septiembre 2, 2022

Eliseo Tapia, voz experta en la música cristiana

El productor y ejecutivo mexicano reflexiona sobre la evolución de este sector en la industria global

Por  ESTEFANI CASTAÑEDA

David Teran

La industria musical ha experimentado una avalancha de cambios en las últimas décadas, y con dichos cambios vino la revolución de géneros musicales, la fusión de ritmos, su difusión y el alcance de las audiencias; redefinieron la industria, desde lo local hasta lo global.

En ese sentido, el papel de los productores, ingenieros de masterización e ingenieros de audio nunca fue más importante, y ahora han salido del anonimato para asumir un papel más activo en la promoción de la música.

Nombres como el de Eliseo Tapia Olivares no pasan desapercibidos dentro de la industria; durante la entrega de los Premios Tu Música Urbano 2022, organizados por Telemundo, el productor mexicano acompañó a Alex Zurdo para ver los frutos de ese esfuerzo con el galardón a Mejor Artista Cristiano, que se llevó el rapero puertorriqueño.

Más de 18 años en la industria respaldan la labor de Eliseo Tapia, específicamente dentro de la música cristiana, un sector de enorme influencia en la industria mundial. “En Estados Unidos es un género más, sin etiquetas. Eso hace que suene en la radio y que las marcas quieran asociarse con artistas cristianos”, asegura.

Sin embargo, en América Latina, la escena de música cristiana se encuentra aún en desarrollo; “la digitalización ha abierto oportunidades, pero aún falta mucho camino por abrir”, añade. “Los tiempos están cambiando, estuve en Puerto Rico en los Premios Tu Música Urbano 2022, y por primera vez dieron espacio para un performance de música cristiana en telecast, esto es algo histórico”, dice el productor oaxaqueño sobre la actuación de Alex Zurdo, Indiomar y Amara para interpretar ‘A pesar de mí’, del álbum UNO (2021), producido por Tapia.

UN EQUIPO QUE TRIUNFA: Funky, Alex Zurdo y Redimi2 han contado con la producción de Eliseo Tapia para abrir nuevos y exitosos caminos en la música cristiana.

Además de trabajar como productor para proyectos de talla internacional como Marcos Witt (ganador de 5 Latin Grammy) o Marcos Vidal (con quien ganó un Latin Grammy en 2016 a Mejor Álbum Cristiano en Español por 25 Años), también se ha desempeñado como promotor de eventos, road manager, tour manager y manager; actualmente es considerado uno de los ejecutivos de la música cristiana en español con más influencia.

“Por años la música cristiana en Latinoamérica se movió como una cultura informal, casi invisible. Millones de personas la escuchaban sin estar disponible en tiendas de discos normales, solo estaba disponible en librerías cristianas o en iglesias”, recuerda. “La distribución era limitada, pero la música tenía un gran potencial. Por ejemplo, aún con esta limitante, en 1999 Marcos Witt llenó el Estadio Azteca, demostrando el gran alcance y potencial que la música tenía desde aquel entonces”.

No obstante, la música cristiana ha estado en la industria desde mucho tiempo atrás. Engendrada en el góspel, la música espiritual o evangelista, tuvo su primer auge durante la década de 1930, alcanzando gran popularidad en EE.UU. gracias a las iglesias protestantes del siglo XVIII. Aunque retrataba principalmente pasajes bíblicos cantados por coros de hasta 30 personas con un estilo muy particular, con el paso del tiempo el mensaje se expandió por todos los géneros, haciendo de la música cristiana actual, una escena rica en talento y versatilidad.

“La industria musical cristiana ha explotado, y actualmente es, inclusive, más grande y genera más ingresos que el jazz. La definiría como música que sana y más allá de la religión, inspira a tener una vida con buenos valores. Contrario a lo que se veía antes, también aporta a la industria global en composición y producción de alta calidad, poniendo un alto estándar para la industria”, asevera Tapia, quien también ha trabajado con Redimi2, Kike Pavon, Funky, Christine D Clario, Majo y Dan, Barak, Biper y la agrupación Rojo, con la cual fue nominado como Mejor Productor en los Dove Awards de 2019.

“Actualmente hay artistas con carreras consolidadas y una audiencia fuera de lo cristiano que se han convertido al cristianismo y han usado esa plataforma para compartir mensajes de fe y esperanza. Por ejemplo, Ricardo Montaner y Juan Luis Guerra. Ambos han abierto espacios importantes en la industria global para la música cristiana”, resalta Tapia.

“Estamos produciendo muy buena música, con mucho ritmo y que al mismo tiempo acompaña a la gente en momentos de dolor; se puede hacer buena música sin decir malas palabras o denigrar a las mujeres”. Casos como los de Fermín IV (exintegrante de Control Machete) o Vico C, son solo algunos de los primeros nombres que resonaron dentro de la música urbana por transformar sus líricas con mensajes cristianos. “Parte del prejuicio que el público tiene sobre la música cristiana es que piensan que se trata de alguien cantando con una guitarra o piano alguna balada, ahora se ha diversificado y tenemos beats y ritmos igual de pegajosos que la industria en general”, señala el productor.

Muestra de ello es precisamente UNO, su reciente y más ambicioso proyecto, formado por Alex Zurdo, Funky y Redimi2. En él busca marcar un parteaguas dentro de la escena de música urbana, llamando la atención de personalidades influyentes del gremio como Yandel. “Creo que el éxito de UNO tiene que ver con la forma integral en la que se manejó, empezando por la composición de las canciones, estrategia de marketing, comunicación visual, producción musical y de video, de alta calidad”.

TODO UN CONOCEDOR: Tapia ha ejercido múltiples funciones en la industria de la música, y eso le permite una perspectiva tan amplia como profunda de este negocio.

El tema que da título al disco ya alcanza más de 10 millones de visualizaciones en la cuenta de YouTube de Redimi2; otros temas, como ‘A pesar de mí’, suma más de 32 millones de reproducciones, en la misma plataforma.

Algunos de los videoclips fueron dirigidos por Antonio Roma, reconocido por su trabajo con artistas del nivel de Piso 21, Cristian Nodal, Los Tigres del Norte, Marco Antonio Solis y Danna Paola. “Las ideas creativas que el equipo de Antonio Roma trajo al proyecto fueron algo poco visto dentro de la industria cristiana, y creo que a eso se debe parte del éxito tan grande que tuvo el álbum. Me siento muy honrado de haber sido parte de eso”.

En respuesta al gran éxito alcanzado con su trabajo, Eliseo Tapia se ha comprometido no solo a enriquecer la industria de la música cristiana en México, profesionalizando la calidad de las producciones, sino también a revolucionar el paradigma musical a través de líricas con un mensaje esperanzador que ayude al público a reactivar los lazos humanos y espirituales.   

Trending