Cristian Aldana grabó un disco evangélico desde la cárcel

El líder de El Otro Yo está en el Penal de Marcos Paz, condenado a 22 años de prisión por corrupción de menores de edad

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Cristian Aldana durante el juicio, en 2019

Javier Heinzmann

A punto de cumplirse tres años del juicio que lo condenó a 22 años de prisión por los cargos de corrupción de menores, Cristian Aldana grabó y presentó un disco evangélico desde la cárcel

“Desde el Penal de Marcos Paz, llega esta nueva música a romper corazas de resentimiento y odio, desde el corazón humilde y el perdón”, dice el mensaje compartido en la cuenta de Facebook de El Otro Yo para difundir las canciones definidas como “milagrosas”. En el posteo, un link te lleva a una playlist de YouTube con los tracks de Que Dios Te Bendiga, el nombre que Aldana le puso a este proyecto. 

El mensaje publicado en la red social también decía “contra todas las dificultades y tristezas, con apenas una computadora destartalada, sonando mejor que muchas cosas grabadas afuera”. En el final, con mayúsculas, pidieron un “JUICIO JUSTO PARA CRISTIAN ALDANA”. 

“Gente cruel”, “Lejano oeste” (que habla de “un desierto de tumbas y facas”, describiendo de alguna manera la cárcel donde está) y “Libro de vida” son algunos de los temas subidos a YouTube con lyrics video. 

Cristian Aldana en el juicio por corrupción de menores, en 2019. Foto de Javier Heinzmann

El juicio que Aldana enfrentó en 2019, luego de ser detenido en 2016, resultó un hecho histórico para el rock argentino: significó la primera vez que un músico fue condenado a prisión por denuncias de abuso sexual de parte de sus fans. En un video que se convirtió viral en 2016, tres mujeres denunciantes de Aldana contaron a cámara lo que vivieron; luego hubo más testimonios en la web #YaNoNosCallamosMás y, después de un largo camino judicial en el que las mujeres tuvieron que contar y revivir las vejaciones a las que habían sido sometidas, llegó la sentencia judicial. «Que esta sentencia sea una puerta abierta para todes quienes sufrieron abuso sexual en la infancia, en la adolescencia o violencia de género no tengan miedo de hablar», dijo Ariell Carolina, una de las denunciantes que decidió hacer público su relato. 

«Estoy convencido de que antes de que comenzara el juicio ya estaba condenado porque soy un condenado mediático», dijo Aldana en sus palabras finales en el juicio. Sostuvo su cartel de «Sin defensa no hay juicio» y dijo: «Soy un trofeo de guerra, ser un músico del rock independiente con una clara solidaridad política con la música y las bandas me convierte en un trofeo de guerra».