Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

El CEO de Spotify afirma que el costo de producir contenido es “cercano a cero”

Los comentarios de Daniel Ek han enfurecido a la comunidad creativa.

Por  PATRICIA GUERRERO

junio 4, 2024

Patrick T. Fallon/Bloomberg/Getty Images

Daniel Ek, director ejecutivo de Spotify, se ha vuelto objeto de críticas por parte de artistas y melómanos por sus recientes declaraciones. 

A través de su cuenta de X, Ek compartió una reflexión sobre la perdurabilidad de la música, sugiriendo que ahora es más fácil crear “contenido” con un costo “cercano a cero” gracias a la tecnología moderna. “Si bien gran parte de lo que vemos y escuchamos rápidamente se vuelve obsoleto, hay ideas atemporales o incluso piezas musicales que pueden seguir siendo relevantes durante décadas o incluso siglos”, continuó.

Las declaraciones desataron reacciones negativas en muchos usuarios, con numerosas respuestas que resaltan las dificultades que aún se enfrentan al intentar dedicarse a una carrera como artista.

James Thornhill, periodista y fundador de Proxy Music, respondió: “Hacer música cuesta: tiempo, habilidades, tiempo de estudio, masterización. Este tipo está totalmente desconectado”.

Las críticas a los comentarios de Ek surgen después de que Spotify confirmara ganancias récord de más de mil millones de euros, luego de despidos de personal y aumentos en los precios de suscripción. A finales del 2023, Spotify anunció que reduciría su fuerza laboral en un 17% para ahorrar costos, por tercera vez en el año. Además, el servicio de streaming oficialmente desmonetizó todas las canciones de la plataforma con menos de 1,000 reproducciones.

La coalición Future of Music declaró que el costo de crear discos todavía puede ser muy costoso, “en especial si te preocupas por pagar a tus colaboradores de manera justa”.

Te podría interesar: El nuevo modelo de regalías de Spotify disminuye los pagos a artistas

Luego de unos días, Ek intentó aclarar su punto en una nueva publicación, expresando que no intentaba devaluar “el tiempo, el esfuerzo o los recursos involucrados en la creación de obras significativas”.

“Lo que más me interesaba explorar era cómo, en este entorno de creación constante, podemos identificar y garantizar que las ideas y obras de arte audaces, emocionantes y que cambian el mundo no se pierdan en el ruido”, dijo, asegurando que “la importante caída del costo de las herramientas de creación (micrófonos, portátiles, cámaras) ha provocado una explosión sin precedentes en el volumen de lo que la gente es capaz de producir”.