Discográficas demandan a empresas de IA por infracción de derechos de autor

Los generadores de música Suno y Udio son acusados de robar música para “escupir” material similar.

Por  PATRICIA GUERRERO

junio 25, 2024

Adobe Stock

Las tres discográficas más grandes de la industria musical han presentado demandas contra dos empresas de inteligencia artificial, alegando infracción de derechos de autor.

Universal Music Group, Sony Music y Warner Music Group afirman que Suno y Udio utilizaron las grabaciones de los sellos para entrenar sus modelos de inteligencia artificial sin permiso “a una escala casi inimaginable”. Suno y Udio son dos de los generadores de música de inteligencia artificial más prominentes, presumiendo la capacidad de crear música, letra y voz en cuestión de segundos.

Lanzada apenas en abril, Udio ganó gran popularidad cuando el productor estadounidense Metro Boomin utilizó el programa para crear ‘BBL Drizzy’, una parodia de los diss tracks entre Kendrick Lamar y Drake.

Las demandas señalan que las canciones generadas por Suno y Udio tienen un gran parecido a temas como ‘Billie Jean’ de Michael Jackson, ‘All I Want For Christmas Is You’ de Mariah Carey, ‘Dancing Queen’ de ABBA, ‘My Girl’ de The Temptations, ‘American Idiot’ de Green Day y más. Además, declaran que las empresas “no podrían haber construido un modelo capaz de producir audio tan similar a las grabaciones protegidas por derechos de autor sin el acto inicial de copiar esas grabaciones”.

En un comunicado de prensa, Ken Doroshow, director jurídico de la Asociación de la industria discográfica de América (RIAA) que representa a las tres disqueras, añadió: “Estos son casos claros de infracción de derechos de autor que implican la copia sin licencia de grabaciones sonoras a escala masiva. Suno y Udio están intentando ocultar el alcance total de su infracción en lugar de poner sus servicios en una base sólida y legal”. Las demandas aseguran que los softwares roban música para “escupir” material similar y piden una compensación de 150,000 dólares por canción. 

Te podría interesar: El costo ambiental de la Inteligencia Artificial

CONTENIDO RELACIONADO