Cómo ‘Not Like Us’ de Kendrick Lamar ayudó a jóvenes kenianos a liderar una protesta en su país

El rapero local Sabi Wu sampleó la canción de Lamar para escribir un himno oponiéndose al proyecto de ley de impuestos del gobierno de Kenia.

Por  KUI MWAI

julio 11, 2024

KALOI MAXWELL

Como muchos países africanos colonizados en el siglo XX, Kenia ha luchado por encontrar su base diplomática en las décadas transcurridas desde su independencia. La nación del este de África se separó exitosamente del dominio británico en 1962, y un pequeño círculo de kenianos ricos e influyentes rápidamente tomó el poder. Confiaron en sus conexiones con las superpotencias occidentales y en los efectos perjudiciales del colonialismo para mantener su poder. Aunque esa estrategia ha funcionado — Kenia aún no ha visto un presidente que no esté conectado a este círculo — no ha estado libre de conflictos. La nación se ha encontrado en estados de disturbios civiles a medida que continúa creciendo la brecha entre los órganos de gobierno del país y su gente.

Ahora esto se ha vuelto intolerable y la generación Z de Kenia está harta.

El mes pasado, los jóvenes kenianos tomaron las redes sociales con el objetivo de manifestarse contra el proyecto de ley de finanzas del país de 2024, que proponía aumentar los impuestos sobre una cantidad alarmante de artículos cotidianos, desde tampones hasta pan. El uso del hashtag #RejectFinanceBill2024 para unirse fue un enfoque de activismo sin precedentes para los kenianos, el cual inspiró tanto la atención internacional como la unidad nacional, y dio origen a una canción de protesta viral que muestra el tema sampleado de Kendrick Lamar, ‘Not Like Us’.

Te puede interesar: Kendrick Lamar lanza video oficial de ‘Not Like Us’

‘Reject Hio Bill’, la canción del rapero local Sabi Wu, se ha convertido en el tema de un movimiento que pide un cambio en el gobierno de Kenia.

‘’La canción representa los sentimientos de los jóvenes kenianos como yo, que vivimos en tiempos económicos difíciles’’, le dice Wu a Rolling Stone por correo electrónico. “La Generación Z siempre ha sido ignorada, pero hemos demostrado que tenemos voz a través de las protestas masivas a las que he asistido y apoyado”.

Wu dice que la ‘’naturaleza combativa y acusatoria’’ de ‘Not Like Us’ de Lamar proporcionó el contexto perfecto para su propia interpretación, que representa cómo se sienten realmente los kenianos acerca de su gobierno. ‘’Improvisé el coro y el primer verso en menos de 15 minutos y lo publiqué en las redes sociales sin esperar nada’’, explica el rapero. ‘’A la gente le gustó tanto que completé y lancé la canción después’’. La canción ha sido utilizada por miles de personas en sus publicaciones sobre y desde las protestas.

Las protestas comenzaron hace unas semanas cuando jóvenes kenianos, indignados por el proyecto de ley de finanzas y que ya estaban luchando en medio del deterioro de la moneda del país tras la pandemia de Covid-19, marcharon hasta el distrito comercial central de Nairobi para un maandamano (la palabra Swahili para protesta), mientras el presidente de Kenia, William Ruto, y los miembros parlamentarios se estaban preparando para votar sobre el proyecto de ley.

Aunque las protestas fueron inicialmente pacíficas, las tensiones aumentaron rápidamente. Los asistentes aumentaron en número y sufrieron violentas represalias por parte de la policía de Kenia. Algunos manifestantes rompieron los bloqueos e irrumpieron en el parlamento, en un acto inquietantemente similar a los acontecimientos del 6 de enero de 2021 en los EE. UU. La Comisión de Derechos Humanos de Kenia anunció que 39 personas murieron y cientos resultaron heridas o recibieron gases lacrimógenos, incluida la hermana del ex presidente estadounidense Barack Obama, la Dra. Auma Obama.

‘’Honestamente, fue aterrador’’, dice en un correo electrónico Ezra Ruto, un joven keniano que se encontraba en la primera fila. “Muchos de nosotros, incluido yo mismo, sufrimos los gases lacrimógenos y las balas de goma que nos lanzó la policía por ejercer nuestros derechos constitucionales”.

Pero con ‘Reject Hio Bill’ de Wu como soundtrack, las protestas parecen haber funcionado: el presidente Ruto, que inicialmente se mostró indiferente ante la reacción, finalmente aceptó y anunció el 27 de junio que no firmaría el proyecto de ley, según la BBC.

LUIS TATO/AFP/GETTY IMAGES

Fue una victoria extraordinaria, pero los jóvenes kenianos dicen que la lucha no ha terminado. Atormentada por las vidas perdidas y los problemas más profundos arraigados en la democracia de Kenia, la población de la Generación Z del país ahora quiere que el presidente Ruto sea destituido de su cargo y están dispuestos a seguir manifestándose hasta que su gobierno refleje sus necesidades e ideales.

‘’En Kenia, la política siempre ha sido tribal’’, dice Wu. ‘’Eso era lo que siempre solía unir a la gente, pero nosotros, los jóvenes, hemos elegido estar unidos y sin tribus. Esto es lo que nos ha empoderado. Esto es realmente para el pueblo y por el pueblo. Todo esto ha provocado un cambio real y ha cimentado una nueva era en la política de Kenia.’’

Según Tom Osborn, CEO del Instituto Shamiri, una organización sin fines de lucro comprometida a hacer que el apoyo a la salud mental sea accesible en Kenia y en toda África, cualquier nueva era política en el país debe incorporar a los jóvenes del país y defender los esfuerzos que los empoderen después de años de abandono.

‘’Muchos jóvenes kenianos sienten que no tienen una oportunidad justa de hacer realidad los resultados de sus vidas’’, dice Osborn. Recomienda inversiones en el desarrollo de la juventud, el acceso ‘’basado en el mérito’’ a la educación y las oportunidades profesionales, y abordar la crisis de salud mental como pasos necesarios para cerrar la brecha entre los jóvenes y el gobierno.

‘’Para la Generación Z, la validación y el reconocimiento de sus luchas son cruciales. No se trata sólo de resolver los problemas; se trata de reconocer y sentir empatía por las dificultades que enfrentan. La falta de esta validación ha intensificado sus sentimientos de alienación y abandono’’, dice Osborn.

‘’Na ni ndo tunavote, na ni si tunachagua’’, rapeó Wu en su desafiante tema. ¿Su traducción? ‘’Somos los que elegimos, somos los que votamos’’.

Te puede interesar: Los resultados están aquí: Kendrick Lamar ganó la gran guerra del rap