Rian Johnson 

/ Daniel Craig, Janelle Monáe, Edward Norton, Kate Hudson, Dave Bautista, Kathryn Hahn, Jessica Henwyck, Leslie Odom Jr.

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Netflix

Luego de realizar Looper, toda una obra maestra de la ciencia ficción y los viajes en el tiempo, el director Rian Johnson fue vapuleado por revitalizar la franquicia de La guerra de las galaxias con El último Jedi, una cinta emocionante, entretenida y colmada de sorpresas, así los amargados digan lo contrario.

De una manera ambiciosa e inteligente, Johnson decidió crear su propia franquicia, inspirado en el juego de Clue y en las novelas de misterio de Sir Arthur Conan Doyle, Agatha Christie, G.K. Chesterton y Georges Simenon. Es así que Johnson creó a Benoit Blanc, un personaje en la tradición de Sherlock Holmes, Hercules Poirot, Mrs. Marple, el Padre Brown y Jules Maigret. Que Daniel Craig, nada menos que James Bond, interpretara a este detective privado, fue la cereza del pastel. 

Entre navajas y secretos fue una grata sorpresa para los amantes de los libros y las películas de misterio, y le dio un nuevo respiro a la cansada estructura narrativa del whodunit, término utilizado en los dramas policíacos para referirse a las historias en las que un detective excéntrico y erudito, intenta resolver un crimen y descubrir al culpable entre un grupo de sospechosos variopintos.

Ahora, gracias a Netflix, el detective con acento y vestimenta particulares, regresa para resolver un nuevo misterio en una secuela titulada Glass Onion (cebolla de cristal) que hace referencia a una canción de los Beatles y que, como su predecesora, está conformada por un elenco de lujo.

Blanc es invitado a una isla privada, propiedad de Miles Bron (Edward Norton), un magnate de la tecnología inspirado en Steve Jobs, Bill Gates, Jeff Beezos, Richard Branson y Elon Musk, todos en uno. Bron invitó a sus amigos y socios para resolver el misterio de su asesinato. Lo curioso es que él sigue vivito y coleando.

El grupo de amigos llamado por Bron “los disruptores” (aunque un nombre más apropiado pudo haber sido “los cancelados”), está conformado por la fashionista Birdie Jay (Kate Hudson), el hombre de ciencia Lionel Toussaint (Leslie Odom Jr.), el musculoso y tatuado influencer Duke Cody (Dave Bautista), y la congresista Claire Debella (Kathryn Hahn). Los acompañan Peg (Jessica Henwick), la asistente de Birdie; Whiskey (Madelyn Cline), la sexy novia de Duke; y Andi Brand (Janelle Monáe), la ex socia de Bron con quien tuvo una separación más que amarga.

Lo curioso es que Andi haya respondido a la invitación, ya que lo odia a muerte. Más curioso aún es que Bron no haya invitado a Blanc a la reunión. Pero ¡qué importa! Hay un misterio por resolver y uno de los más grandes detectives está a cargo de ello.    

Como la película de Clue o la comedia Murder by Death, el whoduunit de Johnson se acerca más a la parodia que al canon. La extravagante Glass Onion está colmada de buenas actuaciones (especialmente Craig y Hudson), un guion astuto y bien armado (como todo lo que hace Johnson), una serie de apariciones sorpresivas, giros inesperados y un punzante comentario social sobre los tiempos oscuros que vivimos. Puede que peque de excesiva y grandilocuente, pero nunca llega a ser un insulto a la inteligencia.